Selección Albertista de Fútbol

Selección Albertista de Fútbol

El cambio de clima político aceleró los contactos entre dirigentes afines al candidato de Todos para disputarle el poder a la dupla Tapia-Angelici. El rol de Carreras y la otra fórmula Fernández. 

Por FEDERICO YÁÑEZ.

-"Te quiero hacer un recordatorio, te quiero hacer un recordatorio. El Bicho no pudo en semifinales lo que Tigre pudo en la final".

-"Aplausos para Tigre, aplausos para Tigre, aplausos para Tigre".

-"Así que...pensalo en términos políticos".

-"Aplausos para Tigre".

Así fue el cierre del diálogo televisivo que tuvieron Alberto Fernández y Sergio Massa el 9 de junio de 2019. Ese día el candidato a presidente era invitado en el piso de Hagan Algo, el programa de C5N, mientras que el ex intendente de Tigre salía desde el móvil en Chubut donde acompañaba a Mariano Arcioni que acababa de ser reelecto como gobernador.

Para muchos, fue el principio del acuerdo entre los ex jefes de Gabinete para solidificar el Frente de Todos. La metáfora futbolera hacía notar que la semana anterior Tigre, el equipo de Massa, le había ganado la final de la Copa de la Superliga a Boca, del que es hincha Mauricio Macri, que a su vez había eliminado a Argentinos Juniors, el club de Fernández. El subtitulado era: si querés ganarle a Macri yo te ayudo a meter un par de goles. 

Más allá de esa anécdota, Alberto Fernandez no tiene un plan definido para el fútbol. No es una de sus prioridades inmediatas. Pero sí hay dirigentes que se están hablando porque, como dijo uno de ellos en reserva, "tenemos compañeros en todos los clubes".

El que está motorizando estas charlas es Santiago Carreras, senador provincial de Buenos Aires por el Frente para la Victoria (FpV) y el hombre de La Cámpora que fuera el nexo entre la AFA y el Fútbol Para Todos (FPT) en los años del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Si bien los presidentes del FPT fueron Gabriel Mariotto Pablo Paladino, ex dirigentes de Banfield y Los Andes, Carreras era el designado por Máximo Kirchner ahí. Con respecto a la televisación, desde distintos puntos del Frente de Todos aseguran que no hay chances políticas ni económicas de romper el contrato que Fox y TNT tienen para transmitir la Superliga, como pasó en 2009 con el que tenía Torneos con la AFA.

De las conversaciones participan dirigentes de muchos clubes. Víctor Blanco, presidente de Racing, Alejandro Nadur, de Huracán, Stéfano Di Carlo, vicepresidente de River o Augusto Costa, vicepresidente de Velez y ex secretario de Comercio durante la gestión de Axel Kicillof en el Ministerio de Economía. Por supuesto que también participan los candidatos que vienen del fútbol, como Nicolás Russo, presidente de Lanús y concejal de ese partido, o el propio Matias Lammens, mandamás de San Lorenzo que busca sacarle la Ciudad de Buenos Aires a Horacio Rodriguez Larreta.

Los Moyano, Hugo y Pablo, no participan de estas conversaciones a pesar de haber vuelto al redil del kirchnerismo de la mano de Fernández, a quien le regalaron una camiseta de Independiente. Mientras que Facundo se muestra activo en materia deportiva, como su viaje a Madrid del mes pasado donde visitó el Consejo Superior de Deportes de la capital española. Hay quienes señalan que el diputado está interesado en ser ungido Secretario de Deportes.

En estos encuentros de dirigentes del fútbol se barajan cinco temas de los que Carreras va recolectando opiniones de sus interlocutores:

-Las ART. Buscan ayudar en la creación de una suerte de seguro de retiro para ex jugadores, sobre todo aquellos que no hicieron una diferencia en sus carreras, y que tengan coberturas médicas. Pretenden darle una mirada más integral.

-La seguridad. Pretenden un auxilio con los operativos de seguridad, que a muchos clubes les puede significar ir a pérdida cuando juegan de local, sobre todo ante la ausencia de público visitante. El otro tema es el de las barras bravas. La huella de Hinchadas Unidas Argentinas estuvo presente durante el Mundial 2010 y nunca hubo un abordaje serio del kirchnerismo hacia ese sector e, incluso, terminó siendo complaciente hacia ellos. Esperan que el Estado siga aplicando el derecho de admisión, como se hace desde 2016, y que la justicia active cuando haya causas que involucren a los violentos. También habrá que ver como abordan el APREVIDE de la provincia de Buenos Aires, creado durante el mandato de Daniel Scioli, otro que quiere la Secretaría de Deportes.

-El juego. "En todo el mundo está regulado, e incluso apuestan sobre la Superliga y nosotros no vemos un peso". Así lo refleja un dirigente que aspira a que ese tema no se siga postergando y del cual pueden obtener buenas ganancias. Por supuesto que aquí pesa la palabra de Daniel Angelici por su conocimiento del paño. 

-Los derechos internacionales. Si bien esa es un potestad exclusiva de la Superliga, no es un tema que falte en las conversaciones. Ese contrato, que venció, pertenecía a Torneos, pero aspiran a comercializarlo por las suyas. El presidente de la Superliga es Mariano Elizondo, hombre cercano a Marcelo Tinelli, el vicepresidente primero es Jorge Brito, de River y amigo de Massa; el vicepresidente segundo es Lammens; y dentro de los vocales están Costa y Mario Leito, presidente en uso de licencia de Atlético Tucumán y primer candidato a diputado nacional por Tucumán del Frente de Todos.

-El decreto 1212. Firmado en 2003 por Eduardo Duhalde había bajado la alícuota que los clubes de la Superliga, Primera Nacional, Primera B y AFA debían pagar en concepto de venta de entradas, transferencias de jugadores y derechos de televisación producto de la crisis de 2001. En abril de este año el gobierno lo subió de 6,5% a 7,25% e incluso AFA y Superliga deberán pagar por lo referido a sponsoreo y venta de entradas de la Selección Nacional. La modificación de esta norma se venía trabajando desde 2015 e incluso estaban quienes lo veían como una presión del Gobierno para la creación de las sociedades anónimas en el fútbol, proyecto que Macri quiso introducir en 2001 en una reunión de comité ejecutivo de AFA. "Viste Mauricio, perdimos", fue la irónica respuesta de Julio Grondona cuando se conoció que la votación terminó 39-1 en contra de la propuesta del entonces presidente de Boca.

Además, lo que buscarán en caso de triunfar en las elecciones del 27 de octubre es que la actual Agencia del Deporte Nacional, además de cambiar su nombre y estatus, pueda trabajar de manera articulada con la AFA y la Superliga.

Carreras incluso dialoga con Angelici y su candidato a la sucesión en Boca, Christian Gribaudo. Puede sorprender por dos cuestiones: él es peronista y los otros de Cambiemos. Angelici es quien acercó la pata radical al PRO en 2005, mientras que Gribaudo preside el Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires. La otra es que son rivales internos en Boca. Carreras responde al espacio que conduce Víctor Santa María, titular del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal -SUTERH-, presidente del PJ porteño y uno de los principales armadores de Fernandez en la Ciudad. En 2015 lanzaron su candidatura, Santa Maria presidente, Carreras vice, para disputarle las elecciones Angelici. Finalmente acordaron con el espacio de de José Beraldi y Santa María fue en su lista, pero Angelici logró su reelección. Este año, luego de las elecciones primarias, donde Fernandez le sacó 15 puntos a Macri, Santa María lanzó la propuesta de una gran PASO en Boca, que en diciembre elige presidente, pero desde el oficialismo no dieron cabida a la medida. Santa Maria y Carreras comenzaron a empapelar Buenos Aires instalando su fórmula y tratando de hacer acuerdos con los otros espacios.

Santa María-Carreras: los afiches que ya copan La Boca.

CHIQUI Y EL CABEZÓN. Una de las preguntas es qué rol tendrán Claudio "Chiqui" Tapia y Tinelli en este entramado. "Tapia hace tapismo, no está metido", sugiere un hombre al tanto de lo que se habla. Pero tampoco es un actor a descartar. Tapia es peronista, sindicalista de Camioneros y vicepresidente del CEAMSE, el organismo que se encarga de la basura de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires. Para llegar a su cargo tuvo el aval de los gobiernos de Horacio Rodriguez Larreta, cuyo procurador general, Gabriel Astarloa, es vocal de Racing, y de María Eugenia Vidal, cuyo ministro de Gobierno, Joaquín De la Torre, es vocal de San Lorenzo. Además, Tapia es muy amigo de Sergio Uñac, gobernador de San Juan, que destina una más que jugosa partida de dinero anual a actividades deportivas, como ser sede de partidos del seleccionado masculino de fútbol. En la despedida del equipo de Lionel Scaloni antes de la Copa América, Argentina goleó a Nicaragua 5-1 en el Estadio Bicentenario de la capital sanjuanina.

Tinelli, por su parte, ha tenido encuentros con Alberto Fernández aunque el fútbol no ha sido el eje. A fines de septiembre escuchó de voz del candidato que le interesa que aporte en materia de lucha contra el hambre, en un espacio donde suenan también los nombres de Facundo Manes y Juan Carr. En esa reunión también participó Lammens, que a fin de año deja la presidencia de San Lorenzo por una cuestión estatutaria, al margen del resultado electoral. Lo que falta saber es si el candidato a sucederlo será Tinelli, una cuestión que se le viene presentando desde que explotó su popularidad en los años noventa. En caso de presentarse y ganar no se sabrá si tendrá un rol en AFA, pero lo seguro es que con Tapia limaron todas las asperezas. En agosto se juntaron en las oficinas de del sanjuanino en Viamonte 1366. Recién en marzo de 2021 habrán elecciones ejecutivas en la AFA y no pareciera en lo inmediato que San Lorenzo tenga un lugar en el Comité Ejecutivo de la entidad que rige al fútbol en Argentina. Junto con River, fueron los dos equipos grandes que no respaldaron la candidatura de Tapia en 2017, pero como moneda de cambio tienen las vicepresidencias de la Superliga.

Tinelli-Lammens, jugadores clave para dominar el fútbol. Desayunaron con Fernández hace una semana.

Pero la AFA puede que no termine siendo un lugar ajeno para Fernández. El 26 de diciembre de 2003, cuando llevaba siete meses como jefe de Gabinete, se dio el gusto de presenciar la inauguración del Estadio Diego Armando Maradona, de Argentinos Juniors. Ese día estuvo presente Aníbal Ibarra, entonces jefe de Gobierno porteño, cuya administración había terminado de aprobar el fin de obra de la cancha. A la postre, Ibarra fue cuñado de Alberto, que salió varios años con su hermana Vilma, ex diputada nacional.

LA OTRA FF. Pero en estos días hay otro nombre pesado que lo vincula a la AFA. Javier Fernández, histórico Auditor General de la Nación y operador judicial estrella de los gobiernos kirchneristas, dio una entrevista a la revista Crisis en septiembre. El periodista Julián Maradeo le preguntó quién podría ser el interlocutor válido del futuro gobierno albertista con el Poder Judicial. Fernández mencionó a Marcela Losardo, ex socia del Fernández candidato, que suena como potencial ministra de Justicia. Además aclaró que es esposa de Fernando Mitjans, el histórico escribano de La Ola Verde, el ochentoso programa infantil que conducía Flavia Palmiero, y hoy titular del Tribunal de Disciplina de AFA. Lo que no mencionó el auditor en la nota es que el vicepresidente debajo de Mitjans es Sergio Fernández, juez de la Sala III de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, y su hermano.

"Hoy el fútbol es la prioridad 20, 30, 50", despacha no exento de ironía y exageración uno de los que está dentro de las articulaciones relacionadas con el Frente de Todos y del fútbol en caso de que gane la fórmula Fernández-Fernández. Pero también reconoce que, a pesar de que el candidato no ha dado directivas para ir hacia ese lado, el trabajo que están realizando no sufrió negativas. Y que el objetivo es que, llegado el 10 de diciembre, el plan para ese sector esté pulido y listo para aplicarse. Después verán quienes y de qué manera. Mientras tanto, juegan.

Coment� la nota