Moyano-CFK, aliado-enemigo que potencia la dispersión K

Moyano-CFK, aliado-enemigo que potencia la dispersión K

 EL CAMIONERO NO SÓLO EXPUSO LA FRACTURA DE LA CGT.

• TAMBIÉN DIVIDE AL PJ.

La movilización que convocó el camionero divide al peronismo y mete presión sobre el calibre opositor de Unidad Ciudadana. Reto de Hebe a Cristina.

Dos antecedentes recientes demuestran el fracaso de alianzas forzadas a al espera de un resultado electoral. La fórmula presidencial Roberto Lavagna-Gerardo Morales fue en 2007 el primer ejemplo del fracaso de la unión transitoria de empresas entre el funcionario kirchnerista y el actual gobernador de Jujuy. Ricardo Alfonsín-Francisco De Narváez en 2011 también se hundieron en las urnas. El año pasado, Sergio Massa y Margarita Stolbizer protagonizaron el mas estruendoso fracaso electoral de las legislativas que provocó la derrota del exjefe de Gabinete de Cristina en Tigre en el tramo municipal de la boleta. Ahora, el coqueteo de Hugo Moyano con la ex presidente asoma como una "medicina" peronista con más efectos adversos que poder terapéutico.

La marcha que convocó el camionero para hoy terminó potenciando la dispersión del kirchnerismo y del pan peronismo. Una aliada incondicional de Cristina como Hebe de Bonafini le reclamó ayer a la actual senadora de Unidad Ciudadana que se muestre "más cerca de la gente" y además le pidió que asista a la protesta callejera de Moyano. El cacique gremial renunció a la presidencia del Partido Justicialista bonaerense en 2011 enfrentado con Cristina. Seis años más tarde, con Mauricio Macri en el poder, su hijo Pablo asumió como vice segundo del peronismo bonarense. El PJ de la provincia de Buenos Aires ahora a cargo de un grupo de intendentes renovadores adhirió a las consignas de la movilización pero los intendentes no estarán en la 9 de Julio. El PJ nacional de José Luis Gioja, que responde a la gobernadores de provincia, ni siquiera adhirió, al igual que el PJ porteño de Víctor Santa María. El expediente judicial de Hugo y Pablo Moyano impuso la cautela política extrema en las filas del pan peronismo. 

Moyano termina generando así una mayor atomización del peronismo en pleno proceso de reunificación. Un dato revela la aversión del peronismo post kirchnerista hacia el camionero. Alberto Fernández y los organizadores de la primera foto de unidad del PJ en la UMET dejaron al camionero afuera del encuentro. A ese evento, que contó con la presencia de kirchneristas inoxidables como Agustín Rossi y Daniel Filmus, también faltaron los ultra cristinistas bonaerenses Fernando Espinoza-Verónica Magario, enfrentados con la nueva conducción del PJ bonaerense a cargo de Gustavo Menéndez (Merlo) y Fernando Gray (Esteban Echeverría).

Espinoza debería asumir la presidencia del Congreso bonaerense del PJ. Pero por ahora cortó puentes de comunicación con los intendentes. La reunión de ese órgano del partido quedó suspendida hasta nuevo aviso. Los jefes comunales que responden a Menéndez-Gray respetarán el acuerdo por el reparto de cargos, siempre y cuando Espinoza aparezca en los próximos días. Mañana se reunirá el Consejo del PJ y podría haber novedades luego del faltazo del dúo matancero a la primera reunión plenaria del año donde se presentaron los nuevos jefes del peronismo.

Ayer, Bonafini dejó entrar más luz en la grieta peronista que potencia Moyano. La presidenta de Madres de Plaza de Mayo afirmó que le gustaría que Cristina Kirchner esté "más cerca de la gente" y "que vaya a la marcha". "No me gusta que para hablar con ella tengas que hablar con otra persona, me parece que tendría que empezar a atender el teléfono porque todos queremos hablar con ella. Me parece que hace falta verla más, que esté en la calle", señaló. La dirigente consideró que si va a la movilización "la gente se va a acostumbrar a verla" y "la van a cuidar".

Aníbal Fernández, otro exponente del ultra kirchnerismo a ojos cerrados, también se diferenció de Cristina. El exjefe de gabinete aseguró que hoy estará en la calle junto a Moyano y frente al silencio de la expresidente por la movilización, señaló que "está en juego los intereses de todos los trabajadores, no sólo de Camioneros". "Sigo estando en el mismo lugar, yo no me he ido. En todo caso, que haya discutido y enojado con Cristina porque no quiere escuchar la política y tuve que contarle lo que yo siento por carta, no significa que me haya ido del sector, para nada", explicó.

Coment� la nota