La semana más agitada con la sensación de paladear otra vez el poder

La semana más agitada con la sensación de paladear otra vez el poder

La carta llegó el martes, lleva la firma del director de Relaciones Gubernamentales para América Latina del Citibank, Shawn Sullivan, y está dirigida, según consta en el encabezado, a "su excelencia" Alberto Fernández. 

"En relación con lo contundente de su victoria electoral, nos gustaría por favor que usted considere lo antes posible en su agenda dar un mensaje personal y presencial a los mercados globales en la ciudad de Nueva York -dice-. Nuestra invitación es abierta e inmediata al momento en que usted se encuentre en posibilidades de viajar".

En la primera semana después de las PASO, el comando de campaña de Fernández se convirtió en una sede del poder real por la que desfilaron sin pausa dirigentes, empresarios y periodistas. "Él siempre aclara que es solo un candidato, pero todo el mundo ya lo trata como un presidente electo", cuenta uno de los hombres de máxima confianza del jefe opositor. En las oficinas de la calle México se respira clima de transición.

Esa ambigüedad de roles quedó plasmada en su agenda de reuniones. Fernández transitó una línea delgada en la que combinó campaña con preparativos de gestión, pedidos a su equipo para focalizarse en el 27 de octubre, con contactos reservados en los que buscó transmitir tranquilidad sobre cómo sería un eventual gobierno a su cargo, a partir del 10 de diciembre. La reacción de los mercados y la conferencia que Macri dio el lunes aguaron los festejos en su comando y pusieron un manto de solemnidad a las actividades. Siempre ocupado, el candidato ni siquiera pudo felicitar a su equipo. El día más agitado fue el miércoles 14, cuando conversó por teléfono con el Presidente, desde su oficina de la planta baja. "Lo que más le preocupa a Alberto es que Macri se ocupe de renegociar el acuerdo con el FMI. Con todas las metas incumplidas, lo único que falta es que no postergue la fecha de los vencimientos", contó uno de los dirigentes con oficina en México 337.

Justo después de la conversación con el Presidente, más dura de lo que se dejó trascender, el candidato del Frente de Todos recibió a María Eugenia Bielsa. ¿Una reunión como presidente electo? La exvicegobernadora de Santa Fe suena para integrar un eventual gabinete. Exdirectora de Vivienda de Rosario, podría encabezar el ministerio de la vivienda, una de las carteras que prometió crear Fernández. No hay nada confirmado. El candidato se empeña en mantener los nombres en secreto.

Ese mismo día, conversó en su oficina con el periodista Luis Majul; analizó la situación económica con Guillermo Nielsen; desayunó con el gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti; recibió al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, y a los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham), Juan de Jesús (La Costa), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Gabriel Katopodis (San Martín), figuras de un albertismo incipiente, junto con Felipe Solá y el Chino Fernando Navarro, entre otros.

"Alberto salió muy fortalecido de las PASO. No solo por el resultado, sino también porque hizo campaña a su modo, sin coaching, sin big data, y le fue bien. Quedó consolidado como el conductor del espacio", dijo un dirigente que trabaja a su lado, y enseguida se encargó de aclarar que Cristina está en la misma vereda.

Ads by 

Lo que no es misterio para nadie es quiénes serán sus socios, si llega a la Casa Rosada. En la primera semana se reunió con otros dos gobernadores y con tres aspirantes a serlo, Axel Kicillof (Buenos Aires), Matías Lammens (Capital) y Jorge Capitanich (Chaco). A los dos primeros los vio el lunes, en el Instituto Patria, en un encuentro del que participó Cristina Kirchner. La compañera de fórmula de Fernández estuvo al tanto de todos sus movimientos. Se reunieron por segunda vez el miércoles, en el departamento de la hija de la expresidenta, y hablaron todos los días de la semana.

Entre los visitantes de la calle México se destacó el empresario Marcos Galperin. El dueño de Mercado Libre, promotor de la flexibilización laboral e impulsor hasta las PASO de la candidatura de Macri, aceptó ir a la oficina de Fernández y, al salir, habló con los movileros que hacían guardia en la puerta. "Gran parte de los empresarios del grupo de WhatsApp de apoyo a Macri están pidiendo reunirse", comentaron, con una sonrisa socarrona, en el entorno de Fernández. Del encuentro participó otro dirigente con un papel clave: el camporista Eduardo "Wado" de Pedro.

Con el traje de candidato, Fernández recibió a los consultores que trabajaron para él en las PASO, Roberto Bacman, Hugo Haime y Analía del Franco, organizó una nueva visita a Córdoba con el senador Carlos Caserio y posó con cuatro postulantes del Frente de Todos que pelean por distritos claves: Fernanda Ravera (Mar del Plata), Federico Susbielles (Bahía Blanca), Marcelo Zuñiga (Neuquén) y Daniel Natapoff (Bariloche). Todo en la misma semana, la más intensa de su vida política.

Coment� la nota