Los entretelones de un sábado frenético

Los entretelones de un sábado frenético

Hubo heridos. Y heridos graves. También hubo ganadores. Y traiciones. Hubo intrigas y suspenso. El cierre de listas del último sábado tuvo un ritmo frenético y aquella barrera de las 23.59 fue invisible: algunas listas se definieron entrada la madrugada. Pero el primer paso está dado: cada fuerza presentó su lista y Mar del Plata ya tiene a sus 12 precandidatos a intendente.

En los días previos al vencimiento del plazo para presentar listas se fueron esclareciendo algunas incógnitas, pero otras se mantuvieron vigentes hasta el mismo sábado.

En primer término se confirmó el enfrentamiento entre Guillermo Montenegro y Vilma Baragiola en la Paso de Juntos por el Cambio. En los dos campamentos trabajaban con la certeza de que no podrían evitar la competencia interna, pero ninguno de los dos descartaba que “a último momento” haya una sorpresa. En los dos sectores deslizaban, por distintas razones, que el candidato del otro lado podía bajarse. Finalmente, nada de eso ocurrió y los dos presentaron su lista.

La de Montenegro tuvo menos sorpresas. El mismo viernes a través de las redes sociales el diputado nacional había confirmado que el basquetbolista Nicolás Lauría sería su primer candidato a concejal, por lo cual la mayor sorpresa se había develado el día antes.   

Las negociaciones apuntaban entonces a sumar diversos sectores políticos para fortalecer su precandidatura. Así fue que los armadores de Montenegro se comunicaron con Elisa Carrió para ofrecerle sumar gente a la lista. El primer nombre que corrió fue el del diputado Guillermo Castello, pero sin peso en la Coalición Cívica esa versión fue desestimada rápidamente por referentes de ambos sectores. La elegida fue la abogada Liliana Gonzalorena, empleada de Anses.

El resto de la lista se completó con distintas agrupaciones: Alejandro Carrancio (Crear), Liliana Piccolo (dirigente cercana a Patricia Bullrich), Agustín Neme (sector del PRO comandado por Emiliano Giri), Lynette Hooft (coordinadora de la Fundación Pensar), Juan Anastasia (Socialismo) y empresarios de Mar del Plata.

Las mayores tensiones se vivieron en el otro sector de Cambiemos, en el lado de Vilma Baragiola. Los días previos todas las especulaciones indicaban que el nombre elegido para encabezar la lista era el de Nicolás Maiorano, uno de los principales armadores de la precandidata a intendente. Esa lista, habían deslizado fuentes radicales, también contendría “algún apellido fuerte” vinculado a la gestión de Daniel Katz y algún dirigente del Pro de Juan Aicega, que se desmarcó de Montenegro y se alió con Baragiola.

“Los nombres están, pero falta terminar de ajustar algunas posiciones”, admitió ese sábado por la tarde un alto dirigente radical. Cerca de las 18, Baragiola, Maiorano y Maxi Abad (que finalmente encabezará la lista de precandidatos a diputados por la Quinta Sección) se sentaron a resolver la lista. “La cerramos: la encabeza Marcelo Lobbosco”, el anunció rápidamente se replicó por todos los medios y causó un fuerte revuelto: un hombre del Pro iba a encabezar la lista radical. De hecho, todo el resto de los nombres eran de la UCR

Y ese malestar que comenzó a circular entre muchos radicales desencantados y se materializó a las 20.26. “Era muy difícil equivocarse en este contexto. Sin embargo lo hizo…”. No hizo falta que el tuit lapidario de Daniel Katz tuviera nombre y apellido: el disparo impactó de lleno en el armado de Baragiola.

El armado radical entró en ebullición. Fue Nicolás Maiorano el que sugirió cambiar la lista y llevar a Carlos Katz como primer candidato a concejal. “Si todos están de acuerdo, que él vaya primero y le dejamos el tercero al Pro. Yo me corro”, propuso el exconcejal.

La idea tuvo aceptación y cobró fuerza. Pero faltaba un detalle: el Pro no aceptó el ofrecimiento. “Tienen hasta la medianoche para contestar”, le dijeron a Aicega, líder de esa facción. La respuesta, al final, fue el rechazo.

“Los dos nombres más importantes del radicalismo de los últimos 15 años en Mar del Plata son Baragiola y Katz. Y los dos están en la lista”, se contentó un radical. En las filas de Montenegro tampoco se mostraron disgustados por cómo cerró esa lista: “Es solo el radicalismo. Nosotros conformamos una lista amplia, con diversas representaciones y eso nos puede dar una ventaja”, analizaron.

Cerca de ese armado estuvo Carlos Arroyo, o al menos sus armadores. El encargado de conformar y llevar la lista de Agrupación Atlántica, encabezada por el actual intendente. Algunas versiones aseguran que hubo un último intento (por parte del arroyismo) de acordar con el Pro, pero a esa altura ya era imposible. Y la tarde del sábado fue un gran misterio: los teléfonos de los principales dirigentes del arroyismo estaban muertos. Incluso, algunos funcionarios que se quedaron en Mar del Plata tampoco tenían noticias. “Está Guillermo en Buenos Aires, todavía no sabemos nada”, repetían.

Hasta que recién cerca de las 21.30 llegó la primera información: Agrupación Atlántica había  presentado su lista de precandidatos. El partido vecinal reeditó la dupla ganadora de 2015 Arroyo-Arroyo, aunque esta vez sin el respaldo de Cambiemos. Además, se supo que Hernán Tillous, Patricia Sereventich y Marcelo Carrara también formarían parte de la nómina. El resto de los nombres hasta este miércoles por la noche son una incógnita. “La idea es presentar la lista el viernes”, indicaron desde el entorno del jefe comunal, sin querer dar más precisiones. “¿Estás seguro de que la presentaron?”, deslizó algún escéptico.

El Frente de Todos llegó al sábado con la lista de precandidatos a concejales ya confirmadas y con la mira puesta en el cierre de los precandidatos a diputados de la Quinta Sección Electoral. De todos modos, hubo sobresaltos en ambos cierres. Desde el massismo hicieron un intento por reclamar puestos dentro de la lista de concejales, pero allí no hubo margen de negociación: “Ya está cerrada”, les dijeron a todos los que llamaron desde el entorno de Fernanda Raverta.

Así, la gran “rosca” giró en torno a los diputados. En las negociaciones en las altas esferas, Sergio Massa  había reclamado dos lugares “a entrar” entre los diputados. Circulaban varios nombres posibles: el actual diputado y amigo personal de Massa Javier Faroni; su compañero de bancada, el dolorense Ramiro Gutiérrez; el actual intendente de General Alvarado Germán Di Césarse; y el concejal Ariel Ciano.

Raverta, en tanto, fue con el objetivo de sostener la diputación de Rodolfo “Manino” Iriart, mientras que los intendentes reclamaban que el intendente de La Costa Juan Pablo De Jesús o el de Castelli Francisco Echarren formara parte de la lista.

“Hay muchos hombres y pocas mujeres”, repetían los operadores a medida que se acercaba la noche y no aparecían las definiciones. En ese contexto, se especulaba que la Leona Inés Arrondo, cercana a Alberto Fernández, iba a tener un lugar en la lista.

A medida que se acercaba la medianoche ante cada consulta la respuesta era la misma: “Todavía no hay nada, estamos discutiendo”. Esa definición se repitió entrada la madrugada por lo que la mayoría de los dirigentes se fueron a dormir sin tener precisiones de la resolución.

“El cierre de la Quinta fue lo más trabado de toda la provincia”, reconocieron el domingo distintos operadores. Y la resolución sorprendió a todos. Finalmente, “Juampi” De Jesús se impuso y logró encabezar la lista, mientras que Di Césare se quedó con el tercer puesto; José Ignacio “Cote” Rossi, hombre de Chascomús y de La Cámpora, firmó el quinto lugar. El mejor escenario para el Frente de Todos es un triunfo y que solo dos fuerzas lleguen al piso. Así metería seis diputados. Por ende, con esos tres se habían agotado los puestos entrables para los hombres.

Así fue que para cumplir con todos encontraron una puerta que Iriart y Faroni no dudaron en abrir. Débora Indarte, la esposa de “Manino”, firmó como segunda candidata. Mientras que Patricia “Coqui” Faroni, hermana del productor teatral, será la cuarta en la lista. Arrondo, que en ese escenario creía haber quedado con ventaja, quedó relegada.

Donde tampoco reinó la tranquilidad fue en Consenso Federal. Todos los dirigentes viajaron a la Ciudad de Buenos Aires con la idea de que sería imposible evitar una Paso. Por la noche, todos proclamaban una lista única y sobre el filo de la medianoche, ingresó una segunda lista que nadie tenía en cuenta. Y para cerrar las idas y venidas, este miércoles una de las listas se bajó y Santiago Bonifatti será el único precandidato en las Paso.

A lo largo del sábado Mario Rodríguez y Santiago Bonifatti repetían ante todos los que preguntaban que eran candidatos. Y a medida que pasaban las horas las búsquedas de un acuerdo para cerrar una lista única no prosperaban. Detrás de esas dos versiones hubo fuertes internas.

El concejal alfonsinista intentó hacer una jugada de último momento para convertirse en el precandidato a intendente. Incluso, hubo un momento de la tarde en que había sumado varios apoyos y corrido a Bonifatti de la escena. Sin embargo, cerca de las 23, intervinieron autoridades nacionales para desactivar esa jugada. “Mario se fue enojado”, contaron fuentes que formaron parte de las negociaciones. El edil radical le apuntó directamente al dirigente gastronómico Luis Barrionuevo como el responsable de no poder competir.

Sin Rodríguez, Bonifatti parecía tener cerrado el acuerdo para ser el candidato del espacio. Pero al filo de la medianoche, el referente de Barrios de Pie, Rodrigo Hernández, inscribió una lista con él como precandidato a intendente. Este miércoles por la noche, esa lista se retiró de la contienda y acordaron que la expresidenta de la FUM Sofía Ardussose incorpore a la lista encabezada por Bonifatti en el cuarto lugar.  

El exintendente Gustavo Pulti mantuvo cierto misterio para anunciar a sus candidatos. Poco después de las 15, confirmó que el presidente de Once Unidos, Horacio Taccone, iba a encabezar la lista de concejales. El resto de la información se demoró y recién cerca de las 23 se confirmó la nómina completa, con la vicedecana de la Facultad de Salud y Trabajo Social Paula Mantero en el segundo lugar.

La definición de las listas lleva a todos los actores inmiscuidos en la política a un nivel de ansiedad difícil de repetir. A partir de ahora, con los nombres resueltos, cada espacio se concentrará en recuperar a sus heridos y planificar la campaña de cara al 11 de agosto. Arranca un nuevo partido.

Comentá la nota