Julián junta a los intendentes para acotar a Scioli y a Massa

Julián junta a los intendentes para acotar a Scioli y a Massa

El cónclave kirchnerista en el Golf Club de Santa Teresita comenzó con una consigna clave: “El peronismo deberá jugar con Cristina. No con el oportunismo de Daniel Scioli, ni con la gestión de Sergio Massa”. Entre los presentes Julián Domínguez jugó un rol destacado. Incomodó en el arco K la presencia de Gabriel Mariotto.

El cónclave kirchnerista de Santa Teresita dispara las primeras señales del camino que tomará el gobierno nacional de cara a las elecciones de octubre. “El peronismo deberá jugar con Cristina. No con el oportunismo de Daniel Scioli, ni con la gestión de Sergio Massa”. Esa era una de las primeras consignas que los funcionarios más cercanos a la Presidenta trasladaban a los 69 intendentes presentes.

En tiempos cargados de señales políticas, el encuentro kirchnerista que por estas horas transcurre en la Costa se destacó por el rol de coordinador que tuvo Julián Domínguez.

Al respecto, incluso hubo, en la previa, conversaciones de una posible candidatura de Domínguez aunque desde su entorno descartaron de plano esa posiblidad. “Julián no es candidato a nada”, dijeron ante una consulta de LPO.

data imagen

Ampliar imagen »

Entre los ejes que se plantearon también se mencionó la necesidad de impulsar una renovación de los cuadros del peronismo en la Provincia. Allí entran a jugar el propio Julián, y cómo ayer adelantó LPO, los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Fernando Espinoza (La Matanza).

Durante las charlas previas al almuerzo también se trasmitió que encuentros como el de hoy serán frecuentes en los próximos meses en diversos puntos de la Provincia.

La llegada de Gabriel Mariotto incomodó a varios de los presentes. Según pudo saber LPO, el vicegobernador intentó ubicarse en una de las puntas de la mesa con el objetivo de lograr una buena ubicación para la foto. Sin embargo, cuando los intendentes fueron llegando debió reubicarse en varias oportunidades quedando casi en un extremo. No fue una buena tarde para el vicegobernador, no quedó retratado en ninguna de las tres fotos con que la agencia oficial Télam difundió el evento. Ni siquiera logró aparecer en las fotos grupales.

Entre los 69 intendentes presentes se contabilizaron también dos jefes comunales del armado massista. Uno de ellos fue Gabriel Katopodis (de San Martín) quizás el más kirchnerista de los referentes de Sergio Massa.

El otro fue Sandro Guzman (de Escobar), presencia que sorprendió a varios toda vez que el jefe comunal había conformado en 2010 el fallido G8, el armado de intendentes que buscó consolidarse como un polo de poder entre Néstor Kirchner y Daniel Scioli.

Por lo demás, pudo verse una fuerte presencia de intendentes de la Tercera Sección electoral y muy pocos de la Primera. También fue notoria la presencia de algunos referentes del vecinalismo, que siempre mantuvieron buena sintonía con el Gobernador bonaerense.

Entre los más importantes estuvieron Pablo Bruera (La Plata), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Francisco Gutiérrez (Quilmes), Mariano West (Moreno), Gustavo Bevilacqua (Bahía Blanca), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Darío Díaz Pérez (Lanús), Gabriel Katopodis (San Martín), Julio Pereyra (Florencio Varela), Antonio Di Sabatino (San Vicente), Ricardo Giácomo (Intendente interino de Merlo), Manurl Tofanelli (intendente interino de Presidente Perón), Mario Secco (Ensenada), Enrique Slezack (Berisso) y Carlos Urquiaga (José C. Paz).

data imagen

Wado De Pedro, Julián Domínguez y Fernando Espinoza

Ampliar imagen »

Ya en el plano del análisis, la foto del encuentro también refleja señales políticas. Domínguez aparece en el medio rodeado de intendentes. Pero, a uno de sus lados se ubica el diputado nacional, Eduardo "Wado" de Pedro, uno de los referentes de la plana mayor de La Cámpora, la agrupación de Cristina Kirchner.

Del otro lado, Espinoza. Es decir, el poder territorial y el aparato del peronismo más tradicional. El jefe comunal suena además como uno de los nombres a presidir el partido.

Hubo dos ausencias de funcionarios de primera línea que desde el kirchenrismo se ocuparon de justificar enseguida. La primera fue la de Julio De Vido. Al respecto no hubo especulaciones toda vez que como adelantó LPO, el ministro de Planificación fue uno de los principales convocantes al encuentro. Su ausencia aseguran se debió a que mantuvo reuniones y conversaciones con los responsables de las empresas de telefonía celular para desactivar el aumento que las compañías buscaban hacer efectivo en marzo.

La otra ausencia notoria fue la Florencio Randazzo. Según pudo saber LPO, el ministro también trabajó en la convocatoria pero prefirió no mostrarse en un encuentro de militancia ante la sensibilidad que por estos días tiene el accidente ferroviario de la estación Once, próximo a cumplir un año.

Coment� la nota