Las mejores frases de las entrevistas de Fontevecchia

Durante 2008, el director del Diario Perfil entrevistó a numerosas personalidades. Lo más destacado en este resumen imperdible.
Guillermo Montenegro. Ex juez federal, ministro de Justicia porteño. 6 de enero de 2008

—El juez López Biscayart denunció públicamente a los funcionarios de la SIDE que lo fueron a visitar para pedirle información dejando expuesto al Gobierno. ¿Usted habría hecho lo mismo?

—Sí. Entiendo que hay injerencia de un poder ajena al Poder Judicial.

—Fulvio Madaro es una persona de estrecha y larga relación con Kirchner. ¿Se equivoca Elisa Carrió cuando dice que “De Vido es Kirchner” y por eso no lo pueden despedir?

—De Vido es un ministro de Kirchner. Fue ministro de la anterior gestión y actualmente lo es.

—¿El Caso Skanska es un reflejo ilustrativo del engranaje que se forjó durante la presidencia de Kirchner para generar caja política con la obra pública, que pasó de 2.300 millones de pesos en 2003 a 14.200 millones en 2006?

—Mientras era juez, investigaba puntualmente un caso de corrupción, pero no puedo saber si esto fue un engranaje.

—Inicialmente, el Gobierno sostuvo que se trataba de corrupción entre privados. ¿Era entre privados o los retornos se financian con sobreprecios y por tanto son recursos públicos?

—A ver (largo silencio), contesto con los hechos: yo llamé a indagatoria a dos funcionarios públicos.

—¿Es cierto que tiene una muy buena relación con la Policía, construida a lo largo de muchos años en la Justicia?

—Tengo una buena relación con la Policía que trabajó conmigo. Veinticinco años en Tribunales hacen que tenga una buena relación.

—Esto no es una declaración indagatoria donde puede negarse a responder, es un reportaje.

—Es el primer reportaje de mi vida, nunca antes concedí ninguno, me llevará un tiempo ir acostumbrándome.

Mario Blejer. Economista. 13 de enero de 2008

—Superemos el problema semántico, no hay todavía recesión pero sí enfriamiento.

—En esto estoy de acuerdo. Que la economía americana va a sufrir un enfriamiento en 2008, sí, totalmente de acuerdo.

—¿Si el petróleo se acaba en algunas décadas no es más importante contar con territorio para cultivos que producen bienes renovables?

—Hace mucho que se viene diciendo que el petróleo se acaba. Y siempre han encontrado. Primero, nuevas fuentes; segundo, sustitutos; tercero, los precios altos que permite la explotación de petróleo.

Raúl Castells. Dirigente político piquetero. 20 de enero de 2008

—Nosotros somos contestatarios de este sistema y del orden establecido, tenemos algún parentesco con los anarquistas de principios de 1900.

—Hoy, cuando el rol de los medios es tan significativo en la formación de los individuos, es imposible querer hacer una revolución social como los anarquistas o los bolcheviques de principios de 1900. Son poquísimos los que ven los programas políticos, leen las notas editoriales políticas de los diarios. Entonces, para nosotros hasta un programa como el de Tinelli, con seis u ocho millones de personas, es una tribuna para llegar a millones y poder transmitir en segundos, una opinión.

—Los intelectuales no pertenecen a una clase social, son parte de una casta de la sociedad. Que un artista plástico como Bony Bullrich acepte venir a los barrios a organizar muestras de arte para nosotros es muy importante. Nuestro movimiento no tenía profesionales, y hoy tenemos seis abogados, un médico y un ingeniero.

—Los que han cometido crímenes de lesa humanidad, no tienen derecho a la vida. Un gobierno nuestro, a Videla lo fusilaría. Luego, sí planteamos el tema de la ternura…

Rafael Estrella. Embajador de España en Argentina. 27 de enero de 2008

— Los que compraron YPF no parece que sean piratas.

—¿Le consta que en la Argentina hay un manto de sospecha sobre la venta del 15% de las acciones de YPF a un íntimo amigo de Kirchner, Enrique Eskenazi? ¿A qué atribuye esas sospechas?

—La propuesta de incorporar capital argentino la hizo la presidencia de Repsol YPF hace como un año y medio. En ese momento no fue aceptada por el Gobierno y, posteriormente, dijo que le parecía una buena iniciativa. Repsol YPF ha tomado una opción que le parece la más adecuada. El propio presidente de Repsol dice que por fin ha encontrado “una persona que habla el mismo idioma” que él.

—Respecto de Aerolíneas, el Estado no necesitaba comprar más acciones. Lo hace porque quiere mostrar que el país ha salido de la crisis y que está en condiciones de tener más peso en las decisiones. En el caso de YPF, no es una decisión del Estado, sino una propuesta de Repsol aceptada por el Gobierno, y hay una coincidencia en el interés de Repsol de diversificar sus inversiones, de fortalecer YPF sin arriesgar capital propio para proyectarla en América latina como una multilatina. Necesita capitales frescos y esto debe hacerse con un entendimiento con el país.

—Específicamente, ¿qué piensan de Chávez los diplomáticos españoles y los expertos en temas internacionales de su país?

­—A mí me preocupa América latina. Si desde un proyecto llamado bolivariano se pretende que no avance uno como el Mercosur, porque se piensa que hay que hacer una asociación de retórica política que no aporta nada y no de políticas sociales, económicas, creo que es un error.

—Creo que Scioli refleja la capacidad del peronismo de regenerar visiones que pueden amoldarse a distintas situaciones. Scioli está muy cómodo con el proyecto del Gobierno actual, pero podría actuar como bisagra en un momento dado con sectores más moderados.

Miguel Angel Broda. Economista. 3 de febrero de 2008

—Al empresario le diría: ‘Sea todo lo cortesano que pueda, porque hay que estar debajo del paraguas oficial...

—... pero juegue a dos puntas: esté lo más cerca del Gobierno, pero tenga los mejores analistas que pueda.

—La duda es qué poder, qué coraje tiene Lousteau para decir lo que hay y lo que no hay que hacer.

—En la crisis mundial de hoy le doy mucha responsabilidad a la falta de regulación.

—Es un chiste lo de las bombitas, si usted lo cuenta en el mundo, no lo pueden creer.

—Siento que vivo en un país donde lo que se dice puede caerle mal al poder de turno.

—La convertibilidad estalla por la inconsistencia entre el régimen cambiario y la política fiscal.

—Habría que haber devaluado con anticipación; fue un error no salir del cambio fijo.

—Cavallo es un economista inteligente. Su primeragestión fue exitosa, pero en la segunda hizo todo mal”.

José Octavio Bordon. Ex embajador en los EE.UU. 24 de febrero de 2008

—El justicialismo no estaba funcionando. La última vez que tuvo un candidato fue en el ’99, y después tuvo tres candidatos que tuvieron que ir con otro nombre, no hubo interna.

—Ya mencionamos que Nilda Garré era partidaria suya y también a Lavagna; podemos agregar a Gustavo Beliz, que también fue ministro del kirchnerismo al comienzo. ¿Al final Néstor Kirchner le copió su gabinete diez años después?

—No, no me copió. Heredó una situación de extrema debilidad del país y con pocos votos. Buscó armonizar su cercanía patagónica con otros cuadros que le permitieran tener dimensión nacional, pero no era gente de Bordón. Nilda Garré había estado muchos años en otros lugares, Lavagna venía de ser el ministro de Duhalde.

—Creo que la palabra gorila solamente debería ser utilizada para aquellos que desde el justicialismo no les reconocen el derecho a los radicales o a los nuevos conservadores a ser distintos a sus padres, que fueron socios de los golpes militares, a tener una centroderecha democrática y popular, puesto que se necesita para una democracia.

Manuel Quindimil. Ex intendente de Lanús. 2 de marzo de 2008

José Pampurro fue ministro de Salud y nunca mandó un paquete de algodón a Lanús. Fue ministro de Defensa y nunca fue capaz de mandar un subsidio. Fue diputado nacional, ocupó cargos de alto nivel, y nunca recibimos una ayuda. Lo único que recibimos fue el desastre político de la fractura del peronismo en Lanús que se produjo ahora, por culpa de él, que no vive en Lanús, que vive en la Capital Federal, que viene a meterse en Lanús a querer agarrar el poder en Lanús. Y nunca trabajó ni por Lanús ni por el pueblo de Lanús.

(Respecto a CFK)

—Pienso que es una mujer capaz, ya lo demostró durante años siendo diputada, senadora. Si el marido la propone para tomarse él su tiempo para reponerse, y después volver, creo que no va a cometer la equivocación de ponerla sabiendo que no tiene condiciones para hacerlo.

—Al principio de la conversación, mandaba Perón. Pero al final, salía ganando Evita. En la Quinta de Olivos, los sábados y domingos se iban los dos solos para descansar, para usar la pileta de natación, para andar con los coches de carrera, para andar con las motos, y después venía la etapa de planeamiento político.

—Yo no me merezco lo que me hicieron. Merezco un homenaje a los hombres que dieron su vida por la patria, que no disfrutaron de sus hijos; nunca viajé al extranjero, no sé lo que es Europa, no sé lo que es nada.

—En 1983 fui el único peronista que ganó. Herminio perdió, perdieron todos pero Manolo ganó. Por eso la puta madre que los parió a todos.

Roberto Lavagna. Ex ministro de Economía. 16 de marzo de 2008

—El radicalismo se fue, y del trípode sobre el cual construimos la Concertación quedaron dos patas. En condiciones más reducidas, creo que a la juventud, a los independientes, a los partidos provinciales que no son justicialistas y que no quieren serlo, hay que seguir alineándolos detrás de la defensa del programa que nosotros presentamos.

—Las cifras de crecimiento están sobreestimadas. Es la lógica del encadenamiento de los errores: si se maneja con precios que no respetan la realidad, va destruyendo otras estadísticas.

Analía Quiroga. Dirigente rural. 23 de marzo de 2008

—Pienso, sinceramente, que quien está gobernando y sigue gobernando es el ex presidente Kirchner.

—En varias oportunidades al secretario de Comercio Moreno que siempre me trató con muchísimo respeto.

—En los años noventa, cuando hubo que dar un giro a la economía y todos sabíamos que la convertibilidad ya no daba para más, el gobierno se empecinó, como ahora.

—¿Se invirtieron los roles y hoy las bases están más críticas del Gobierno que los propios dirigentes rurales?

—Hoy las bases pasaron por encima a la dirigencia. La dirigencia colapsó.

Héctor Ricardo García. Editor de Crónica. 29 de marzo de 2008

—¿Qué otra recuerda que haya molestado al Gobierno?

—La última vez que me llamaron enojados fue cuando pusimos una placa que decía que renunciaría el ministro de Economía Lousteau, una noticia que la dieron en todo el mundo.

—Hadad soñaba con un canal de noticias porque me vino a ver varias veces para hacer una asociación con él. Quería comprarme Crónica. Me mandó emisarios.

—Descontento va a haber siempre. Había con Perón, con Duhalde, con De la Rúa... No se puede manejar la opinión pública en un ciento por ciento. La prueba está en que en la última elección Cristina ganó con el 40 por ciento; o sea, que el 60 por ciento no la votó.

—Creo que el tema de las cacerolas actual es un tema político que excede el caso del campo. Es una expresión de rebeldía a Kirchner.

—A Kirchner lo conozco desde hace 4 años; a Duhalde, hace 20: con él me tuteo.

—No creo en el rating.

Mauricio Macri. Jefe de Gobierno porteño. 30 de marzo de 2008

—La inflación está haciendo mucho daño. El índice de marzo que nosotros tenemos da 3%.

—¿Estaba preparado hace diez años para las funciones que cumple hoy?

—No, yo siento que aprendí mucho. Primero aprendí mucho saliendo del mundo empresario al mundo del fútbol. Y después también aprendí mucho cuando me metí en un mundo nuevo, como la política, donde me volvieron a castigar como me castigaron al principio en el fútbol. Y lo que no te mata te fortalece.

—Pienso que todos los que están en el Gobierno, y la ciudadanía en general, sienten que Néstor Kirchner sigue siendo parte central de este Gobierno.

—Yo creo que en 2011 va a haber candidatos alternativos y que despierten entusiasmo.

—Para ocupar una función absorbente como la de gobernar, ¿es conveniente la tranquilidad de una pareja estable?

—Es mejor, porque la soledad del poder es muy dura. Estar en pareja da cierta tranquilidad.

—Creo que en estos meses he planteado al Gobierno nacional las cosas con criterio, con tranquilidad, y ambas partes hemos apostado a tener una relación; estamos conviviendo mucho mejor de lo que todo el mundo imaginaba. Pero hechos concretos, no tenemos ninguno.

—El concepto de derecha e izquierda ya no rige más. Lo que rige es… mejorar la calidad de vida, libertades, un espacio en el cual trabajar, desarrollarme, más agradable. Eso es lo que la gente vota.

—La situación de la ciudad está peor de lo que pensaba, pero se puede.

Sergio Acevedo. Ex gobernador de Santa Cruz.6 de abril de 2008

—¿Máximo (Kirchner) tiene talento político?

—Sí, sin duda.

—¿Qué incidencia tenía en sus decisiones sobre la obra pública Lázaro Báez?

—No, no era igual que Ulloa. En todas las provincias hay esquemas de licitaciones donde funciona la patria contratista.

—¿Cómo un ex empleado bancario, como Lázaro Báez, se transformó en un millonario empresario de la construcción?

—Me parece que así es como se dan los procesos de formación de los empresarios en la Argentina.

—Con Lázaro Báez también.

—Sí, he hablado con todos. Con el que me pregunte, seguramente he hablado. Creo que le faltaría el respeto a usted y a todos los que van a leer este reportaje si dijera que alguien puede tener un desarrollo empresarial así sin la ayuda del Estado.

—¿Qué diferencias hay entre Carrió y Cristina?

—Tienen más coincidencias que diferencias. Las dos quieren imponer su criterio, quieren tener la última palabra siempre.

—Usted comandó la SIDE. ¿Cómo es la gente que trabaja allí?

—Es gente común y corriente. Forman parte de un organismo que tiene todo un halo… y punto. Pero, en definitiva, tienen la lógica de un sistema burocrático, más que la de un empleado público.

—¿La obsesión con el periodismo y la inteligencia la tuvo siempre?

—Es un hombre de una naturaleza… Mire, tiene a la política por sobre todo, tiene muy clara esa cuestión del poder, el periodismo, la opinión pública...

—¿Y Carrió no?

—Habría que verla en el gobierno. Es así. En el ARI, de hecho, tenía la concepción de que “los que no piensan como yo, se van”. Entonces, se imagina que yo... que me fui una vez de un lado, a esta altura de mi vida no me quiero ir de otro, ¿no?

José Pablo Feinmann. Filósofo y escritor. 13 de abril de 2008

—El peronismo no tiene ideología.

—La clase media enriquecida por el peronismo se vuelve gorila porque enseguida se sienten... oligarcas.

—El peronismo fue un problema sin solución en Argentina desde 1955. Ni Perón derechizándose excesivamente pudo arreglarlo.

—Estoy a favor de la investigación de lo actuado por la Triple A. Y si se llega a Perón... pues que se llegue.”

—Y, sí, Kirchner me cayó bien, era un tipo desgarbado, campechano... Además, si a unoun presidente lo invita, te sienta a su lado y charla una hora y media con vos... la pucha. Nunca me había pasado eso.

Julio Bárbaro. Ex interventor del Comfer. 20 de abril de 2008

—¿Coincide con la idea de que el antiperonismo es un sentimiento aún más fuerte que el peronismo?

—No. El antiperonismo en la época de Perón era un pedazo de la realidad. Hoy lo incitamos los peronistas para encontrar afuera la identidad que no tenemos dentro.

—Pero muchos de los que hace tres años negaban a Perón, ahora lo agarran para decir mirá dónde estoy. Si éramos transversales antes, sigamos siéndolo ahora.

— ¿Alberto Fernández en el poder delató que es inmaduro?

—Es una persona de la que me sentí amigo y ahora no puedo serlo.

—¿Macri podría ser peronista?

—Hoy puede ser cualquiera, porque hoy ser peronista es nada.

—Respeto a Hebe de Bonafini por su historia, la ideología es otra cosa. Un día le pega al Papa, al otro día apoya a la ETA... Tiene ese aquelarre ideológico.

—¿La distancia crítica de todos ellos le permite perspectiva?

—Siempre digo que del cargo hay que saber bajarse y no caerse. Uno sólo es dueño de lo que está dispuesto a dejar. Si no, es prisionero.

—Alberto Fernández no va al bar donde iba. Lo que tendría que hacer es caminar por la calle, y no olvidar que uno siempre se baja del poder. Y los amigos del poder no sirven.

—Kirchner es un peleador, y en la contradicción con Clarín va a dar la pelea. Sería bueno que se mantenga en los cauces de lo racional.

—Duhalde tiene doble comando, porque cree que la Chiche es socialdemócrata. Yo creo que Duhalde lo que haría bien es callarse.

Alberto Abad. Ex titular de la AFIP. 27 de abril de 2008

—El Gobierno está en un round con ahogo y necesita ventilarse. Tiene que repensar cómo va a relanzar su relación con la sociedad, cómo va a armar su dispositivo de gobierno, a quiénes va a convocar. El Gobierno tiene que convocar a más gente y tiene que generar una discusión interna mucho más importante.

—Creo que los ministros tienen que tener mayor autonomía, mayor poder, y creo que tiene que haber un disenso más importante en la discusión de los temas. Los gabinetes necesitan la discusión.

—Creo que la política tenía algunas ideas distintas que las que tenía en este caso la economía, y fueron a ese cambio. Es posible que se hubieran mejorado algunas situaciones si hubiéramos sido más cuidadosos en el gasto público.

—Hay que hacerle un service (al Gobierno). Tenemos que tener claro que la sumatoria de tácticas no es una estrategia, y tenemos que hacer una discusión seria de cuál es el posicionamiento de la Argentina en el mundo.

—Hay una baja en la calidad del sector público en general, y tiene mucho que ver con incapacidades de las dirigencias gubernamentales, con una desvalorización sistemática que se ha hecho de lo público.

Mario Bunge. Filósofo. 4 de mayo de 2008

—Menem no fue peronista; Kirchner, sí.

—Los gobiernos minoritarios me gustan porque están sujetos a lo que pase en el Parlamento.

—Me parece absurdo ser conservador en un país donde hay tan poco bueno por conservar y tanto por reformar.

—Una democracia bien desarrollada en lo económico, cultural y político no debería ser estatista. El Estado debería limitarse a administrar el bien común, pero no debería meterse a empresario ni a administrar las opiniones de la gente.

—El populismo puede entenderse de dos maneras: servir al pueblo o engañarlo. En el caso del peronismo, hubo engaño masivo, maniató al pueblo, lo amedrentó, impidió el acceso a la discusión de los asuntos públicos, pero hubo algunas contribuciones positivas a la sociedad argentina.

—Una de las virtudes de Kirchner es no usar la violencia como medio político. A diferencia de De la Rúa, no mató a nadie, que yo sepa. De la Rúa sí mató, y no digamos Menem.

Antonio Mata. Ex presidente de Aerolíneas. 11 de mayo de 2008

—Aerolíneas Argentinas hoy no vale nada.

—Yo era un obstáculo para De Vido y Jaime.

—Los sindicatos son la punta de lanza contra la compañía”.

—2002, 2003, 2004 fueron los años del levantamiento del grupo económico, y tuvimos unos resultados económicos muy buenos.

-—Poco después hubo cinco presidentes en una semana, ¿qué se decía en ese momento?

—Que estaba loco. Mi familia y mis amigos me decían que cómo había podido ir a parar con mi edad y con la vida resuelta a un país donde la situación era tan inestable.

—Yo había rechazado los subsidios públicamente. Había pedido la liberación de tarifas, que la injerencia del Estado fuera menor. Cuando una gran parte de la actividad de la industria, en general, en Argentina, la de servicio, está subsidiada, supongo que algún motivo tendrá. A mí no me gustan nada por todo lo que ese manejo puede generar.

—Una vez estuve en una reunión con el presidente Zapatero, y un empresario con muchos intereses en la Argentina dijo: ‘Hay muchos empresarios argentinos que nos venden sus empresas en quiebra y cuando ganan dinero buscan al Gobierno para volvernos a robar la empresa’”.

Santiago Montoya. Director de la ARBA. 18 de mayo de 2008

—El conflicto del campo puede costarnos entre 200 y 250 millones.

—Scioli sostiene que estamos recibiendo mucho dinero del Gobierno nacional.

—Scioli no es competencia política del matrimonio Kirchner. Scioli es socio político de los Kirchner.

—El conflicto del campo va a terminar siendo una anécdota. Estoy feliz de que este tipo de conflicto esté saliendo a la luz.

Eduardo Buzzi. Presidente de la Federación Agraria Argentina. 25 de mayo de 2008

—La Presidenta dice ‘este yuyo’ y que hay que desalentar la soja, mientras alienta el monocultivo sojero. Mandó a Grobocopatel a Venezuela como embajador sojero.

—El conflicto se radicaliza, temo que haya sangre y pérdida de vidas.

—Los niveles de confrontación no se van a detener. Hoy hay condiciones de conflicto sin retorno.

—No sé si el Grupo Clarín va a seguir poniendo a TN de la misma manera que lo puso hasta acá.

—Algunas consignas de ‘todo o nada’ complican la negociación. Vengan Uds. a Bs.As.: yo voy al aplauso de los pueblos.”

—Tranquilizo a los que están celosos: De Angeli siempre resolvió de manera orgánica por más que bravuconee.”

—Como no saldaron las cuentas del 21/12/2001 el Gobierno tiene culpa y miedo a las cacerolas. Aquello no se repetirá.

Alfredo De Angeli. Dirigente de la Federación Agraria Argentina. 15 de junio de 2008

—Temo una revolución social.

—La crisis de gobernabilidad la quieren ellos porque tienen problemas de inflación y energía.”

(Respecto de 2001)

—Esta vez es probable que la convulsión no sea en el Conurbano sino en el interior.

—La crisis de gobernabilidad la quieren ellos porque tienen problemas de inflación y energía.

—Yo había estado preso por cortar rutas en 2000, 2001 y 2002. Siempre el tractor que cortaba la ruta lo manejaba yo.

—Saben que no me van a comprar. Entonces me están apretando.

—Puede haber inflación y desabastecimiento, podemos tener parte de la culpa pero no toda la culpa.

—El otro día aplaudían todos porque le sacaban plata a otro.

—Están saqueando al interior”.

José Manuel De La Sota. Ex gobernador de Córdoba. 29 de junio de 2008

—Kirchner juega a todo o nada.

—Kirchner parece empeñado en destruir las cosas buenas que hizo en su primer mandato. ¿No termina trabajando para la derecha?.

(Sobre los Kirchner)

—Son mediocres para administrar, concentran todo el poder y por eso les va tan mal en todos los planes que tienen.

—Kirchner prefiere salir como Salvador Allende: “A mí no me van a sacar si no es con los pies para adelante”, dijo.

(Sobre Cristina)

—Esta señora ha tenido mayores niveles de confrontación que su marido. Ya no hay con quien pelearse”.

—Si sigue así, Kirchner va a hacer con el peronismo lo mismo que hizo De la Rúa con el radicalismo.

—Cuando los muchachos vean que las encuestas no dan para repetir los triunfos del pasado volverán con Duhalde.

—Uno de los costos del hiperpresidencialismo es que repiten con tanta convicción su historia que terminan creyéndosela.

—El problema lo tiene Scioli por estar al lado de Kirchner, yo estoy muy lejos. Yo digo lo que no muchos dicen.

(Sobre Duhalde)

—Le regalé La silla del águila, de Carlos Fuentes, en el que se cuentan los padecimientos de los presidentes mexicanos del PRI que tenían el derecho de elegir a su sucesor. Y esos sucesores eran los que más se empeñaban en diferenciarse del poder que los había elegido.

—A Kirchner le haría leer el mensaje de Perón del ‘73 al agro donde los compara con el petróleo.

-“El peor lugar de popularidad de Cristina es Córdoba, donde la Presidenta ronda entre un 8% y un 9%.”

Julio César Cleto Cobos. Vicepresidente de la Nación. 6 de julio de 2008

—Pudo haber varios más conocidos para potenciar a Cristina: Solá, Reutemann. Pero necesitaban un compañero que pudiera materializar la Concertación.

—Nunca voy a renunciar.

—En el radicalismo no hemos logrado abrir las puertas para poder participar en un proceso interno.

—Será quizás ésta la etapa de valorar también la imagen del vicepresidente.

Horacio González. Director de la Biblioteca Nacional. 10 de agosto de 2008

—Yo leo Clarín desde que era chiquito, ¿cómo podría sostener que Clarín miente? Esa consigna surgida de un modo de lucha inmediatista no me gusta.

—Creo que se haría beneficio a la discusión política retirando la palabra gorila.

—Kirchner no ha caído, lo tendremos que ver en situaciones que exigen al hombre pensar en el infortunio.

—Ignoro si a Kirchner le gustó hacer lo que hizo con Duhalde, que si se quiere decir un parricidio, está bien.

—De Angeli es un obtuso porque es alguien incapacitado de pensar en su propia situación.

(Sobre Cobos)

—Si apelamos a los grandes relatos sobre la traición, evidentemente no está mal tratarlo así.

Juan Carlos Lascurain. Presidente de la UIA. 17 de agosto de 2008

—No sé qué es el capitalismo de amigos.

—Tuve la fortuna de haber conocido a Don Roberto Rocca, un ingeniero, un señor...

—A mí nadie me prohíbe criticar. Es una decisión nuestra. Es independencia de criterio (no criticar).

—Ningún gobierno puede cambiar la destrucción de treinta años en sólo ocho.

—A los bancos les conviene prestar al consumo y no a la industria: cobran tasas mayores.

—¿La crítica cuál es? ¿La que usted pone en su diario o la que hacemos nosotros (en privado)?

Ignacio de Mendiguren. Vicepresidente de la UIA. 24 de agosto de 2008

—Hay muchos De Angeli en las pymes.

(Sobre Roberto Lavagna) —Es un hombre muy firme en sus convicciones y generaría un espacio de serenidad, que es lo que hace falta hoy en la Argentina.

—La inflación no es ni peronista, ni desarrollista, ni radical: la inflación es la inflación.

—El modelo que quisimos poner en marcha a principios de 2002 fue, básicamente, un tipo de cambio competitivo, precios relativos a favor de los sectores transables de la economía, baja tasa de interés, buen índice de crecimiento y baja inflación. Esos precios relativos que estuvieron en un inicio son los que permitieron el autofinanciamiento de ese proceso de crecimiento.

—No había forma de salir del uno a uno sin una devaluación. Cavallo puso el corralito porque era imposible ya parar la fuga de depósitos, imposible técnicamente también, porque el Banco Central no podía emitir dólares, y había 58 mil millones de dólares en depósitos y 8 mil en reserva.

—Cometimos errores, pero hasta ahora no escuché a nadie que me dijera cómo había que hacerlo, con un plan. Nuestro proyecto no planteaba la pesificación asimétrica, sí la pesificación. Duhalde dijo que el que puso dólares recibiría dólares y él mismo lo reconoció como un error. En el corto plazo no se podía pero en el largo plazo, cuando la Argentina se pusiera en marcha, sí.

Pino Solanas. Director de cine, dirigente político. 14 de septiembre de 2008

—Perón hoy no estaría en el PJ.

—Me usaron para apretar a los españoles y conseguir 15% de YPF. Fue un escándalo la argentinización.”

—Es imperdonable que Duhalde aceptara vender el 20% del petróleo a Brasil por 1.050 millones.

—Dos veces defraudado, por Menem y por Kirchner. En 1989 votó por Menem; en 2003, tras votar a Patricia Walsh, anunció que apoyaba a Kirchner en segunda vuelta.

—Hay una intención de hacer jugar a una parte de la intelectualidad a favor del Gobierno.

(Sobre Carta Abierta)

—Criticó a la TV, pero terminó haciendo lo mismo porque tampoco daba toda la verdad.

—Scalabrini Ortiz no estaría en Carta Abierta. No aceptaba cargos públicos para ser independiente.

—Es lamentable que transgredan la norma de no usar a Madres de Plaza de Mayo en pujas electorales.

(De Angeli y Buzzi votaron por Solanas para presidente)

—Yo siempre defendí a los pequeños productores.

F. Henrique Cardoso. Ex presidente de Brasil.9 de noviembre de 2008

—Una recesión está en marcha.

(Sobre Lula)

—Hubiera negado menos que la crisis nos alcanzaría.

(El ex presidente de Brasil, en sus oficinas de San Pablo, monitorea los mercados mundiales)

—Estamos asistiendo a una crisis más, consecuencia de lo que Greenspan llamó exacerbación irracional de los mercados y Marx diría que es una quema de plusvalía.

—Al final todo este dineral, incluyendo los cientos de billones ya utilizados, será pagado por los tax payers (contribuyentes) americanos y del resto del mundo, sea por la inflación que podrá ocurrir, sea por el aumento futuro de la tasa de interés y por el aumento de los impuestos.

—No creo en una crisis final del capitalismo en este momento. Pero la regulación financiera nacional y global se intensificará.

—Estamos en el límite entre una recesión ya en marcha y una depresión todavía evitable.

—La crisis de 1998 fue de otra naturaleza: ésta, después del default de Rusia, atacó las monedas muy valorizadas y en el régimen de cambio casi fijo.

—¿Por qué Brasil fue uno de los países cuya Bolsa de Valores sintió más la crisis?

—Porque la economía del Brasil está más globalizada y atrajo más capitales que la mayoría de las otras Bolsas

—Cuando pase el huracán de la crisis, es probable que haya provocado más destrucciones en Venezuela que en otros países industrializados.

Elisa Carrió. Dirigente política. 23 de noviembre de 2008

—Kirchner es un gran temeroso, ya lo van a ver huir.

—Macri y Solá son Duhalde.

—En las crisis las sociedades saltan adelante como con Obama o hacia atrás como con Duhalde...

—... como Obama yo soy el cambio. Soy la antítesis de Cristina, aun en lo físico. Macri y Solá son Duhalde.

—La fragmentación del PJ le hace muy bien al triunfo de la Coalición Cívica.

—Me parece muy bien que Solá se vaya organizando con Duhalde, es funcional a nosotros.

(Cuando Fontevecchia le preguntó por aquellos pronósticos que no se cumplieron, Carrió se enojó)

—No es de buen periodista, usted se degrada y degrada a su profesión con esta pregunta.

—Vos sos la única no peronista del país que puede gobernar porque sos peronista en las decisiones.

—Soy una persona sin miedo que no negocia: dobla la apuesta. Con el peronismo siempre hay que levantar la apuesta.

Danilo Astori. Ex ministro de Economía uruguayo. Senador. 30 de noviembre de 2008

—Uruguay actuó con mucha paciencia.

—La instalación de la planta (de Botnia) es una realidad que no tiene regreso y es innegociable.

—Lo agroalimentario viene recibiendo grandes inversiones en parte provenientes de la Argentina.

—Se cree que disminuir la pobreza y la indigencia mejora la distribución de la renta, y no es así.

—La distribución del ingreso se cambia abriendo oportunidades.”

Felipe Solá. Diputado nacional. 7 de diciembre de 2008

—Kirchner no tiene sensibilidad social.

—Lousteau nunca debió ser ministro. A Kirchner le molestó que se lo hubiera recomendado Alberto Fernández y empezó a bombardearlo desde el primer día.

—¿Las elecciones de 2009 serán elecciones locales o un plebiscito nacional del Gobierno?

—Absolutamente nacionales, lo quiera o no el Gobierno, sobre todo en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

—Veo que usted se refiere al blanqueo. Quizá no sean ningunos “sonsos”y aunque sepan que el blanqueo pueda no tener grandes consecuencias en la macroeconomía no están pensando en dinamizar el consumo, sino en eliminar problemas judiciales a aliados del ex presidente como Lázaro Báez, Cristóbal López y otros.

—No sé si es para el capitalismo de amigos, porque es una pésima medida por muchísimas razones. Primero, porque el que no trajo la plata cuando Argentina crecía no la va a traer ahora. Segundo, me parece el definitivo adiós a la autoridad moral por parte del Gobierno. Kirchner dijo, cuando subió, que a los evasores los quería con traje a rayas, amén de aquella frase que fue muy exitosa: “No voy a dejar mis convicciones en la Casa de Gobierno”. El blanqueo es casi la última convicción. Es, además, totalmente contradictorio con pactos internacionales que la Argentina tiene contra el lavado de dinero y, sobre todo, en momentos en que hay grandes sospechas de que la Argentina es un país de consumo y tráfico de drogas. Y en este momento, aparece un anuncio que no se sabe qué repercusiones va a tener.

—Antes que la amenaza de recibir dinero de actividades ilícitas de extranjeros está el peligro concreto de la propia corrupción argentina. ¿Recuerda que se echó a funcionarios de la AFIP de la Patagonia que investigaban defraudaciones tributarias atrinbuidas a los empresarios amigos de Kirchner?

—Esas circunstancias nunca son aclaradas y agravan el tipo de críticas que se hacen sobre una política de Estado, que puede estar generada por una circunstancia personal o familiar. Prefiero seguir mirando el blanqueo como política global. Por ejemplo, se dice que se le cobrará una tasa del 1 por ciento a quien ponga su plata en producción; una forma de poner la plata en producción es en compras inmobiliarias, pero en el caso de los edificios urbanos, se habla de que sean nuevos o que estén en la mitad de su construcción, o estén parados y haya que terminarlos, para promover la construcción. Pero después habla de compra de campos, que es un típico movimiento de capitales que llegan por izquierda, pero con un agravante: tenemos caída de commodities, ruptura de la burbuja de precios, que no es positiva. Esos capitales que se hicieron en la burbuja pueden venir a comprar mucho más barato.

—¿Dónde se imagina usted en 2011?

—Siendo candidato a presidente si me ha ido muy bien, o apoyando a algún candidato con fuerza.

¿Pasa con Duhalde en el peronismo algo parecido a lo que pasa con Alfonsín en el radicalismo, que mientras su influencia no desaparezca inviabiliza que emerjan nuevos liderazgos?

—Pensaba en algo así hace un tiempo. Ahora creo que Duhalde está en retirada. Nadie resigna espacios automática y rápidamente, si no que se va retirando en la medida en que son llenados por gente que le convence, pero cada vez son menos los espacios que Duhalde tiene para resignar. Ese Duhalde en retirada es una persona mucho más interesante políticamente que el anterior. Mucho más maduro, más tranquilo y más generoso en sus consejos, su actitud. Noto cambios muy positivos ligados a una pérdida progresiva del poder.

—¿Cuál será el futuro dentro del peronismo bonaerense de Randazzo y de Aníbal Fernández?

—Todo el mundo va a seguir actuando. Randazzo decidió ser empleado, y los empleados tienen que decir cosas que les gustan y que no les gustan. Antes decía sólo lo que le gustaba: conmigo no era un empleado.

—¿Era distinto el Randazzo que usted tuvo como colaborador cuando fue gobernador de Buenos Aires?

—Randazzo era un hombre libre, lo que más me gustaba de él era su alegría para encarar los problemas, y ahora lo que veo es un hombre mirando el teléfono.

Federico Storani. Dirigente político. 21 de diciembre de 2008

—Alfonsín dice que si no existiera una Carrió habría que inventarla.

—(Néstor Kirchner ataca al vicepresidente) porque le fastidia que Cobos haya ganado popularidad. Hoy teme que se consolide y que pueda constituirse en un competidor a futuro.

—Para que la concertación sea verdadera, los componentes deben ser proporcionados.

—(En una hipotética interna radical entre Elisa Carrió y Cobos) el pronóstico sería una elección reñida.

—Creo que Carrió y Cobos son personas muy calificadas para tener en cuenta a los efectos de competir con la continuidad del proyecto populista de Kirchner.

—Como tengo una buena opinión de Carrió, la tengo también de Leopoldo Moreau. Tiene una militancia muy entregada y arriesgada, y al contrario de lo que se piensa, es muy idealista. Más allá de que hemos tenido diferencias, de que nos hemos enfrentado en internas, le he ganado, él me ha ganado, lo quiero al lado porque es un luchador y creo que para el armado político es un elemento importante.

—¿Cómo está Alfonsín?

—Se sabe que está padeciendo una enfermedad muy seria, pero su lucidez está extraordinaria. Fue una tontera pensar que a Alfonsín alguien le pueda haber escrito una carta.

-“Ser progresista de izquierda hoy en día sería reivindicar un papel del Estado, pero no intervencionista, sino que recuperara un instrumento como la planificación indicativa, algo que hubiese ahorrado muchísimo los males del mundo globalizado”.

—Cuéntele al lector sus últimos encuentros con Alfonsín.

—El diálogo ha sido cálido, emotivo, mucho más de acercamiento humano que de análisis político. Tuve mis acercamientos muy fuertes cuando estaba en el auge y también mis disensos muy fuertes. El más fuerte fue por el Pacto de Olivos, creo que fue un gravísimo error estratégico y lo sigo sosteniendo.

—¿Los radicales la quieren a Elisa Carrió?

—Yo sí la quiero. Empezó militando en el radicalismo conmigo después de la Constituyente de 1994, y posteriormente se integró al bloque de diputados nacionales. Me apoyó de manera muy abierta cuando cuestioné el Pacto de Olivos. Compartimos un viaje a Estados Unidos, yo estaba acompañado por mi hija mejor, María Elena, que trabó una relación personal con ella.

Coment� la nota