Macri y Carrió dieron el visto bueno y sus referentes iniciaron diálogos

En varios distritos hubo acercamientos; en la provincia de Buenos Aires, hay conversaciones avanzadas, pero también buscan alianzas en Córdoba y en Mendoza

El saludo, tan breve como cálido, que ambos se dieron el pasado jueves 4, en la comida de la Fundación SUMA y con Gabriela Michetti como testigo principal, sirvió de punta de lanza para reforzar el vínculo.

Pero Mauricio Macri y Elisa Carrió no se quedaron sólo en aquel sorpresivo beso con foto compartida, continuidad pública de una breve conversación telefónica sobre la actualidad del hospital Garrahan. Ambos autorizaron acercamientos entre sus referentes (sobre todo en la provincia de Buenos Aires), que, desde entonces, estrechan lazos, pensando en un 2015 que podría encontrarlos juntos en más de un distrito. Y, por qué no, también compitiendo en una interna por la presidencia en agosto del año próximo.

Héctor "Toti" Flores y Marcela Campagnoli son, por orden de Carrió, quienes más se han movido en dirección a los dirigentes del macrismo en la provincia de Buenos Aires.

La orden tiene una razón de ser: busca afianzar el vínculo con Macri y, de paso, minimizar el daño que le causaron a su fuerza las partidas hacia el massismo del diputado Adrián Pérez y otros dirigentes de la CC-ARI, la mayoría de los cuales llegaron a ocupar cargos legislativos y ejecutivos a nivel local con la propia Carrió al tope de la boleta, sea como candidata a diputada como a presidente.

Flores, ex piquetero y líder del MTD La Matanza, recibió días atrás a la senadora porteña Gabriela Michetti en la cooperativa La Juanita y se juntó con Marcelo D'Aletto, números dos de la estructura de armado provincial y nacional que encabeza el ministro de Gobierno porteño, Emilio Monzó.

A estos movimientos se suma otro dato más que sugestivo: en su cuenta de la red social Facebook, Flores (que compartió días atrás otro acto con Javier Castrilli, candidato de Pro en La Matanza) organizó una encuesta informal con una consulta dirigida a sus seguidores: "¿Cómo ve la alianza entre Macri y Carrió?", les preguntó.

Campagnoli, convertida en una de las referentes bonaerenses de Carrió (suena como posible candidata a diputada nacional), ya comparte actividades en Pilar con Nicolás Ducoté, concejal y precandidato a intendente por esa localidad del norte bonaerense.

También sostiene un vínculo de respeto con la vicejefa de gobierno María Eugenia Vidal, que, desde hace un año, recorre el territorio bonaerense como precandidata a gobernadora por ese distrito.

Evert Van Tooren, candidato de Pro en Esteban Echeverría, es otro de los dirigentes con buenos vínculos con los soldados de Carrió.

"Creemos que el electorado, en Pilar y otros distritos, es compartido con Pro. Macri y Carrió, lejos de anularse, se complementan: uno tiene la gestión, la lucha contra la corrupción y una visión ética de la política", afirmó Campagnoli al ser consultada por LA NACION. Y sumó también a muchos radicales, "que tienen la estructura que a nosotros nos falta", reconoció.

ADELANTADO

El intendente de Dolores, Camilo Etchevaren, fue el primero de los referentes de la CC-ARI en apoyar públicamente la candidatura presidencial de Mauricio Macri, con quien se fotografió a principios de este mes. Este "pase" fue festejado por el armado territorial de Pro, desde donde afirman que "la relación [Pro y CC-ARI] es muy buena, si bien en varios lugares todavía no pasa de conversaciones informales".

De todos modos, Monzó y la dirigencia macrista esperan también el pase de dirigentes de GEN, de la diputada Margarita Stolbizer, "que tienen más volumen en cuanto a poder y poderío que la CC-ARI", afirmaron cerca del responsable del armado territorial de Pro. Y reconocen además que en algunos distritos (como el municipio de Vicente López, gobernado por Jorge Macri, titular de Pro bonaerense) el acuerdo entre ambas fuerzas se torna más dificultoso.

Además de la extensa provincia de Buenos Aires -que Carrió supervisa a través de la diputada Maricel Etchecoin, de su entera confianza-, Carrió tiene interés en profundizar vínculos con Macri en otras provincias que son clave por su peso electoral.

Donde ya se produjeron avances es en Córdoba, donde Carrió y el referente de Pro, el ex árbitro de fútbol Héctor Baldassi compartieron una recorrida y posterior conferencia de prensa. Allí, con la UCR como cabeza de un eventual armado conjunto, se cocina la unidad de distintos sectores contra el PJ que encabeza el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, con la inclusión de Luis Juez.

Y en Mendoza, donde la pelea entre los presidenciables de UNEN Julio Cobos y Ernesto Sanz se hace cada vez más cruenta, leales a la diputada Carrió, como su ex compañero de fórmula en 2003, Gustavo Gutiérrez, ya conversa con los demócratas, aliados del macrismo en esa provincia.

"En abril, sale el acuerdo nacional con Macri", repite Carrió a quien quiera escucharla. En Pro son un poco más cautos, pero los contactos entre ambos no ceden en distintos escenarios electorales.

MICHETTI NO SE BAJA DE LA CIUDAD

Gabriela Michetti afirmó estar "convencida" de que su "mejor aporte" a Pro es "siendo candidata en la ciudad", y consideró que Mauricio Macri "debe dar con la fórmula, el símbolo de un liderazgo más amplio que el que ya ejerce dentro" de ese espacio, en referencia a la posibilidad de sumar como vicepresidente a un extrapartidario.Michetti dobló la apuesta a través de un mensaje en Facebook, al responder a un usuario que la había acusado de "hacer rancho aparte" en el macrismo. La senadora rechazó la idea, y dijo: "Como posible jefa de gobierno electa, puedo acompañar toda la campaña nacional pidiendo el voto para él como ya lo vengo haciendo".

Comentá la nota