Política y las PASO: las heridas no cierran

Política y las PASO: las heridas no cierran

A nada más y nada menos que dos semanas del primer testeo electoral, en varios distritos de la provincia de Buenos Aires aun perdura la amargura por el cierre de listas y los marginados. Algunos afilan la tijera y piden cortar boleta, otros directamente prefieren acompañar a rivales antes de trabajar por el espacio que casi representaron.

Hace poco más de un mes, cada frente electoral definió los nombres que disputarán el acto comicial venidero y, como ocurre elección tras elección, los heridos dicen presente. Es que, muchos de los dirigentes con intenciones de competir o al menos tener peso a la hora del manejo de la lapicera sufrieron la sectarización y quedaron marginados del gran debate.

Como si fuera poco, el andar algo golpeado de la Junta Electoral acabó por generar mayores inconvenientes. Algunas listas que fueron reafirmadas por las juntas partidarias y competirían con la boleta corta, luego fueron dadas de baja por el órgano provincial. Por ello, las denuncias de intentos de proscripción, de dedocracia y otras artimañas volvieron a la escena.

Así, a pesar de que el agua siguió su curso, en algunos distritos de la provincia de Buenos Aires la serenidad nunca se alcanzó y la sangre llegó al río. Como si fuera poco, la falta de muñeca de la dirigencia política para contener a la tropa golpeada hizo lo suyo. Por caso, las heridas tuvieron sus repercusiones en cada espacio y la división llegó a los distritos de la peor manera. Traiciones, cortes de boleta y apoyos a rivales.

LaTecla.info te cuenta como quedaron los heridos.

Almirante Brown

Uno de los quiebres más llamativos sucedió en la Tercera Sección electoral, más precisamente en el populoso distrito de Almirante Brown, que comanda el peronista Mariano Cascallares. Es que, tal como se esperaba, Juntos por el Cambio proclamó precandidato a intendente al ex titular del PAMI, Carlos Regazzoni. El ex funcionario macrista y actual concejal local fue “bendecido” con la candidatura desde 2017 cuando comenzó a trabajar en el equipo oficial de “los sin tierra” para buscar derrotar el pejotismo en las elecciones venideras. Sin embargo, a pesar de estar definida de antemano, su postulación generó malestar en el mismo PRO del que forma parte. Claro, la presidenta de la bancada macrista, Miriam Niveyro, decidió romper el bloque y constituir otro con su compañero Claudio Villagra. El motor de la decisión de Niveyro fue la escasa participación que tuvo en la conformación de la lista. “No nos convocaron ni siquiera para ver cómo salimos estratégicamente a trabajar acá”, sostuvo la mujer en cuestión. Ante ello, la dirigente amarilla pegó el portazo y cuestionó a Regazzoni. Incluso, llamó a afilar las tijeras en detrimento de su ex compañero de espacio y solamente acompañar a María Eugenia Vidal y Mauricio Macri.

Ensenada

En Ensenada, la comuna en la que recientemente el gobierno de la provincia de Buenos Aires definió como “una sucursal de Venezuela”, la pata de la oposición local se rompió en la rama peronista de la alianza. En definitiva, el concejal ligado al Partido FE, Sergio Pesado, tomó la decisión de conformar un bloque unitario producto de la falta de comunicación con quien ahora es su ex compañero de bancada y precandidato a intendente Gustavo Asnaghi, más las concejalas María Marta Gianastassio y Fernanda Iveli. De esa manera, en el pago que lidera el kirchnerista Mario Secco, Juntos por el Cambio acrecentó la desventaja contra Todos en el palacio legislativo.

Cañuelas y un caso particular

Otra de las comunas de la Tercera Sección electoral donde el peronismo celebró la división del ahora extinto Cambiemos. En el distrito que conduce Gustavo Arrieta, el quiebre se generó antes del cierre de listas y por factores ajenos al armado local. Es que, Mauricio Macr junto a quien era el secretario de Trabajo, Jorge Triaca, decidieron ser los puntales de la candidatura de Armando Cavalieri para retener la conducción del Sindicato de Comercio. En ese sentido, el apoyo de la Casa Rosada a Cavalieri generó repercusiones en Cañuelas ya que el rival para quedarse con la conducción del sindicato era Ramón Muerza, quien se vio en soledad en la disputa sindicalista. La falta de apoyo al gremialista impactó en su hijo, Hernán Muerza, uno de los concejales que formaba parte del bloque de Cambiemos y tomó la decisión de romper el bloque y generar una bancada unipersonal. Conforme a lo detallado, la ruptura está directamente relacionada al apoyo presidencial para el rival de su padre.

Berisso

También en la Tercera Sección, el cierre de listas y el derrotero del accionar de cada junta (partidaria y electoral), impactó en Consenso Federal, el espacio que a nivel nacional conduce Roberto Lavagna. En definitiva, la lista que llevaba a Daniel del Curto como precandidato, no logró sortear a la justicia y fue dada de baja. Conforme lo señalado por el ahora ex aspirante a la intendencia, las causas que motivaron la no participación fue la decisión de Hilda Duhalde, con quien arrastra diferencias. Sin embargo, desde el sector señalaron que no cumplió con los avales. En ese sentido, lejos de sumar su acompañamiento a alguno de los precandidatos de Consenso, decidió oficializar su apoyo a Juntos por el Cambio y al actual intendente Jorge Nedela. El anuncio lo realizó en el mismo despacho del alcalde con una fotografía y un llamado a “profundizar el cambio”.

Tres de Febrero

También en el Conurbano, pero en la Primera Sección electoral, el avance de la junta partidaria generó una herida en Consenso Federal de Tres de Febrero, comuna que maneja el macrista Diego Valenzuela. Se trata de la lista que encabezaba Ricardo Tejerina que no contó con el apoyo partidario para llegar al 11 de agosto. De esa manera, la alianza entre sectores del GEN, peronismo y socialismo se dividió. “No podemos ser parte de un espacio que es funcional a esa misma grieta que había prometido venir a terminar”, sostuvo el concejal Federico Ferreyra (GEN) al anunciar que quitarían el apoyo a las nóminas que lidera Roberto Lavagna a nivel nacional. Asimismo, señaló que “Consenso Federal, con su inesperada conveniencia y estrategia electoral, decide que no nos quiere, que no podemos participar en su espacio para estas PASO”.

Chacabuco

En la comuna de la Cuarta Sección electoral, que conduce el radical Víctor Aiola, una de las listas que había sido observada por la junta partidaria de Todos y luego reconocida, fue la que encabezada Julieta Garello. Sin embargo, solamente competiría con la papeleta local, es decir sin estar ligada a la boleta de Gobernador y Presidente. No obstante, fue la Junta Electoral bonaerense la que no aprobó su competencia en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). De esa manera, la muchacha que se lanzó con apoyo externo del intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, anunció que mantendría la militancia electoral para sumar a las eventuales victorias de Axel Kicillof y Verónica Magario. Así, la aspirante a la intendencia evadió brindar apoyo a alguno de los integrantes de la interna local entre Martín Carnaghi y Ricardo Ciminelli.

Olavarría, problemas para un oficialista

A diferencia de la mayoría de los heridos que dejaron los cierres de listas previo a las PASO, en Olavarría la sangre surgió desde el centro del oficialismo local. El intendente Ezequiel Galli (PRO) buscará otro mandato, y en el armado de la lista la Unión Cívica Radical quedó marginada. Ante ello, el dirigente local, Martín Lastape, con el apoyo del Comité local, decidió romper el bloque de concejales oficialistas. En tanto, explicó que el quiebre de Juntos por el Cambio “es consecuencia de la falta de una mirada común con el resto de los concejales que componen el bloque, y tiende a respetar a todos los que confiaron en nosotros para defender sus intereses”.

Hipólito Yrigoyen

Enrique Rojas, quien encabezó la lista de concejales en 2017 del intendente Jorge Cortés, ahora quiso enfrentarlo en  las PASO del Frente de Todos, pero la Junta electoral partidaria no lo dejó participar. Por ahora alejado del intendente, Rojas tiene mandato en el concejo hasta 2021, pero se abre una incógnita si seguirá en la bancada después de las elecciones. Por ahora se mantiene en el bloque pero con un juego independiente.

Merlo

Si bien el quiebre se produjo hace varios años ya, más precisamente al generarse el recambio de concejales en 2017, la comuna que conduce el peronista Gustavo Menéndez también cuenta con sangre derrama. En aquel momento, la concejal Florencia Lizaraso optó por no formar parte del bloque del intendente y crear un monobloque. En coincidencia con aquel quiebre, buscó competir en las PASO contra Menéndez y no logró pasar el filtro de la Junta partidaria.

Lincoln

La excepción a la regla es el pago que conduce Salvador Serenal (UCR) donde la división en el Concejo Deliberante se hará notar en las PASO con un enfrentamiento. El jefe comunal dejó libertad al juego y se medirá contra dos sectores, uno de ellos el de Ricardo Santamaría (PRO), quien semanas antes del cierre de listas anunció la separación de Cambiemos para conformar un bloque vecinalista: “Acción por Lincoln”. El macrista no lo hizo en soledad y sumó a las ediles María Inés Smith y Mercedes Parma.

Hurlingham

El intendente peronista Juan Zabaleta aprovechó la herida de Juntos por el Cambio y se quedó con una de las dirigentas del PRO local. Es que, la concejala Marianela López, enemistada con el precandidato a intendente de la Casa Rosada, Lucas Delfino, decidió hacer público el apoyo al actual jefe comunal de cara a las PASO. Claro, la edil quedó fuera del reparto de puestos y, golpeada, tomó la decisión de acompañar al principal rival de Delfino.

La Costa

En la comuna de la Quinta Sección, las acusaciones de los heridos apuntan directamente a la senadora provincial Flavia Delmonte. En definitiva, una vez más, los golpeados son los integrantes del Comité UCR local, bajo la presidencia de Daniel López, que buscaba presentar una lista. Sin embargo, solamente quedó en pie la perteneciente a la legisladora y los correligionarios denunciaron proscripción.

Alberti

En la Cuarta Sección, el distrito que conduce el peronista Germán Lago, fue testigo de otro de los tantos quiebres de Cambiemos en el Concejo Deliberante. Incluso, el malestar entre la rama PRO y UCR fue tal que no hubo separación de bloques, sino renuncias. Por caso, Teresa de Pietro, llamada a ser una de las precandidatas a intendenta pero que no llegó a la presentación de listas, optó por dar un paso al costado cansada del “destrato” de sus compañeros de bloque. “La situación no daba para más”, sostuvo al presentar su renuncia que ya fue formalizada.

Lobos

En la comuna que conduce el oficialista Jorge Etchverry, la Junta Electoral mantuvo la expectativa hasta los últimos días. Es que, después de varios tironeos, todo indicaba que habría interna entre el alcalde y la alianza entre la Unión Cívica Radical y la Unión Vecinal Conservadora de Lobos, con el concejal Daniel Zabalo como precandidato. Sin embargo, “cansados del manoseo”, los rivales del alcalde decidieron dar de baja la lista por los constantes pedidos de presentación de nueva documentación. De esa manera, Juntos por el Cambio solo tendrá como candidato al intendente.

Diputados a la espera

En la Cámara de Diputados bonaerense, el bloque de Cambiemos podría sufrir una ruptura en su conformación. Es que, el marplatense Guillermo Castello, que estuvo a un paso de ser candidato a gobernador de José Luis Espert en la Provincia, tiene decidido dar un paso al costado siempre y cuando deje de existir Cambiemos en consonancia con la propuesta electoral de “Juntos por el Cambio”. Es decir que, si institucionalmente el bloque decide cambiar el nombre al recientemente adquirido por la alianza electoral lo hará sin Castello entre sus filas. “Fui elegido diputado por Cambiemos, no por otro espacio”, sentenció a este medio al tiempo que detalló la decisión de formar un monobloque en caso que se cambie el nombre de la bancada.

Coment� la nota