La Legislatura se prepara para las elecciones 2019 y empiezan las negociaciones por las candidaturas

Después de las votaciones del Presupuesto y el Endeudamiento de la Provincia, la Legislatura ya posó la mirada en los comicios de 2019. El oficialismo y la oposición apuran los tiempos. Algunas definiciones ya están concretadas, hay precandidatos a intendentes definidos en todos los bloques y nombres puestos para la renovación. La rosca no se toma vacaciones.

Con el paso de la votación por el Presupuesto y el endeudamiento 2019, la política se prepara para ingresar a un año clave. Las elecciones en cada estamento del Gobierno ponen a todos, oficialismo y oposición, con la mente en un objetivo común: imponerse en las urnas. En ese marco, la votación de la Ley de Leyes tuvo la particularidad de ser una suerte del primer testeo electoral. No por su resultado, sino por las negociaciones y alianzas a la hora de levantar la mano como antesala a debates internos.

El Gobierno sabe que profundizar la división peronista solo trae agua para el molino propio y así lo sostiene el Jefe de Gabinete, Federico Salvai, cada vez que puede. “Cuando sos gobierno, lo que más querés es tener a la oposición dividida”, es una de las frases de cabecera de la mano derecha de María Eugenia Vidal en sus reuniones. Dicha teoría, fue puesta en práctica una vez más.

El acuerdo con el Frente Renovador fue uno de los primeros en cerrarse y ahí se dio espacio para la negociación con los intendentes peronistas. Más precisamente con Martín Insaurralde, mandamás de Lomas de Zamora, que fue el que se encargó de cerrar los consensos. A la par suya estuvo Juan Pablo de Jesús, intendente del Partido de la Costa, pero con un rol meramente de espectador y sin peso a la hora de decidir. “Pablo se preocupa por algún puchito, no puede más que eso”, sostuvo un legislador a La Tecla.info.

Así como la Legislatura ningunea al intendente del distrito de la Quinta sección, centraliza su malestar con Insaurralde. “En todos los bloques, alguien está enojado”, comentaron desde la Cámara baja. Al tiempo que graficaron que, “la bronca es con Martín, los del interior lo quieren matar, algunos del Conurbano también”. Una vez más, la división del peronismo, en escena.

Es que, la votación de la madrugada del martes podía dejar expuesta a algunas figuras, por ello la previa fue más que intensa. Claro, algunos legisladores con su voto positivo, quedaron apuntados como aliados necesarios y solamente un puñado optó por otro camino. Basta con ver tres votaciones en particular, Luis Vivona, Gustavo Soos y Fabiana Bertino. Los legisladores peronistas que responden a los alcaldes Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas); Gustavo Menéndez (Merlo); y Fernando Gray (Esteban Echeverría), respectivamente. A diferencia del resto de sus compañeros, el trío votó en contra de todo, del Presupuesto y del Endeudamiento. Claro, ninguno “quiso quedar como cómplices de Vidal, exponían a sus jefes”, sostuvieron desde la Legislatura.

Vale recordar que Nardini es vicepresidente del PJ y presidente de la JP; Menéndez actual titular del PJ bonaerense y Gray será su reemplazante desde el 17 de diciembre. “Si votaban los iban a matar, hay otros que no quedaban en evidencia y así se repartieron”, insistieron desde el peronismo que formó parte de las reuniones entre los bloques y los alcaldes antes que estos acuerden con el oficialismo.

La interna está a la orden del día. A diferencia de los años anteriores, donde prevaleció la diferencia y la Legislatura se plagó de bloques sesgados con base en la doctrina justicialista, aseguran que no habrá más divisiones. “Vamos a ser más maduros”, sostuvo uno de los legisladores del interior y completó: “solo porque vienen las elecciones y sino van a volver a festejar ellos (Cambiemos)”. Es decir, un sector peronista, enojado con el manejo de Insaurralde y compañía, se traga el sapo para armarse electoralmente de cara a 2019.

Así, el Senado y Diputados ingresa en una etapa de rosca política para definir el futuro de las bancadas que se pone en discusión. El juego es para todos igual cualquiera sea el color político.

Cambiemos: Entre los acuerdos y la coyuntura

Senado

Entre el Senado y Diputados, el oficialismo pondrá en debate 34 bancas (13 senadores y 21 diputados). Según pudo saber La Tecla.info, algo que ya tiene definido el oficialismo es que los sectores de cada espacio serán respaldados, es decir que los radicales que deban renovar tienen el escaño asegurado, no así el dirigente, lo mismo para el PRO y la Coalición Cívica. El partido tiene la banca asegurada, no los nombres. Un grupo de dirigentes tiene un pie afuera de la Legislatura y no cuenta con chances de renovar su bancada. Algunos de los platenses como Pilar Ayllón y Gabriel Monzó muestran ciertas complicaciones, mientras que Juan Pablo Allán, hoy cuenta con el acompañamiento del intendente Julio Garro y su nombre podría reaparecer en la lista. Entre los dos “lilitos” que acaban mandato, Elisa Carca y Andrés de Leo, este suena como un nombre que Carrió podría reclamar a nivel nacional. Así, la Sexta sección irá por la renovación de dirigencia y de los cuatro senadores, Julieta Centeno pica en punta para renovar mandato, junto con Nidia Moirano. Similar historia ocurre en la Tercerasección, con Walter Lanaro a la cabeza, el actual vicepresidente del bloque es el máximo alfil de Federico Salvai, y una pieza clave, no lo quieren perder y está todo dado para que ocurra. Diferente es la situación para Lorena Petrovich que depende de Néstor Grindetti. Por caso, Eduardo Schiavo, que tiene un pie y medio afuera, incluso, el último, hasta demostró malestar con el manejo apolítico del Gobierno.

A los que vencen mandato hay que sumar a Felicitas Beccar Varela, de Pehuajó, quien ya tiene asegurada su presencia en la interna de Cambiemos por la intendencia. Lo mismo ocurre con Leandro Blanco, de Chivilcoy, quien pica en punta en el mano a mano con el concejal José Ferro. La situación se replica con la diputada Anahí Bilbao, futura candidata en Laprida.

Diputados

En la Cámara de Diputados que conduce Manuel Mosca, la historia para el oficialismo es mucho más intensa. Por caso, entre los 21 escaños hay muchos que aspiran alto y, por ejemplo, Mar del Plata es el gran bastión a conquistar. Los dos diputados del distrito, Maximiliano Abad y Guillermo Castello, pelean fuerte allí. El radical, si bien suena como posible aspirante a la intendencia, mueve las piezas de cara a futuro y la renovación de la banca no le vendría mal para posicionarse en 2023. Por su parte, el “Lilito” ya se declaró precandidato a alcalde. Otros con aspiraciones a renovar la bancada son los legisladores de la Primera sección, Daniel Ivoskus y Walter Carusso, que reclaman el escaño por su acompañamiento a Santiago López Medrano como candidato en San Martín. Por su parte, el alfil de Jorge Macri, Cesar Torres, tampoco presenta complicaciones e incluso está bien posicionado para escalar alto en el equipo provincial por su fuerte impronta social. Por su parte, Verónica Barbieri lleva varios meses con rumores de pegar el salto al equipo nacional y de alguna manera u otra se confirmaría. Entre los que también cuentan con chances de pasar al Congreso aparece la radical Alejandra Lordén. Diferente es el escenario para los diputados de la Cuarta, Mauricio Vivani es uno con chances de irse a la comuna, siempre que Mariano Barroso deje la municipalidad de Nueve de Julio desgastado por la gestión. El hombre de Carlos Tejedor, Oscar Sánchez, buscará renovar a pesar de haber sido mencionado como aspirante a la comuna. El que tiene un pie fuera de la política es Jorge Silvestre, quien lleva el último año legislativo sin presencia en comisiones y alejado de la rosca. Así, Laura Ricchini queda a la deriva de lo que decida Jorge Macri, su jefe político. Otro que podría emigrar es el presidente de la Cámara, Manuel Mosca, que si bien es un número puesto para renovar, también se maneja como opción para dar el salto al equipo de María Eugenia Vidal. Los que hoy tienen un horizonte más complicado son Eduardo Barragán, Marcelo Daletto, Martín Domínguez Yelpo, Jorge Mancini, Hugo Oroño, y María Tedeschi.

Cabe remarcar que en Gobernación las reuniones ya comenzaron. Incluso, la primer se dio al día siguiente de votarse el Presupuesto 2019. Así, el oficialismo no descarta que los arreglos políticos, atendiendo a la coyuntura electoral, acabe por acortar las representaciones de los propios producto de la necesidad de alianzas, siempre y cuando el gobierno no logre salir de las turbulencias y estabilizarse.

Unidad Ciudadana: La renovación necesaria y la orgánica

Senado

Entre el Senado y Diputados, son 18 las bancas en riesgo (7 y 11 respectivamente). Todo apunta a que sea la despedida para varios, por no decir todos. Entre lo más llamativo, el senador Jorge Romero, que ingresó en reemplazo de Magdalena Sierra, es fogoneado fuertemente por La Cámpora para instalarlo en Florencio Varela y que dispute la intendencia. Otro que busca competir comunalmente es Federico Susbielles, que quiere ser parte de la discusión en Bahía Blanca y se encuentra bien posicionado. Los restantes, Daniel Barrera, Santiago Carreras, Juan Manuel Pignocco, Cecilia Comerio y Sergio Berni, hoy cuentan con más chances de dejar el espacio “a la sangre nueva”.

Diputados

En diputados, uno de los que ya se prueba el traje de candidato es el hombre de Tres de Febrero, Juan Debandi, que ya recibió el apoyo del Partido Justicialista local y cuenta con el acompañamiento del kirchnerismo. Otro que piensa en la comuna es el chacabuquense Mauricio Barrientos. El resto de las renovaciones, con la excepción de Walter Abarca y Rodolfo Iriart, responden a la lógica orgánica de La Cámpora. “Vamos a estar donde nos diga Cristina”, es la definición del espacio. Ahí entran, Lucía Portos, figura de peso en materia judicial para el kirchnerismo, José Rossi, Santiago Revora, y Avelino Zurro. Algo complicados aparecen Miguel Funes y Lauro Grande, que ingresaron por la Cuarta sección siendo de Lomas de Zamora y San Martín respectivamente. Además de César Valicenti que perdió peso en su sección (Séptima).

A su vez, Mariano Pinedo ya se proclamó precandidato a reemplazar a Francisco “Paco” Durañona al frente de San Antonio de Areco. Otra posible candidatura es la de Susana González en Ensenada, siempre y cuando Mario Secco pegue el salto y compita en otra órbita.

Frente Renovador: Con el escenario esclarecido

Senado

Dos senadores massistas y siete diputados deben renovar su escaño. En el Senado la rosca gana el tiempo y una disputa entre el senador Fernando Carballo y Patricio Galmarini lo marginarán varios puestos en la Tercera sección. A su vez, José Luis Pallares podría cumplir su objetivo y disputar la intendencia de Lanús.

Diputados

En la Cámara baja, el muchacho de San Fernando, Juan Andreotti, será quien dará el salto a la disputa comunal para intentar reemplazar a su padre Luis y no buscará renovar como diputado. La renovación quedará solamente para el presidente del bloque Rubén Eslaiman, Valeria Arata (Cuarta sección), y Ricardo Lissalde (Sexta sección). Otro que pegará el salto es Ramiro Gutiérrez que tiene su lugar asegurado en una lista nacional para el Congreso. Así, el marplatense Javier Faroni y el hombre de General Viamonte, Javier Mignaquy, se despedirán de la Cámara.

A ello, hay que recordar que Jorge D´Onofrio, con mandato hasta 2021, aspira a ser precandidato a Gobernador de Sergio Massa en 2019.

PJ Unidad y Renovación: Un candidato

Senado

Solamente dos bancas debe renovar el espacio que se formó en la Legislatura después de los comicios de 2017. Una es la del senador Darío Díaz Pérez, de la Tercera sección, quien no se encuentra en la mejor posición para ir por la intendencia de Lanús, como para renovar su banca.

Diputados

El otro es el hombre de José C. Paz, Carlos Urquiaga, quien “defraudó” a varios kirchneristas que lo tomaban como propio al ausentarse en la sesión de Presupuesto 2019. Entre los que tienen mandato asegurado hasta 2021, el único que hoy se anota para una intendencia es Guillermo Escudero. El ex funcionario de Pablo Bruera, ya inició la campaña en La Plata para ser precandidato del peronismo contra Julio Garro.

Frente Amplio Justicialista: Cuatro para triunfar

Diputados

El último bloque que se creó en la Cámara de Diputados tiene que renovar por completo su representación y así buscarán hacerlo. Los dos marplatenses, más la juninense Giaccone y el excamporista José Ottavis buscarán los acuerdos necesarios para formar parte de la disputa en 2019 como candidatos nuevamente a diputados.

Los monobloques

Diputados

Dos que tienen todas las chances de despedirse de la Legislatura en 2019 son Patricia Cubría (Movimiento Evita) y Fabio Britos (Integrar), la única carta que les queda a futuro a los legisladores es avanzar en acuerdos con el oficialismo. Ahí, el que saca una luz de ventaja es Britos, quien anunció su alejamiento del massismo a inicio de año y lleva meses como aliado pleno de Cambiemos.

Coment� la nota