La pelota de la unidad, en los pies de Massa

La pelota de la unidad, en los pies de Massa

El kirchnerismo usó el congreso del PJ para enviar un mensaje directo al líder renovador. También convocaron a los gobernadores a jugar juntos a nivel país, como hicieron en casi todas las provincias.

Con mayoría kirchnerista y la presencia de delegados de Alternativa Federal, pero sin los gobernadores, el Congreso Nacional del PJ convocó en el micro estadio de Ferro a Sergio Massa y a los mandatarios provinciales ausentes a formar "un gran frente patriótico" para derrotar a Mauricio Macri en las elecciones presidenciales, siguiendo el camino de unidad que comenzaron a trazar varias provincias donde "hay olor a triunfo" peronista.

"Empezamos en San Juan, seguimos en La Pampa, Neuquén, después Río Negro, Entre Ríos, Santa Fe y ahora también en Mendoza y en la provincia de Buenos Aires. Llamamos a todos los gobernadores, al compañero Massa y a todos los que quieran venir para construir un frente. Éste es el camino, ¡Unidad con todos! ¡Unidad hasta que duela!", bramó desde el escenario del micro estadio el presidente del PJ, José Luis Gioja, que puso como ejemplo los distritos en los que el partido ya selló listas de unidad para enfrentar a Cambiemos.

La fórmula que puso como ejemplo el camino de las provincias se repitió varias veces durante el encuentro, en boca de diferentes oradores, que buscaron dejar en evidencia que los gobernadores de Alternativa Federal, que le escaparon a la foto colectiva en Ferro, hicieron acuerdos con el kirchnerismo en sus respectivos distritos.

"Alternativa Federal ya no existe más. Cuando en junio los gobernadores terminen de ganar en sus provincias, van a estar todos acá, en este frente", sentenció ante Letra P un referente kirchnerista que analizaba la ausencia de los mandatarios federales, que pusieron el cuerpo a medias en el cónclave partidario, en el que se escucharon muchas alusiones a la unidad y pocas a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Su hijo, el diputado Máximo Kirchner, no estuvo en el encuentro.

En efecto, en el micro estadio de Ferro hubo solo dos gobernadores presentes: el presidente del Congreso, Gildo Insfrán, y el puntano Alberto Rodríguez Saá, que evitó el escenario y se sentó entre el resto de los congresales, en las sillas de plástico blancas ubicadas en el gimnasio. Otras dos gobernadoras, que sin duda abonan al espacio, estuvieron ausentes con aviso: la catamarqueña Lucía Corpacci y la santacruceña Alicia Kirchner, ambas de viaje en Canadá por una convención minera.

Kirchner mandó en su representación al vicegobernador, Pablo González, y Corpacci envió a un ministro y una carta de apoyo. "Estamos viendo que muchas provincias en las que se adelantaron las elecciones van avanzando en la unidad. El modelo es el que ya vimos en Entre Ríos, San Juan, La Pampa. Es una muy buena señal en ese sentido que hayan venido los congresales que responden a los gobernadores que están en Alternativa Federal", dijo el vicegobernador González a Letra P. Además del santacruceño, en Ferro hubo otros cuatro vicegobernadores, Daniel Capitanich (Chaco), Juan Carlos Arcando (Tierra del Fuego), Marcelo Lima (San Juan) y José Neder (Santiago del Estero).

"Cada uno de los gobernadores puede expresar su manera de ver la política. Los congresales también hemos sido elegidos y nos debemos al partido. Vamos a apoyar a todos los dirigentes que pretendan generar un proceso de unidad dentro del PJ. A Cristina y a cada uno de los que aglutine una fuerza opositora para gobernar los próximos años", dijo Capitanich a Letra P.

Si bien el chaqueño -hermano del ex gobernador e intendente Jorge Capitanich- nunca sacó los pies del plato del PJ con sesgo kirchnerista, el gobernador de la provincia, Domingo Peppo, que hasta ahora se había mantenido dentro del esquema de Alternativa Federal, también envió esta vez a sus congresales. Lo mismo hicieron sus pares Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gustavo Bordet(Entre Ríos) y Juan Manzur (Tucumán), aunque ninguno de los mandatarios concurrió personalmente al encuentro. Los gobernadores habían retaceado la presencia de sus delegados en el Congreso de 2018.

Definitivamente alejados de la posibilidad de avanzar en una alianza que incluya al kirchnerismo, ni Juan Manuel Urtubey (Salta) ni Juan Schiaretti (Córdoba) enviaron a sus delegados al Congreso. La presencia cordobesa estuvo encabezada por los diputados nacionales Pablo Carro y Gabriela Estévez y por el legislador provincial Martín Fresneda, invitados en su calidad de dirigentes pero que no son congresales. "Lamento que no estén los congresales de Córdoba, hubiera sido bueno que vinieran a expresar su punto de vista. Hay que discutir adentro. Es un error creer que hay que construir un peronismo excluyendo a Cristina. No decimos que vengan a la cola de Cristina, tienen que venir a discutir con Cristina", dijo Carro a este portal. Córdoba, uno de los distritos más grandes del país, tiene en el PJ 86 congresales, sobre un total de 927.

Por su parte, Salta tuvo un solo delegado presente en el Congreso, sobre los 35 que tiene la provincia: el diputado provincial Pedro Sandez, que responde al diputado nacional Sergio "Oso" Leavy, enrolado en Unidad Ciudadana y precandidato a gobernador.

"¿Para qué van a venir los gobernadores? ¿De qué les sirve en sus distritos? Tienen que enfocarse en ganar sus provincias", dijo a Letra P un referente del PJ bonaerense, que confirmó la presencia en la reunión de congresales de esa provincia que responden a Massa.

SERGIO, TELÉFONO. La invitación directa y la alusión por nombre y apellido al líder del Frente Renovador para que se integre al "frente patriótico" para derrotar a Macri fue también una constante entre los dirigentes del kirchnerismo. El primero en lanzarla fue el diputado Eduardo "Wado" de Pedro, incluso antes de llegar a Ferro, desde su cuenta de Twitter. "Convocamos a Sergio Massa y a los gobernadores a que formen parte de una gran PASO en un gran frente", ratificó después, en diálogo con Letra P. El diputado se refirió, además, a la presencia de los congresales que responden a los gobernadores de Alternativa Federal. "Es un síntoma de que la sociedad está pidiéndole a la dirigencia política que se una para resolver los problemas. Las cuestiones partidarias son ajenas a los problemas de la gente", dijo. La convocatoria a Massa fue ratificada también por Alberto Fernández.

Dentro del estadio, el ritual obligó a seguir pasos formales. Después del homenaje a Eva Perón a 100 años de su nacimiento, que encabezó su sobrina nieta, la diputada Cristina Álvarez Rodríguez, Gioja anunció la presencia de 643 congresales y pidió un minuto de aplausos para el fallecido ex gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota. "Tuvo el accidente el sábado 15 se septiembre. Nos íbamos a juntar el miércoles siguiente. El Gallego quería la unidad. Hoy hubiera estado acá" , dijo el sanjuanino.

Los reiterados llamados a la unidad sonaron también en boca de Agustín Rossi, del presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray, que llamó a armar "una gran coalición de centroizquierda", y de Felipe Solá, que marcó diferencias con el "vamos a volver" que cantaron dirigentes y militantes. "No vamos a repetir nada, vamos a la Argentina del futuro", dijo el ex gobernador bonaerense, que llamó a "romper las fronteras" y "salir de la zona de confort" para buscar la unidad.

TEMOR AL FRAUDE. Tras un informe pormenorizado del apoderado Jorge Landau, que alertó sobre los cambios en las reglas electorales que definió el Presidente por decreto, Insfrán afirmó que Cambiemos prepara un posible "fraude patriótico". "Están dispuestos a hacer cualquier cosa por no perder las elecciones", dijo Rossi, que también denunció la existencia de "un aparato estatal paralelo de inteligencia destinado a perseguir dirigentes políticos, extorsionar empresarios".

Tras dos horas de discursos, Insfrán dio por terminado el Congreso, que tuvo como resultado formal la delegación del máximo órgano del partido en el Consejo Nacional  para que selle las alianzas que considere necesarias para las elecciones. En lo simbólico, aún con ausencias, la dirigencia salió con la convicción de haber dado un paso más en el camino hacia la unidad.

Coment� la nota