Así se formó el nuevo PJ bonaerense: los consejeros seccionales, las ramas y las discusiones

Así se formó el nuevo PJ bonaerense: los consejeros seccionales, las ramas y las discusiones

Finalmente, tras varias idas y vueltas, el peronismo provincial llegó a la unidad. Justicialistas de los de antes, kirchneristas, randazzistas y massistas forman parte del equipo que lidera Gustavo Menéndez. No fue sencilla la integración. A continuación, los principales movimientos.

"Ya hicimos el máximo esfuerzo, ahora vamos a salir a caminar toda la provincia". Así de contundente sonaba dos días antes del acuerdo el próximo titular del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, ya harto de los caprichos de Fernando Espinoza. De todos modos, aclaraba que sólo "por ahora" está caída la posibilidad de armar una lista única. 

Quedaba poco para ofrecer, quedaba poco para convencer al matancero, aunque este sabía que llevaba las de perder. No le iba alcanzar con los votos de La Matanza, pero optó por tirar de la cuerda un poco más. Y no le fue mal. Se quedó con la presidencia del Congreso del PJ, el órgano legislativo del partido.

El cierre del trato se dio en el marco de un acto llevado a cabo en Florencio Varela, en el cual se oficializó la candidatura de Julio Pereyra para el PJ local.  Por supuesto, hubo mucho más que eso. Se consiguió que el Justicialismo provincial continúe invicto en cuanto a las internas. Otra vez, como siempre, habrá una sola lista. Y se llama Unidad y Renovación.

A la cabeza, después de los comicios que se realizarán el próximo domingo 17 de diciembre, quedará el ya mencionado Gustavo Menéndez. Pero su liderazgo será en los años no electorales, o sea en 2018 y 2020. En los otros dos restantes, 2019 y 2021, la titularidad recaerá en manos del jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

En lo que respecta a la rama gremial, el primer consejero es el líder camionero Pablo Moyano, quien será secundado por el uno de los canillitas y diputado nacional, Omar Plaini. Un escalón más abajo, el principal referente de la UOM y ex mandamás quilmeño, Francisco “Barba” Gutiérrez. El cuatro es el líder de los municipales de Hurlingham, Humberto Bertinat y el quinto el jefe de SMATA, Ricardo  Pignanelli. Los puestos de suplente corresponden a Juliana Ancinas Gauna, Hugo Benítez y Ernesto Salvatierra.

En tanto, el uno para la rama femenina es para la jefa comunal matancera, Verónica Magario, que podría convertirse más adelante en Secretaria General. O no. Luego viene la ex senadora bonaerense y esposa de Carlos Kunkel, Cristina Fioramontti; más atrás la presidenta del Concejo Deliberante de Tigre y representante de Sergio Massa, María Alejandra Nardi y en el cuarto lugar la electa diputada nacional y todavía senadora provincial, Magdalena Sierra (esposa del mandamás de Avellaneda, Jorge Ferraresi). En el quinto escalón aparece María Elena Vázquez y los casilleros suplentes son para Fabiana Bertino, Cecilia Arguello y María Magdalena Gagey (esposa de Fernando Gray).

Además, se definió que el uno de los consejeros de la Juventud sea el futuro Vice de la Cámara de Diputados, Federico Otermín, uno de los principales alfiles del lomense Martín Insaurralde. En el puesto dos quedó el Secretario General de la JP Descamisados, Juan Miguel Gómez Parodi; en el tres la kirchnerista nicoleña Nahir Caffiero Altamirano; en el cuatro Yanina Fernández y en el cinco Camilo García, que no es el periodista. Los suplentes son Juana Poletti, Amira Curi y Brenda Dotto.

SECCIONES

También la definición, difícil por cierto, llegó a las secciones. Y la Primera quedó de la siguiente manera: el uno es el jefe comunal de Ituzaingó, Alberto Descalzo, uno de los mentores de la unidad. El dos, en tanto, fue para el ex randazzista, Juanchi Zabaleta (Hurlingham). Y el tres se fue par un distrito chico, Navarro, de la mano del intendente Santiago Maggiotti. El cuatro lo puso el escobarense Ariel Sujarchuk: Patricia Durand. Los suplentes son para el senador de San Martín, Fernando Moreira y el ex sciolista tigrense, Federico Ugo.

En la Segunda, también hubo cachengue hasta último momento. En principio, el primer lugar quedaba en manos del mandamás de Colón, Ricardo Casi, que venía de jugar la elección de la mano del randazzismo. El dos era para el intendente de Capitán Sarmiento, Oscar Ostoich, el tres para el jefe comunal de Ramallo, Mauro Poletti y el cuatro para María Soledad Mc Nally. El suplente es Héctor Cattáneo.

¿Cierre tranquilo? Para nada. "Fue un quilombo, hubo gritos y peleas durante toda la noche", dice a este medio uno de los asistentes al cónclave que se llevó a cabo ya hace más de diez días, y destacaba que los nombres citados pueden haberse modificado algunas horas después. "Yo me desconecté", completó.

Los principales cruces de la negociación de los  muchachos de la Segunda se dieron entre el zarateño Abel Furlán y el Senador Sergio Berni y entre el mencionado Ostoich y los demás. "Se peleó con todos", resumió una fuente en referencia al último. Tan grande fue el lío es que hasta anoche había otra lista, y la cabeza era justamente para el ex Secretario de Seguridad, quien era escoltado por Francisco Durañona (San Antonio de Areco) y el referente de la UOCRA Zárate, Julio González.

Pero al final, sobre la hora, los muchachos fumaron la pipa de la paz y sellaron la unidad. El uno es Ricardo Casi, el dos Oscar Ostoich, el tres Sergio Berni y el cuatro Sioledad Machadi. El primer pueto de los suplentes se lo quedó Edda Acuña y el segundo Cattáneo.

En la poderosa Tercera, que ya no es tan poderosa, pues los votos aportados en 2017 no alcanzaron para que el peronismo se consagre ganador, el mejor posicionado de los consejeros es el actual titular del partido, Fernando Espinoza y su dos es el futuro titular, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray (alternará con Menéndez). En tercer lugar, en tanto, quedó la mandataria de Cañuelas, Marisa Fassi y en el cuarto el alcalde de Almirante Brown, Mariano Cascallares. Los suplentes son Aníbal Regueiro y Darío Díaz Pérez.

Por otra parte, tal como se informó la semana anterior en LaTecla.info, el uno de la Cuarta quedó en poder del jefe comunal de Carlos Casares, Walter Torcchio, que en la previa de las últimas legislativas se la había jugado por el hombre de los trenes, con no demasiada suerte. Su lista resultó segunda, a nueve puntos. También para un derrotado del randazzismo fue el puesto dos de los consejeros, Jorge Cortés, el mandamás de Hipólito Yrigoyen. El tercero de la nómina es Alberto Connochiari, de Leandro N. Alem, el más kirchnerista de todos. El último de los titulares es la ex intendenta de Carlos Tejedor, María Celia Giannini, también alfil de Randazzo en los últimos comicios. Y también derrotada. El primer suplente es el albertino Leonel Zacca y el segundo el bragadense Darío Duretti.

En la tumultuosa Quinta, tras las idas y vueltas, la nómina de consejeros queda integrada en el casillero uno por el mandamás de La Costa, Juan Pablo De Jesús, quien iba a ser secundado por la camporista y diputada nacional marplatense, Fernanda Raverta. Un poco más atrás venían otros dos más de Mar del Plata, el diputado provincial, ya no camporista, Juan Manuel Cheppi y el también diputado provincial Rodolfo "Manino" Iriart. El primer puesto de los suplentes quedaba en manos del mandamás ranchero Juan Carlos Veramendi y el segundo para la ex jefa comunal de Lobería, Diana Arguello.

Hasta acá, todo normal. Sin embargo, en esta papeleta había un llamativo detalle, insólito si se quiere, que radicaba en que Cheppi o Iriart deberían renunciar una vez realizada la interna distrital. "Raverta va con Iriart y Cheppi con otro sector del peronismo, esa es la interna por el PJ de La Feliz, y el que pierde cede un lugar en la lista de consejeros", detallaba una fuente.

Así era el acuerdo al que se llegaba en la extensa y caliente reunión. Era la manera de compensar el pedido de los marplatenses, que de reclamar dos lugares pasaron a pedir tres. "Si bien es grande el distrito, tampoco para tanto", decía un referente de distrito chico, todavía asombrado por el "chiquitaje" por el que se peleaban.

Así las cosas, cuando se bajara el marplatense derrotado, ingresaría como titular el mencionado Veramendi, Arguello pasaría de segunda a primer suplente y entraría en juego en el último lugar de la sección el ex candidato a intendente de Tandil por Unidad Ciudadana, Rogelio  Iparraguirre.  Pero finalmente, cuando solo restaba estampar la firma, Raverta nunca apareció y en su reemplazo se inscribió a Marcela Basualdo, hija del fallecido ex jefe comunal de Monte Raúl Basualdo. Ah, la eliminatoria se hace igual, el que pierde en La Feliz entre Cheppi e Iriart se tiene que bajar y sube Veramendi. Iparraguirre, fue.

En lo concerniente a la Sexta, esa armonía que suelen mostrar los ocho intendentes peronistas, no fue tal en esta ocasión. "Hubo un quilombo importante, se hizo más tarde de lo esperado", contó a este medio uno de los protagonistas del cierre, en off por supuesto, pues tras poner la firma habían quedado en "no decir nada a nadie".

El uno fue para la diputada Marisol Merquel, oriunda de los pagos de Saavedra. Se quedó con el puesto del intendente Hugo Corvatta. Los otros tres puestos, justamente, fueron para jefes comunales. El dos para Alfredo Fisher (Laprida), el tres para Alejandro Acervo (Daireaux) y el cuatro para Marcelo Santillán (Gonzáles Cháves). Los suplentes en cambio se quedaron para el sin tierra Osvaldo Barcelona, ex candidato a intendente de Coronel Dorrego y para la referente peronista de Tres Lomas, Yolanda Marino, cercana al intenfdente Roberto Alvarez, aunque este sea más vecinalista que peronista.

Casi llegando el final, el turno de la Séptima, que pese a ser la sección que menos distritos tiene fue la última en cerrar, pues aguardaban que el diputado Walter Abrca se desprendiera del espinosismo y al final no lo hizo.  Así las cosas, el uno fue para el jefe comunal de Roque Pérez, Juan Carlos Gasparini, que además coló como primer suplente a su hija Eliana (Gasparini), ex jefa de Anses en el pago chico (duró hast que duró el kirchnerismo). En tanto, el dos fue para el intendente de Veinticinco de Mayo, Hernán Ralinqueo; el tres para la edil olavarriense Adriana Capuano (también estuvo a punto de firmar con Espinoza) y el cuatro para el electo diputado nacional por el Frente justicialista, Eduardo "Bali" Bucca. El segundo suplente lo puso Ralinqueo: Pity Ramírez, Director Administrativo del Hospital.

Por último, la siempre controvertida Octava, aunque esta vez el reparto fue parejo. El lugar más alto del podio se lo quedó el  concejal y ex diputado, Gabriel Bruera y el segundo fue para el ex diputado y ex funcionario provincial, Gonzalo Atanasof. El tercer puesto fue para la gremialista de Soeme, Susana Mariño y el cuarto para María Clara Vernet. Los suplentes son Eliana Balcone y María Ona Parrilli.

El PJ va por la renovación y la unidad. Eso al menos es lo que se pregona desde hace largos años. La gran mayoría de los integrantes coincide que en 2019, en caso de no haber sido capaces de cumplir con las dos premisas, simplemente serán recordados por haber vuelto a fracasar, por ser partícipes de la cuarta derrota consecutiva y colaborar con una nueva excelente elección de Cambiemos. Es mucho lo que hay para ganar, pero también para perder. Los jugadores están en la cancha, ahora depende de ellos.

Coment� la nota