Opinión

 

El virus del default global y el colapso de la economía

El virus del default global y el colapso de la economía

Por Alfredo Zaiat

La deuda mundial suma 253,2 billones (millones de millones) de dólares en 2019, equivalente a 322 por ciento del Producto Global. Con más de la mitad de la economía mundial paralizada, los deudores no podrán pagar ni intereses ni capital de los créditos. Los paquetes de rescate anunciados son insuficientes si los motores de la economía no vuelven a funcionar.

Alberto frente a la pandemia y al FMI

Alberto frente a la pandemia y al FMI

Por: Mario Wainfeld. Qué piensa hacer cuando llegue el 31 de marzo. La incertidumbre que domina el escenario. La tensión entre la economía y la vida. Rotundo apoyo del Fondo. Optimismo oficial sobre el canje, menos chances para los buitres. El paquete económico, cambio de rumbo para honrar las promesas.

Coronavirus y pelotudos: especial famosos

Coronavirus y pelotudos: especial famosos

Por: Alejandro Borensztein. Antes que nada, cabe aclarar que la nota publicada el domingo pasado bajo el título "El coronavirus y los pelotudos" se refería específicamente a todos los pelotudos que no se lavan la manos; a los pelotudos que no se cuidan ni nos cuidan; a los pelotudos que andan pelotudeando mientras se les está pidiendo que se queden en casa o a los pelotudos que van por la vida comprando cuanto rollo de papel higiénico encuentran por ahí.

El colapso de una época

El colapso de una época

Por: Jaime Duran Barba. Está naciendo un mundo distinto. Esta crisis hizo ver que los cimientos del anterior estaban derruidos. Estamos ante el desafío de pensar alternativas para ayudar a construir una nueva realidad, sin visiones conspirativas. Debemos crear una nueva sociedad basada en la confianza entre las personas y las naciones.

Entre 2001 y Malvinas

Entre 2001 y Malvinas

Por: Jorge Fontevecchia. Un espíritu muy distinto se hizo cargo de Argentina. Sobrevuela en todas las calles. El silencio grita en la ausencia su presencia. Es una invasión invisible. Como si bombas neutrónicas hubieran dejado los edificios y la infraestructura pero aniquilado a sus usuarios.

Default sí; default no

Default sí; default no

Por: Alfredo Zaiat. Los caminos que existen son seguir pagando el actual stock de deuda, conseguir una quita de capital leve, intentar una quita importante o directamente transformar el default virtual en uno abierto. En un contexto regional e internacional complejo, ninguna de esas alternativas garantizaría una salida vigorosa de la recesión macrista.

Los fanáticos, una vez más, intentan tomar el control de la Argentina

Los fanáticos, una vez más, intentan tomar el control de la Argentina

Por: Ernesto Tenembaum. ¿Cuántas veces puede un país repetir la misma historia? ¿Está condenado, como las personas, a revivir, una y otra vez, de manera diferente pero similar, sus traumas no elaborados? Esas preguntas, que han desvelado a lo largo de las décadas a los filósofos de la historia, tendrán algún tipo de respuesta, respecto de la Argentina, en los próximos días.

Entre pestes y negociaciones

Entre pestes y negociaciones

Por: Mario Wainfeld. Los Fondos de inversión, poder y oscuridad. Diálogos reservados con Guzmán. Su actuación en los canjes de deuda anteriores. El Banco Central, entre la baja de intereses y la investigación de la fuga. Memorias del anterior plan de lucha de la Mesa de Enlace. Y algo más.

¿El futuro será de izquierda?

¿El futuro será de izquierda?

Por: Jorge Fontevecchia. Pareciera que a Macri cualquier excusa le viene bien para viajar. Participó en Guatemala de una poco relevante conferencia de la Fundación Libertad y Desarrollo junto a ex mandatarios jubilados hace dos décadas. 

Nadie se ocupa de las expectativas económicas

Por: Néstor O. Scibona. A casi tres meses de la asunción de Alberto Fernández, la actividad económica está funcionando como el GPS de un auto en modo navegación: indica por qué calle o ruta transita, cuáles son los cruces u obstáculos más próximos; pero no el destino, sin el cual tampoco puede trazarse una hoja de ruta a mayor distancia. Por lo tanto, el horizonte de expectativas se reduce al día a día (o semana a semana).