Cristina apuesta a implosión de Cambiemos antes del 2019

Cristina apuesta a implosión de Cambiemos antes del 2019

LA EXPRESIDENTE SUMÓ AL KIRCHNERISMO A LA REUNIÓN DEL PJ BONAERENSE.

• CONTACTO CON INTENDENTES.Efecto Moyano, furia de Carrió contra Garavano por la AMIA y la interna de la UCR son la esperanza electoral K.

Cristina de Kirchner apuesta a que Cambiemos implosione antes de las presidenciales del 2019 como última esperanza para derrotar a Mauricio Macri. La ex presidente deslizó esa hipótesis en una ronda de consultas con intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires que ayer celebraron la segunda reunión del Consejo del PJ en San Martín con la incorporación de los kirchneristas Verónica Magario y Fernando Espinoza de La Matanza.

La senadora nacional de Unidad Ciudadana había apostado en las legislativas del año pasado a las "víctimas del ajuste" como eje de su campaña proselitista basada en un discurso de catástrofe económica inminente. Si bien la Casa Rosada aún no logra domar las subas de precios -tarifas, combustibles, prepagas, alimentos, entre otros rubros- y debió redefinir la meta inflacionaria, el kirchenrismo precibe que en base al endeudamiento externo el oficialismo estaría en condiciones de surfear la coyuntura económica con más o menos sobre saltos hasta las elecciones del año próximo. 

La expresidente recibió días atrás en estricta reserva a Gustavo Menéndez (Merlo), jefe del PJ bonaerense, y a otros jefes comunales del peronismo. La intervención de Cristina descomprimió la interna del justicialismo en la provincia de Buenos Aires y dio luz verde para que loa kirchneristas Espinoza, Magario y Jorge Ferraresi (Avellaneda) ocuparan ayer una silla en la segunda reunión del Consejo partidario. En el primer encuentro, los matanceros junto a los alcaldes alineados con la senadora de Unidad Ciudadana habían impulsado un intento de boicot para vaciar el PJ bonaerense luego del recambio de autoridades que implicó una "capitis diminutio" para Espinoza quien a partir de una decisión en bloque de los intendentes fue reemplazado en la jefatura del partido por Menéndez y Fernando Gray (Esteban Echeverría). 

El encuentro de ayer en el Centro Migueletes de San Martín, con Gabriel Katopodis como anfitrión, se realizó al día siguiente de la marcha opositora que tuvo a Higo Moyano como orador central y a los intendentes del PJ bonaerense -renovadores, kirchneristas y massistas- en el primer gesto de unidad marchando juntos sobre la Avenida 9 de Julio. Por eso el Consejo partidario emitió un docuemento exhortando a la unidad y con un nuevo diagnóstico crítico sobre las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri.

Ante la fragmentación del peronismo, la hipótesis política de Cristina es que Cambiemos no resistirá unido hasta 2019 a partir de las denuncias de corrupción que empiezan a proliferar contra sus funcionarios -Luis Etchevehere, Luis Caputo- y que esta semana provocó la renuncia Valentín Díaz Gilligan por no haber declarado una cuenta millonaria en Andorra. El colectivo oficialista salió esta semana a contener su interna con la UCR de Alfredo Cornejo que reclama más espacios de poder dentro de Cambiemos y hasta se entusiasma con integrar la fórmula presidencial. Esa tensión se replica también en gobierno de María Eugenia Vidal donde tanto Cristian Ritondo como Jorge Macri ya se anotaron como potenciales vicegobernadores para ocupar el cargo que hoy ejerce el radical Daniel Salvador. 

El otro factor de inestabilidad en Cambiemos es Elisa Carrió. La jefa de la Coalición Cívica es la comisaria moral y política de la Casa Rosada. Además de su histórico duelo con Daniel Angelici, alter ego futobolístico de Macri en Boca Jrs. y la AFA, la legisladora arrasó en las elecciones legislativas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y condicionó así al PRO en el distrito donde germinó el poder del macrismo. La semana pasada, Carrió le ordenó a los diputados de la CC, Mariana Zuvic y Juan Manuel López, que avancen con un pedido de juicio político contra el Ministro de Justicia, Germán Garavano, por dejar caer la acusación por encubrimiento contra los ex fiscales de la causa AMIA, Eamon Müllen y José Barbaccia. "No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno", sostuvo la CC-ARI en un comunicado.

El pan peronismo, que comenzó un incipiente proceso de reunificación de cara a 2019, evaluó ayer la marcha de Moyano y la posibilidad de reflotar la transversalidad kirchnerista de la "Concertación plural" que se plasmó en 2007 a través de la fórmula Cristina-Julio Cobos. La posibilidad de reclutar radicales desencantados es una de las vías que explora el post kirchnerismo peronista para drenar el caudal electoral de Cambiemos en las presidenciales del año próximo.

Ayer participaron de la cumbre PJ los intendentes Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Zabaleta (Hurlingham), Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa), Santiago Maggiotti (Navarro), Marisa Fassi (Cañuelas) y los concejales Gabriel Bruera (La Plata) y Alejandra Nardi, presidenta del Concejo Deliberante de Tigre.

Coment� la nota