Uno por uno, los oficialismos complicados

Uno por uno, los oficialismos complicados

La Tercla te muestra los 44 oficialismos (en varios casos los intendentes decidieron no presentarse por otro mandato), que, si bien festejan haber superado las PASO, están complicados de cara a lo que viene. "Hsta acá vamos bien", dijo el pollo; yestaba en la puerta del horno.

Unos están más complicados que otro, unos festejaron y otros no. Lo cierto es que unos 45 intendentes bonaerenses, ya sean del FpV, radicales o massistas, más allá que sortearon las PASO y sus boletas estarán en las elecciones de octubre, no se sienten en condiciones de asegurar que van a ganar y consecuentemente conservar el principal sillón de la Comuna.

Es más, varios de ellos están convencidos de la derrota. De todos modos, salvo raras excepciones, no se mostrarán vencidos. Intentarán cambiar la estrategia, convencer a los que les dijeron que no y salir airosos de las generales. Varios de los complicados fueron los más votados, pero la sumatoria de las listas rivales los dejan abajo y con malas perspectivas.

Otros tantos, ni siquiera eso. Fueron menos votados en el mano a mano y para colmo de males, el rival que lo superó tiene sufragios del mismo palo que tranquilamente podrían ir dirigidos a su lista. Algunos tienen las horas contadas y otros se recuperarán y finalmente serán reelectos. Algunos pollos terminarán en el horno y otros sobrevivirán, a pesar de la desplumada previa.

GONZALES CHAVES

El intendente vecinalista, José Martínez, tiene una ardua campaña por delante. El FpV, encabezado por Marcelo Santillán, sacó 2.938 votos, 700 más que los conseguidos por el jefe comunal. En octubre, ambos irán con la boleta de Scioli Presidente, pero el pueblo ya parece haber elegido. A Martínez ni siquiera le alcanzarían los 591 sufragios logrados por la postulante de CONSOPA, en el caso hipotético de que este espacio decidiera bajarse. Tampoco serían suficientes los 417 votos del PRO, que perdió la interna de Cambiemos con la UCR.

BALCARCE

Más de la mitad del electorado se inclinó por el radical Esteban Reino. El intendente K, José Echeverría, sacó 22 puntos menos y la levantada parece difícil. Para colmo, las otras tres listas que participaron de las PASO también clasificaron a octubre. Es decir, no quedaron votos sin candidato. “Por ahí hemos tenido falencias en cómo comunicamos, quizás no ha sido la mejor forma. Tenemos que mejorar esa idea y mostrar todo lo que hemos hecho, y en base a eso, todo lo que se ha proyectado mostrarlo como corresponde”, admitió el alcalde.

CAMPANA

Calculadora en mano, la intendenta, Stella Giroldi, no pierde las esperanzas de conservar el municipio. De todos modos, la aventura no será sencilla. Entre sus votos y los del derrotado Trujillo, la jefa comunal llega el 35 por ciento. En la vereda de enfrente, si el macrista Sebastián Abella suma a su 31 por ciento los puntos del radical Cantlon alcanzará el 43 por ciento. ¿Irán para Abella los votos boina blanca? En el oficialismo rezan para que no. Por tanto, la gente de Abella desconfía del massista Juan Ghione (sacó el 12 por ciento), quien hasta no hace mucho tiempo fue alfil de Giroldi. Terminaron muy mal. Se dijeron de todo. Pero nunca se sabe.

CORONEL PRINGLES

Llegó al massismo al mismo tiempo que lo hizo su jefe político, Gustavo Posse. Y el posterior pase al macrismo no fue gratuito. El intendente, Carlos Oreste, tuvo que compartir frente con otros tres candidatos. Igualmente salió airoso. Sin embargo, el 20 por ciento alcanzado es escaso de cara a octubre. Difícilmente el resto de los votos de Cambiemos vayan a parar a su lista. Muchos podrían recalar en la nómina vecinalista de Carlos Berterret, quien en las PASO obtuvo el 19,49 por ciento.

CARLOS TEJEDOR

Con el candidato massista apenas superando el 5 por ciento de los sufragios, pa-ra las generales se avizora un mano a mano entre la intendenta, María Celia Gianini, y Raúl Sala, radical de Cambiemos. Más allá de que la jefa comunal obtuvo el 41 por ciento de los votos, lo cierto es que el resultado no es bueno, y la preocupación invade al kirchnerismo. Si a los 35 puntos de Sala se adicionan los del macrista Esteban Molina, el total será del 52 por ciento.

CORONEL ROSALES

El vecinalista Oscar Holzman va en busca de su primer triunfo electoral, aunque teniendo en cuenta el resultado de las PASO, no la tiene para nada sencilla. Si bien UNA y el FpV también tiene chances, el principal escollo es Mariano Uset, quien lideró la lista de “Juntos por Rosales”. El macrista obtuvo en las Primarias 9 puntos más que Holzman. ¿Cómo hacer para dar vuelta la cuestión? "Me voy a tomar cinco mil litros de agua, tomando mate, pero voy a ir a visitar a todos los vecinos y charlar con ellos", señaló el alcalde.

EXALTACIÓN DE LA CRUZ

Al filo del 30 por ciento, el in-tendente, Adrián Sánchez, re-presentante del vecinalista Defensa Comunal, celebró ser el candidato más votado, aun-que una vez terminada la elección empezaron las cuentas. En la interna del FpV, venció al peronista Fabián Mussi, con quien se dio duro y parejo en toda la previa. ¿Contará Sánchez con los votos PJ? En la oposición dicen que no. Sobre todo Raúl Sancho, el ganador de la PASO de Cambiemos, hombre de “El Momo” Venegas, quien arañó los 20 puntos. La otra nómina, la macrista, sumó 14 puntos.

FLORENCIO VARELA

El FpV fue, por lejos, la fuerza más votada. Pero esos votos estuvieron bastante repartidos, situación que no favorece al intendente, Julio Pereyra, quien apenas alcanzó el 27 por ciento. Casi con seguridad sumará poco y nada de los 18 puntos del sabbatellista Héctor Salatino, un viejo y conocido archirrival. Las otras dos listas K sumaron 4 puntos. Esos sí irían para la nómina del alcalde. De todos modos, la lista única de UNA logró el 19 por ciento, y las tres de Cambiemos, el 17,30 por ciento. Dependerá mucho del voto de Nuevo Encuentro, pero todo indica que Pereyra, a pesar de no ser votado por más del 70 por ciento del electorado, se consagrará nuevamente como intendente.

GENERAL ALVARADO

Como todos los intendentes del Frente Renovador, Germán Di Césare fue el único candidato que saltó a la cancha con la boleta de UNA. El problema es que el hombre que responde a Tomás y Patricio Hogan apenas consiguió el 24 por ciento de los votos. En la vereda de enfrente, el FpV, que jugó a nivel local con cuatro candidatos, se alzó con el 36,30 por ciento de los votos. Ahora, el ganador de esa compulsa, el médico sciolista Javier Pereyro, tendrá que consensuar, aglutinar y acaparar. Algo similar sucede en Cambiemos, donde las cuatro listas presentadas, alcanzaron el 30 por ciento. El ganador fue el machista Marcelo Belloli. El objetivo de Di Césare es convencer a parte de los votantes que se inclinaron por las nóminas perdedoras de Cambiemos y el FpV. De lo contrario, estará afuera.

GENERAL PAZ

La puja está dada entre el histórico intendente K Juan Carlos Veramendi y el macrista Gustavo Rondinelli. La diferencia en las PASO fue de 112 votos a favor del segundo. La mira de “El Vasco” apunta a los 547 votos en blanco y a los 1.132 del massista Roberto Urban, quien ya casi quedó afuera de la conversación. Por supuesto, el candidato renovador también irá en busca de lo mismo. La ventaja del alcalde es que el voto massista es casi todo peronista

GENERAL ALVEAR

Todo indica que Alfredo Sivero, funcionario del Banco Provincia, se convertirá en diciembre en el nuevo jefe comunal. En el mano a mano le sacó 10 puntos al alcalde radical, Alejandro Cellillo, y además podría contar también con los 16 puntos que sumó la otra lista K, la de Gustavo Marcos. En cualquier otro distrito se podría afirmar que todo está cocinado, pero en Alvear, no. Algo similar había sucedido en las PASO 2011 y el triunfo fue finalmente para la UCR. “El peronismo local es muy especial”, sintetiza un allegado al HCD.

GENERAL MADARIAGA

Los 30 puntos conseguidos no dejan para nada contento al intendente kirchnerista, Cristian Popovich. El tema es que el ganador de la interna de Cambiemos, el radical Esteban Santoro, presidente del Concejo Deliberante, sumó apenas un punto menos que el jefe comunal. En caso de que en las generales el boina blanca se quede con algunos de los sufragios de la otra nómina de Cambiemos, la que encabezó el referente de FE, Roberto Salvarezza, los comicios serán cosa juzgada. De todos modos, en el oficialismo se ilusionan también con esos votos, ya que “son peronistas”. De igual manera opinan acerca de la lista perdedora de UNA.

GENERAL PUEYRREDON

Parte de la opinión pública marplatense se anima a decir que los que vienen serán los últimos cuatro meses de gestión del intendente Gustavo Pulti. Consiguió en las PASO el 28 por ciento de los votos, mientras que la interna de Cambiemos alcanzó más del 50 por ciento. Incluso, el ganador de la misma, el concejal por el PRO, Carlos Arroyo, obtuvo él solo el 32 por ciento, 4 más que el alcalde. A Pulti ni siquiera le alcanzaría con los 3 puntos de la lista perdedora del massismo, encabezada por Álvaro García Fanproyen.

GENERAL RODRIGUEZ

El jefe comunal Juan Pablo Anghileri, dueño de la única lista del FpV en el distrito, consiguió el 29 por ciento de los votos, y si bien fue el candidato más votado, en su entorno no ser muestran conformes. El machista Darío Kubar, único postulante de Cambiemos, se quedó con el 24 por ciento y saldrá en busca del voto anti K. El Frente Renovador también dará pelea ya que si el ganador de la PASO, Maximiliano Valli, consigue absorber los sufragios de la lista derrotada, alcanzará aproximadamente el 22 por ciento de los votos. Por supuesto, Anghileri también apunta a ese voto peronista.

GENERAL SAN MARTIN

La fuga del massismo le costó caro al intendente Gabriel Katopodis, quien con la boleta del FpV, apenas sacó en las PASO el 21 por ciento de los votos. Si bien la interna completa sacó el 45 por ciento, difícilmente el resto de los 24 puntos K vayan en su totalidad para la boleta del ex renovador. El que se friega las manos es el ex jefe comunal Ricardo Ivoskus, que con la boleta de Cambiemos sacó 26 puntos, lo que de traduce en 11 mil votos más que los logrados por el actual alcalde. El otro ex intendente que jugó, el renovador Carlos Brown, se alzó con el 17 por ciento de los votos.

GENERAL VILLEGAS

Si bien en un principio se especuló con que el diputado Gilberto Alegre vuelva a candidatearse para intendente, el encargado de llevar en alto la bandera massista fue el actual alcalde, Horacio Pascual, quien se alzó con el 28 por ciento de los votos y fue el candidato más votado de la PASO. El problema para el oficialismo pasa por la sumatoria de Cambiemos, ya que si el concejal radical Eduardo Campana logra quedarse con el voto de quienes fueron sus rivales, alcanzaría más del 40 por ciento de los votos. También la sumatoria del FpV se ubica por encima de UNA.

HIPÓLITO YRIGOYEN

En Hipólito Yrigoyen festejó el intendente Enrique Tkacik y también el médico kirchnerista Jorge Cortés. El primero obtuvo el 36 por ciento de los votos. Y en caso de en las generales sumar los puntos de su rival, Andrés Mateos, situación que en su entorno dan por sentada, superaría con tranquilidad los 50 puntos. El segundo fue el más votado de la elección con el casi 38 por ciento. Apuesta a llevarse algunos puntos del derrotado massismo (las dos listas apenas sumaron el 7 por ciento) y también otros varios del mencionado Mateos.

HURLINGHAM

Rendido. Así dicen que se encuentra el intendente massista Luis Acuña luego de conocidos los resultados de las elecciones Primarias. Dueño de la única boleta de UNA, apenas obtuvo el 24 por ciento de los sufragios. Enfrente, el concejal kirchnerista y funcionario del Senado de la Nación, Juan Zavaleta, también al frente de la única boleta del FpV, se alzó con el 36 por ciento de los sufragios. Por su parte, Lucas Delfiono, el macrista de Cambiemos, consiguió el 26 por ciento. Los días de Acuña parecen contados.

ITUZAINGÓ

Más allá que todo puede pasar, el intendente Alberto Descalzo es el menos complicado de los complicados. Alcanzó el 26 por ciento de los votos y fue el más votado de las PASO. El principal problema pasa por los votos de la otra lista K, la cual es encabezada por Daniel Larrache (13 por ciento de los votos), hombre de Nuevo Encuentro, espacio con el que Descalzo mantiene hace años una dura batalla. En tanto, las tres listas dfe Cambiemos sumaron un 26 por ciento de los sufragios.

JUNÍN

El intendente Mario Meoni piensa y re piensa la manera de conseguir más votos en las generales que en las PASO. Sin embargo, la tarea es muy complicada. El macrista Pablo Petrecca no solo se alzó con la interna de Cambiemos, sino que fue el candidato más votado de todos. En el mano a mano (los dos fueron dueños de la única boleta del espacio) le sacó al alcalde unos 11 puntos. Por si fuera poco, las tres listas del FpV consiguieron el 31 por ciento de los sufragios. El ganador fue Gustavo Traverso, quien ya piensa en Petrecca como su principal contrincante.

LA PLATA

El intendente Pablo Bruera, para sorpresa de muchos el candidato más votado, apenas logró el 18 por ciento de los sufragios. Pero no es el único problema. El segundo pasa por los votos de su rival en la interna, la ultra K, Florencia Saintout, que difícilmente vuelvan a ir para el FpV, aunque la decana de Periodismo así lo haya pedido. Además, las tres listas Cambiemos consiguieron el 33 por ciento y ya acordaron trabajar en conjunto de cara a octubre. Son muchos los que se animan a decir que el próximo intendente será el macrista Julio Garro. Y él se lo cree, situación que podría no jugarle demasiado a favor.

LOBERÍA

La intendenta Diana Arguello quiere por primera vez imponerse en las urnas, ya que el ganador de 2011 fue el asesinado Hugo Rodríguez. Conocidos los resultados de las PASO, ese deseo parece complicado. El candidato más votado fue el radical Juan Fioramonti, quien aspira a absorber los sufragios conseguidos por las dos derrotadas listas de Cambiemos, una con Marcelo Fioramonti a la cabeza y la otra con Rosa Castedo. En caso que esto suceda se alzaría con aproximadamente el 45 por ciento de los votos. En caso que Arguello sume los votos de las otras dos listas K llegaría al 41.

LUJÁN

Los casi 30 puntos conseguidos por Oscar Luciano, de extracción vecinalista pero con la boleta de Cambiemos, no serían suficientes de cara a las elecciones generales; y menos si se tiene en cuenta la difícil situación por la que atraviesa el distrito. Otra contra del alcalde pasa por los sufragios conseguidos por las dos listas del FpV, los cuales llegan a 40. El ganador fue Leonardo Botto, quien ya trabaja duro para captar los votos del derrotado Ariel Notta. Mucho más atrás quedó el massismo, que alcanzó a sumar apenas 17 puntos.

MALVINAS ARGENTINAS

Los 39 puntos conseguidos por el histórico Jesús Cariglino, quien en la previa de la elección coqueteó con Macri pero finalmente se quedó en el massismo, no son suficientes para encarar las generales con tranquilidad. El kirchnerista Leonardo Nardini, al igual que Cariglino con lista única, alcanzó el 40 por ciento de los sufragios y ahora apunta al “voto anti” del resto de las fuerzas. Más allá de lo que pueda suceder, es la primera vez que el viejo barón se encuentra en problemas. Y por supuesto, Nardini lo quiere aprovechar.

OLAVARRÍA

El FpV se quedó cómodamente con las PASO. Sin embargo, a la hora de hacer el desglose con vistas a octubre, se puede decir que el titular de la boleta ganadora, el intendente José Eserverri, recién llegado del massismo, no tiene mucho para festejar. En relación a 2013 perdió una importante cantidad de votos. Además, las dos listas de Cambiemos sumaron entre sí el 36 por ciento de los votos. Y un 18 por ciento fueron para el Frente Renovador, liderado ahora por la diputada nacional Liliana Schwindt. ¿Logrará Eseverri quedarse con el 17 por ciento de la lista K que encabezó Guillermo Santellán? En la previa parece difícil.

PINAMAR

Como todos los años, Pinamar volvió a dar que hablar en materia política. Ninguno de los candidatos a la intendencia llegó al 20 por ciento de los votos, entre ellos, por supuesto, el intendente kirchnerista Pedro Elizalde. Es más, aún no se sabe con seguridad si logró superar la interna. Todo se definirá en el escrutinio definitivo. Por ahora pica en punta la gente de Cambiemos, que con sus tres listas sumó el 28 por ciento de los votos. El ganador de esa interna fue Martín Yesa, quien con Mauricio Macri en lo más alto de la papeleta, intentará en octubre aglutinar la totalidad de los sufragios que el espacio obtuvo en las PASO.

QUILMES

Francisco “Barba” Gutiérrez, el más contra de Aníbal Fernández de todos los alcaldes, superó las Primarias con comodidad, dejando en el camino a Daniel Gurzi. Sumó el 24 por ciento de los votos y va por los 18 de la papeleta derrotada. La previa fue brava y un gran porcentaje del voto que logró Gurzi es anti Gutiérrez. En Cambiemos estuvo la gran sorpresa. El macrista y cocinero Martiniano Molina fue el más votado del domingo. A los 25 asegurados intentará sumarle algún punto más. El massista Walter Queijeiro, ganador de las legislativas 2013, se alzó con el 18 por ciento y si bien quedó lejos intentará dar el batacazo.

ROJAS

El intendente vecinalista Martín Caso decidió jugar con la boleta corta y colgar al presidenciable Sergio Massa. De todos modos, según él mismo, sigue siendo massista. Si bien fue el candidato que más votos consiguió en las PASO, las tres listas de Cambiemos alcanzan casi el 50 por ciento de los sufragios. En caso que el macrista Claudio Rossi, que sacó el 24 por ciento, logra aglutinar aunque sea la mitad de los restantes 26, indefectiblemente se convertirá en el nuevo alcalde de Rojas. Lejos quedó el FpV, que entre las dos listas sumó el 17 por ciento.

SAN ANTONIO DE ARECO

Las inundaciones sufridas justo el mismo día de las PASO pueden significar un duro golpe de cara a lo que viene. O no. Nunca se sabe. Lo cierto es que el intendente kirchnerista, integrante de Los Oktubres, Francisco Durañoña, pese a haber conseguido el 37 por ciento de los votos, tiene más chances de perder las generales que de ganarles. Su principal rival, erl ex jefe comunal radical, Eduardo Jordán, también con única boleta, sacó el 39 por ciento y de a poco empieza a calzarse el traje. Ambos candidatos irán por algunos de los votos del massista Casas y el margarito Antedoménico.

SAN MIGUEL

El intendente massista Joaquín De la Torre fue por lejos el candidato más votado. Sin embargo, no fue UNA la fuerza que más sufragios consiguió. Las cuatro nóminas del FpV obtuvieron el 41 por ciento de los votos mientras que el mencionado De la Torre, dueño de la única boleta massista, se alzó con el 31 por ciento. Lejos quedó el macrista Octavio Frigerio, con apenas el 217 por ciento. ¿Logrará La Porta aglutinar todo el voto peronista-kirchnerista sanmiguelino? En su entorno dicen que sí. En octubre se sabrá.

SUIPACHA

El histórico intendente de Suipacha, Juan Antonio Delfino, quien gobierna el distrito desde el año 1991, parece tener las horas contadas. En caso que su adversario de Cambiemos, el concejal radical Alejandro Federico, saque en las generales los mismos 51 puntos que sacó en las PASO, todo será cosa juzgada. El alcalde, en tanto, consiguió el 40 por ciento. Esto quiere decir que no le sería suficiente ni sumando los 8 puntos de la massista Sandra Jara, quien vale destacar, nunca dijo que iba a jugar para Delfino ni mucho menos.

TORNQUIST

El resultado final dependerá de los votos en blanco y de los que pierda el massista Daniel Venazi. Ahí apuntarán el intendente kirchnerista Gustavo Trankels y el radical Sergio Bordoni. El primero consiguió en las PASO 3741 sufragios y el segundo 3739. Será un comicio para alquilar balcones. Tanto uno como el otro se sienten confiados de poder vencer, pero de todos modos se muestran cautelosos.

TRENQUE LAUQUEN

Después de varios amagues, el intendente Raúl Feito se quedó en el Frente Renovador. Claro está que esa decisión no le hizo hacer una buena elección. Si bien fue el segundo candidato más votado, sacó apenas el 16 por ciento de los sufragios. El principal postulante es Miguel Fernández (UCR), de Cambiemos, quien consiguió 5032 votos y ahora intentará sumar los más de 6 mil de las otras tres listas. El FpV, en tanto, absorbió en total 6500 votos y a priori parece llegar sin chances a octubre.

TRES DE FEBRERO

El jefe comunal de Teres de Febrero, el histórico Hugo Curto, realizó una muy buena elección, consiguiendo el 32,60 por ciento de los votos. Sin embargo, en su entorno hay preocupación. Le temen al voto anti K. En la vereda de enfrente, el periodistra Diego Valenzuela, representante del macrismo, consiguió el 30,22 por ciento y aspira a quedarse con muchos de los puntos de las cuatro listas del Frente Renovador que quedaron fuera de combate. ¿Serán los últimos tres meses del gran barón de la Primera?

BAHÍA BLANCA

El intendente massista Gustavo Bevilacqua prefirió no ir por un nuevo mandato y se tiró para diputado nacional. En su lugar quedó el histórico Dámaso Larraburu, quien hizo una pésima elección y apenas alcanzó el 9 por ciento de los votos. La pelea final se dará entre el diputado provincial machista Héctor Gay, quien de la mano de ñla única boleta de Cambiemos, se alzó con el 33,75 por ciento de los sufragios y el ganador de la interna del FpV, el diputado Marcelo Feliú, quien desea absorber también los 8 puntos de su rival, el titular de Arba, Iván Budassi.

CORONEL SUÁREZ

Lejos, muy lejos quedó el ex diputado Gustavo Móccero, quien se presentó como candidato a intendente en lugar de su hermano, Ricardo Moccero. Apenas logró el 25 por ciento de los sufragios, contra los casi irremontables 46 puntos de Roberto Palacios, de Cambiemos. La preocupación en el oficialismo es tal, que el mencionado Ricardo, a través de las redes sociales, se vio en la necesidad de preguntar qué pasó. “¿Cuáles son las opiniones de porqué Gustavo, con mi respaldo no ganó las elecciones?, con sinceridad y sin que nadie se ofenda, pueden decirlo por mensaje privado si lo desean. Gracias”, escribió el intendente en su muro de Facebook.

GENERAL VIAMONTE

El ex kirchnerista Javier Mignaquy, quien hace un tiempo había desembarcado en el massismo, decidió ir como candidato a diputado por la Cuarta y no exponerse a las urnas en su pago. En su lugar fue Claudio Rocoma, quien logró un escaso 12 por ciento de los votos. El candidato más elegido fue Franco Flexas, de Cambiemos. Segunda, con 19 puntos, quedó Viviana Guzzo. Pero en caso que esta consiga aglutinar todo el voto K, rondará en los generales el 50 por ciento de los sufragios. Al parecer, Los Toldos, después de la “traición” a Bartoletti, volverá a ser peronista, como Evita.

MAGDALENA

El intendente Fernando Carballo se mostró decidido desde bien temprano. Este iba a ser su último mandato y así fue. No se volvió a presentar. En su lugar fue Leonardo Gómez. No le fue bien. Obtuvo apenas el 16 por ciento de los votos. El ganador fue Gonzalo Peluso, de Cambiemos, quien consiguió el 27 por ciento, el cual en las generales se transformaría en un 35 por ciento, si es que suma los votos del derrotado Ganon. De todos modos, el espacio más votado, con cinco listas, fue el FpV. Si Marcelo Chiapessoni absorbe todo el voto K, será el próximo intendente.

MERCEDES

Pareciera que sí. El FpV va a derrotar al espacio encabezado por el intendente Carlos Selva, aunque en esta oportunidad éste no se presentó. En su lugar fue Marcelo Denápole. En cambio, el representante K volvió a ser el camporista Juan Ignacio Ustarroz, quien se alzó con el 35 por ciento y fue el candidato más votado de las PASO. Con el selvismo-massismo casi fuera de pelea, ahora es Cambiemos el espacio que le puede arruinar la fiesta al hermano de Wado de Pedro. Sumadas, las tres listas se alzaron con el 41 por ciento de los sufragios.

MORÓN

El intendente, Lucas Ghi, le dejó su lugar a Hernán Sabbatella, el hermano del candidato a vicegobernador por el FpV, Martín Sabbatella. Fue el segundo candidato más votado y hay preocupación en Nuevo Encuentro. El principal problema pasa por lograr absorber el resto del voto kirchnerista, ya que, como es sabido, el sabbatellismo nada tiene que ver con el peronismo. El otro problema pasa por el candidato más votado, el macrista Ramiro Tagliaferro, esposo de Eugenia Vidal, que en el mano a mano le ganó a Sabbatella por unos 20 mil votos.

RAUCH

Jorge Ugarte, el intendente más veterano de la Provincia, decidió colgar la toalla y dejar abierta la posibilidad para que se presente quien quiera. Así las cosas, jugaron dos listas del FpV, que en total alcanzaron el 43,47 por ciento de los votos. En la vereda de enfrente, tres listas de Cambiemos, las que se quedaron con el 56,53 por ciento. En octubre habrá un mano a mano entre Lamarche (FpV) y Suescún (Cambiemos).

Coment� la nota