Barones exprés, bendiciones, reciclajes, nuevos liderazgos y batallas calientes

Barones exprés, bendiciones, reciclajes, nuevos liderazgos y batallas calientes

Varios intendentes que asumieron en 2015 preparan las valijas. En algunos municipios, la pelea será voto a voto. Jefes y jefas emergentes y sucesores a dedo.

Este domingo, al ritmo de las definiciones en los órdenes nacional y provincial, en los 135 distritos bonaerenses se conocerá quiénes tendrán la responsabilidad de conducir los municipios por los próximos cuatro años. Las PASO dejaron armado un escenario que, si los guarismos fueran similares, podría reestructurar el mapa de colores de la provincia de Buenos Aires. En esta nota, los intendentes que podrían tropezar en su intento de la renovación, los que están cerca de robarles el traje, cuáles son los ex jefes comunales que volverían y dónde la incertidumbre sobrevolará la jornada electoral.

DE PASO. Las primarias le marcaron la puerta de salida a un importante grupo de jefes comunales que quedaron al borde de perder la conducción de sus municipios. La mayoría responde a Juntos por el Cambio y llegó a los despachos municipales en 2015.

 En el conurbano, el macrista Nicolás Ducoté (Pilar) cosechó un 34,95% de los votos, menos de 15 puntos que el candidato de Todos, Federico Achával, quien, con el 50,6 % de los sufragios, se perfila como su reemplazante.

Un horizonte similar asoma en Morón. Allí, el ex esposo de la gobernadora María Eugenia VidalRamiro Tagliaferro, con el 38,31% de los votos, cosechó 13 mil sufragios menos que ex jefe comunal Lucas Ghi, representante del Frente de Todos.

Otro barón PRO que afronta un panorama electoral complejo para sus expectativas de ser reelecto es Diego Valenzuela (Tres de Febrero). A pesar de haber sido el candidato más votado, el Frente de Todos obtuvo un 48,73% del total de votos, 12 puntos por encima del oficialismo. Aquí se abrió una posibilidad para el diputado provincial de La Campora Juan Debandi.

Un escenario parecido afronta Néstor Grindetti de Lanús. Si bien pudo mantener la supremacía al ubicarse como el candidato que más respaldo consiguió en las primarias, el Frente de Todos lo superó en más de 39 mil votos en la suma global de la interna. El concejal y ex diputado nacional Edgardo Depetri intentará retener los votos totales de su espacio para desbancar al macrismo del municipio.

También Martiniano Molina llega con pocas chances de conseguir su reelección. El cocinero se quedó con 114.823 votos y se ubicó liderando la batalla individual. Sin embargo, el Frente Todos consiguió 189.994 emisiones, resultado que arroja la suma de los seis precandidatos. El domingo, el jefe comunal se cruzará con la diputada nacional de La Cámpora Mayra Mendoza, que deberá fidelizar los guarismos de Todos para convertirse en la primera intendenta mujer del distrito.

 El mapa amarillo también sufrió algunos golpes en el interior bonaerense. En Bahía Blanca, el macrista Héctor Gay fue sacudido por el caudal de votos que recibió el peronismo. Si bien el intendente se quedó con el triunfo, su adversario inmediato, el senador por Unidad Ciudadana Federico Susbielles, quedó muy cerca, a sólo 4.445 votos.

También Pablo Petreca, de Junín, tuvo un llamado de atención en las urnas. Fue el candidato más votado, con 23.268 sufragios, pero el Frente de Todos lo superó por más de seis mil votos y ubicó al ex intendente Mario Meoni como su rival en las urnas, quien podría destronarlo si lograse quedarse con el respaldo de su adversaria interna.

En Baradero, la intendenta Fernanda Antonijevic quedó al borde de perder la intendencia. El frente peronista sacó 12.559 votos, casi el doble de lo obtenido por la representante de Cambiemos, que cosechó 6.274. Esteban “Tito” Sanzio fue quien se quedó con la interna del Frente de Todos con 5.712 votos y vaticina que podrá retener los sufragios de sus tres adversarios internos, quienes, juntos, sumaron 6.847.

En Bragado, el intendente Vicente Gatica fue el candidato más votado en el distrito con 10.762 respaldos. Sin embargo, el triunfo se lo quedó el Frente de Todos, dado que en términos globales aglutinó mayor cantidad de sufragios, 13.445. La interna peronista la ganó el empresario Sergio Barenghi, quien proyecta poder retener los votos que consiguieron sus adversarios. 

Un escenario similar deberá afrontar el radical Oscar Cappelletti en Brandsen. Fue el candidato más votado en el combate de agosto al conseguir 6.696 votos, pero el Frente de Todos fue el espacio más votado. Los tres candidatos que jugaron bajo el paraguas peronista alcanzaron el respaldo de 10.486, caudal que el ex intendente Gastón Arias deberá retener para poder volver a conducir el distrito.

También el radical Jorge Nedela, que conduce Berisso, quedó complicado tras las PASO. Su propuesta quedó 40 puntos debajo de la global alcanzada por la suma de los candidatos que compitieron en el Frente de Todos. Fabián Cagliardi se perfila como su sucesor.

También se estima que habrá nuevas conducciones en Presidente Perón, donde la diputada provincial Blanca Cantero, esposa del jefe de la CGT Carlos Acuña, superó por cinco mil votos al intendente Aníbal Regueiro, con quien se midió en la interna del Frente de Todos. De repetir la performance, se convertirá en la primera jefa comunal del distrito.

Un escenario similar se da en Moreno. Mariel Fernández, representante del Movimiento Evita y de la CTEP, borró del mapa al intendente Walter Festa, ante quien triunfó en las elecciones internas de Todos. Seis dirigentes se cruzaron en la alianza peronista y la dirigente social aventajó por mil votos al jefe comunal. Con la mirada puesta en octubre, se enfrentará con el candidato reciclado del macrismo, Anibal Aseff.

 VAMOS A VOLVER. Además de Ghi en Morón, Meoni en Junín y Arias en Brandsen, hay otros de ex intendentes que quieren volver a conducir sus municipios y quedaron bien posicionados con el resultado de las PASO. En La Matanza vuelve el actual diputado nacional Fernando Espinoza; en Berazategui, Juan José Mussi; en Carlos Tejedor quedó bien perfilada María Celia Gianini; en Coronel Suárez, Ricardo Móccero, y en Monte Hermoso, Alejandro Dichiara.

Otro grupo de ex mandatarios deberá pelear voto a voto el domingo, dado que las primarias plantaron un escenario de final abierto. En Las Flores, el intendente Ramon Canosa está acorralado por el respaldo que recibió Alberto Gelené; en Florentino Ameghino, el radical Calixto Tellechea se cruza con Patricio García; en Lezama, Arnando Harispe con Marcelo Racciatti; en Lobos, Jorge Echeverry se vuelve a medir con Gustavo Sobrero y en Mar Chiquita, Carlos Ronda deberá superar a Jorge Paredi.

También hay duelo entre gestiones actuales y pasadas en Carmen de Patagones, donde José Zara deberá defenderse del ex intendente Ricardo Curetti y en Pergamino el macrista Javier Martínez del radical Héctor “Cachi” Gutiérrez.

 LA HORA DE LOS DELFINES. Habrá nuevas conducciones también en los distritos donde los actuales jefes comunales se inscribieron como candidatos seccionales. En Adolfo Alsina, el radical David Hirtz se mudará al Senado. En su lugar propuso a su secretario de Turismo, Javier Andrés, quien en las PASO se quedó con el triunfo.

Entre los peronistas son varios. Juan Pablo de Jesús, intendente del Partido de la Costa, lidera la lista de candidatos a diputados provinciales de la Quinta. En su lugar queda un miembro del equipo municipal, Cristian Cardozo. Una situación similar se da en General Alvarado con Germán Di Césare. Integra la misma lista que el costeño y en su reemplazo asumiría Sebastian Ianantuony.

La lista de la Segunda sección es liderada por Francisco “Paco” Durañona, de San Antonio de Areco. Tras la interna de las PASO, se perfila como nuevo intendente el actual secretario de Gobierno, Nicolás Marinkovic.

Habrá cambios en Capitán Sarmiento. Las primarias no dejaron bien posicionada a la candidata elegida por el intendente Oscar Ostoich, quien, tras la renuncia de Mariano Pinedo a su banca, asumirá en Diputados, dado que integró la nómina en 2017. Si los resultados de las primarias se repitiesen, el municipio se pintaría de amarillo. La esposa del actual jefe comunal, Irma Negri, fue superada en las primarias por el ex secretario de Energía Javier Iguacel, quien se perfila como nuevo jefe político del municipio.

En la Cuarta, la lista de diputados la integran dos intendentes: Alberto Conocchiari, de Alem, y Alexis Guerrera, de General Pinto. En el primer distrito, el reemplazo queda en manos de Carlos Ferraris y en el segundo, del secretario de Gobierno, Alfredo Zavatarelli. En la Sexta, Alfredo Fisher, de Laprida, encabeza la lista para el Senado. En su reemplazo, también deja a un hombre de su confianza, Pablo Torres.

Si los guarismos de las PASO se repitieran, habría nueva intendenta en Cañuelas. Gustavo Arrieta no se anotó para revalidar su lugar en el Ejecutivo y todo indica que las urnas respaldarían a su esposa, Marisa Fassi, quien ya estuvo al frente del municipio como interina en otras ocasiones.

Las proyecciones indican que también en San Fernando el triunfo se lo quedará el oficialismo. El intendente Luis Andreotti se corrió de la competencia y en su lugar bendijo a su hijo, el diputado Juan Andreotti.

También en Coronel Pringles el intendente Carlos Berterret cedió su cargo a un hombre de confianza, el concejal Lisandro Matzkin.

 Tampoco jugó por la renovación Adrián Sánchez en Exaltación de La Cruz y en su lugar asumiría un secretario de su gestión, Diego Nanni.

En General Guido, el reemplazo de Anibal Loubet sería Walter Arias y en General Paz asumiría Juan Manuel Álvarez en el lugar que deja Juan Carlos Veramendi.

Si los números se repitiesen, se despediría de General Rodríguez Darío Kubar y el sillón lo ocuparía Mauro García. También en San Vicente los guarismos de las PASO indican que el jefe comunal, Mauricio Gómez, se irá a su casa. En este municipio, el respaldo se lo quedaría el insaurraldista Nicolás Mantegazza.

En Hipólito Yrigoyen, las proyecciones indican que el oficialismo podrá renovar el mandato, aunque en un escenario distinto al que se da en otros distritos. A finales de agosto, el fallecimiento del intendente Jorge Cortes ubicó a su primer candidato a concejal, Luis Pugnanoli, liderando la nómina que había tenido el mayor respaldo en las primarias.

FINALES ABIERTOS. Si bien la incertidumbre electoral atravesará los comicios hasta después de las 18, en varios distritos el desenlace está atado a los ajustados resultados que arrojaron las PASO.

Entre los duelos más importantes, figura las batallas que se darán en Mar del Plata y en La Plata. En el municipio costero, la disputa central será entre el macrista Guillermo Montenegro y la camporista Fernanda Raverta. En la capital bonaerense, el intendente Julio Garro se enfrenta con la diputada Florencia Saintout, que buscará retener los votos conseguidos por sus cuatro adversarios internos.  

En San Miguel del Monte, la intendenta Sandra Mayol no consiguió la victoria y la acecha de cerca el macrista José Castro.

Un escenario similar se da en Necochea entre el jefe comunal massista, Facundo López, y el titular del Puerto, Arturo Rojas. También habrá que esperar hasta el final en Chacabuco, donde se mide el intendente Víctor Aiola con el peronista Héctor Ciminelli.

En Carmen de Areco, el vecinalista Marcelo Skansi, que jugó con la boleta de Consenso Federal, fue golpeado por el camporista Iván Villagrán. En General Alvear, el radical Ramón Capra le ganó por un ajustado margen a Aldo Sivero. Lo mismo sucedió entre el oficialista de la UCR Franco Flexas y el peronista Mauricio Macrtín.

En General Villegas, aunque la interna de Juntos por el Cambio se llevó el mayor caudal, el intendente Eduardo Campana no tiene la victoria asegurada. Los votos de su adversario interno, el ex intendente Gilberto Alegre, podrían recaer en la camporista Sol Fernández.

Con Oscar Luciani fuera de juego, en Luján la disputa está centrada entre el presidente del Concejo Deliberante, el radical Fernando Casset, y el peronista Leo Boto. En Maipú hay final abierto entre el intendente Matías Rappallini y el peronista Carlos Coudannes. Un escenario similar se da en Rivadavia entre el oficialista Javier Reynoso y Néstor Policano.

Tampoco hay certezas en Saavedra y Suipacha. El intendente Hugo Corvatta fue golpeado en las PASO por el representante de Juntos por el Cambio, Gustavo Notararigo; y el radical Alejandro Federico por Claudio Carrasco.

 FESTEJOS PREPARADOS. El escrutinio definitivo de las primarias del 11 de agosto dejó tranquilo a un importante grupo de intendentes de distintos colores políticos.

De los dos jefes comunales que jugaron en Consenso Federal, Guillermo Britos, de Chivilcoy, ya se aseguró la renovación. Los vecinalistas Carlos Sánchez (Tres Arroyos) y Carlos Bevilacqua (Villarino) también están listos para celebrar en la noche de este domingo.

Entre los peronistas, festejarían Mariano Cascallares (Almirante Brown), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mario Secco (Ensenada), Ariel Sujarchuk (Escobar), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Alejandro Granados (Ezeiza), Andrés Watson (Florencio Varela), Gabriel Katopodis (General San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham), Alberto Descalzo (Ituzaingo), Mario Ishii (José C. Paz), Martín Insaurralde (Lomas De Zamora), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Ricardo Curutchet (Marcos Paz), Juan Ustarroz (Mercedes), Gustavo Menéndez (Merlo), Santiago Maggiotti (Navarro) y Julio Zamora (Tigre).

 En el interior se ilusionan con un nuevo mandato Germán Lago (Alberti), Julio Marini (Benito Juárez), Marcos Pisano (Bolivar), Walter Torcchio (Carlos Casares), Francisco Echarren (Castelli), Javier Gastón (Chascomús), Ricardo Casi (Colón), Alejandro Acerbo (Daireaux), Javier Osuna (General Las Heras), Marcelo Santillán (Gónzales Cháves), José Nobre Ferreira (Guaminí), Pablo Zurro (Pehuajó), Gustavo Walker (Pila), Hernán Yzurieta (Punta Indio), Mauro Poletti (Ramallo), Ricardo Alessandro (Salto), Carlos Puglelli (San Andrés De Giles), Gustavo Cocconi (Tapalqué), Héctor Olivera (Tordillo), Roberto Álvarez (Tres Lomas), Hernán Ralinqueo (Veinticinco De Mayo), Gustavo Barrera (Villa Gesell) y Osvaldo Caffaro (Zárate).

En las filas de Cambiemos también hay jefes comunales que quedaron bien posicionados. En el conurbano se entusiasman con el triunfo Gustavo Posse (San Isidro), Jaime Méndez (San Miguel) y Jorge Macri (Vicente López).

 En el interior, Javier Olaeta (Arrecifes), Emilio Condonnier (Ayacucho), Hernán Bertellys (Azul), Esteban Reino (Balcarce), Sebastián Abella (Campana), Raúl Reyes (Coronel Dorrego), Mariano Uset (Coronel Rosales), Luis María Etchevarren (Dolores), Erica Revilla (General Arenales), Osvaldo Dinápoli (General Belgrano), Martín Randazzo (General Lamadrid), José Rodríguez Ponte (General Lavalle), Esteban Santoro (General Madariaga), Salvador Serenal (Lincoln), Juan Fioramonti (Lobería) y Gonzalo Peluso (Magdalena). 

También, Mariano Barroso (9 De Julio), Ezequiel Galli (Olavarría), Martín Yeza (Pinamar), Guillermo Pacheco (Pellegrini), Facundo Castelli (Puán), Maximiliano Suescun (Rauch), Claudio Rossi (Rojas), Juan Carlos Gasparini (Roque Pérez), José Luis Salomón (Saladillo), Jorge Hernández (Salliqueló), Miguel Gargaglione (San Cayetano), Manuel Passaglia (San Nicolás), Cecilio Salazar (San Pedro), Miguel Lunghi (Tandil), Sergio Bordoni (Tornquist) y Miguel Fernández (Trenque Lauquen).

Coment� la nota