Presupuesto 2021: los tres ejes que busca resaltar Alberto Fernández

Presupuesto 2021: los tres ejes que busca resaltar Alberto Fernández

El Gobierno empezó a darle forma a la iniciativa que marcará las cuentas del año que viene de cara a la post pandemia. Santiago Cafiero ya se reunió con todos los ministros para impartir los lineamientos

En sigilo y detrás del fondo de la crisis desatada por la pandemia en la Argentina, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, avanza con los ministros para darle forma al proyecto de presupuesto 2021 que tendrá como foco central una fuerte impronta en tres grandes temas: el gasto social, la obra pública y los fondos destinados a darle un papel protagónico a la mujer.

El Gobierno ya anunció que el 15 de septiembre girará el proyecto de ley de presupuesto 2021 al Congreso para su tratamiento donde se establecerá una “presencia del Estado participando en la recuperación de la economía, impulsando el diálogo social para construir un modelo inclusivo y sostenible, que mejore la condición de vida de los argentinos y las argentinas”, según se anunció en el mensaje escrito que mandó Cafiero a la Cámara de Diputados.

Así, desde hace dos semanas que el jefe de ministros inició la ronda de audiencias con los integrantes del gabinete para empezar a discutir los números que tendrá cada cartera el año que viene.

Según explicaron a Infobae allegados a Cafiero, en las charlas que el jefe de Gabinete tuvo con los ministros se incluyó, como uno de los grandes ejes del proyecto de ley de presupuesto del año que viene, “la transversalidad de la perspectiva de género en todas las políticas que lleve adelante el Gobierno el próximo año”. Y se le dará también una fuerte impronta a la obra pública al establecer el plan federal de obras públicas 2021-23, que estará abocado en principio a terminar las obras pendientes de la administración anterior que se financiarán con créditos de organismos internacionales.

Y como tercer eje, el Gobierno cree que los efectos de la pandemia dejarán una crisis muy profunda en la economía por lo que, entienden, habrá que poner muchos fondos en política social.

No está definido aún las metas de crecimiento económico, inflación o tipo de cambio que incluirá el proyecto de presupuesto. Tampoco está claro el monto para pago de la deuda porque ello dependerá de las negociaciones que lleva adelante el Gobierno con los bonistas.

Pero en el avance inicial de los temas centrales de la administración que vendrá se fijó un rol importante para la mujer. Como ejemplo concreto de esa “transversalidad de la perspectiva de género” que Cafiero empezó a hablar con varios ministros se proyecta en el presupuesto 2021 el plan de AySA, por el que la mitad de las contratadas para las obras proyectadas serán mujeres.

A su vez, en los programas El Barrio cuida al barrio y Potenciar Trabajo, se incluye la remuneración de trabajadoras de cuidado. En tanto, en el plan de obras públicas para el año que viene está planteada la construcción de centros de atención a mujeres víctimas de violencia de género.

“Lo que se busca es empezar a visibilizar aquellos trabajos que realizan las mujeres y que no están registrados en las estadísticas públicas”, dijo una fuente de la Casa Rosada que sigue de cerca el debate del presupuesto puertas adentro del Gobierno.

En esta misma línea, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, dijo que “atravesar la pandemia del COVID-19, demostró que muchas mujeres están en un estado de sobre explotación, porque tiene que trabajar mientras en casa, pero al mismo tiempo tienen que ocuparse de todas las tareas”.

Cuando el presidente Alberto Fernández presentó el plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género 2020-2022, en el que hubo más de 1.600 propuestas de diferentes organizaciones se adelantó el perfil que iba a tener el presupuesto del año que viene para la mujer.

Allí, la ministra de la Mujer, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta destacó que se implementarán 144 medidas como la creación del programa Acompañar para la asistencia integral de personas en situación de violencia, y la conformación de 12 centros territoriales de políticas de género en todo el país, que se gestionarán con las provincias y los municipios. También anunció la creación del Registro Nacional de Promotores y Promotoras de Géneros y Diversidad a nivel comunitario para articular acciones de prevención y asistencia entre el territorio y el Ministerio nacional.

De esta manera, en el proyecto de presupuesto 2021 se prevén 18.000 millones de pesos para los próximos dos años de inversión en el Ministerio de la Mujer. El Plan de la gestión anterior en este rubro tenía un presupuesto de 750 millones para tres años.

La promesa de campaña de Alberto Fernández se mantendrá para el presupuesto del año entrante más allá de la crisis de COVID-19. “En estos próximos cuatro años haré todos los esfuerzos necesarios para que estén en un primer plano los derechos de las mujeres”, dijo el jefe de Estado durante la campaña.

En plan de empezar a darle forma al proyecto de ley de presupuesto 2021 el jefe de Gabinete ya se reunió con los ministros de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; de Defensa, Agustín Rossi; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Salud, Ginés González García; de Transporte, Mario Meoni; de Trabajo, Claudio Moroni; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; de Educación, Nicolás Trotta; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alctorta; de Turismo y Deportes, Matías Lammens; de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié; y a la titular de la Anses, Fernanda Raverta. Ayer fue el turno de Tristán Bauer – Cultura- y Luis Basterra de Agricultura.

El otro gran eje que busca darle el Gobierno al presupuesto es la obra pública donde potenciará el plan federal de obras como el saneamiento del Nahuel Huapi y la megacloaca en la cuenca Matanza Riachuelo y la extensión de las redes de aguas y cloacas y obras de vialidad, entre algunos proyectos.

En el mensaje que ya envió al Congreso, el Gobierno planteó que el compromiso del Presidente para el presupuesto 2021 “es reactivar la obra pública y la obra privada convocando al sector privado para que se pueda hacer una correcta articulación. Desde el Estado, se aportarán todos los recursos humanos, la capacitación, y una política de suelo intensa que integre recursos privados con públicos”.

En cuanto a la política tributaria, durante 2021 Alberto Fernández buscará avanzar sobre la consolidación de un sistema tributario “más progresivo y al servicio de la inversión productiva”.

En relación a la política social, el Gobierno hará foco en el Programa Plan Argentina Contra el Hambre, cuyo objetivo es garantizar la seguridad alimentaria de los argentinos fortaleciendo su acceso a la canasta básica de alimentos, se priorizará la asistencia alimentaria a sectores vulnerables a través de la Tarjeta Alimentar.

El ministro Arroyo dijo que después de la pandemia será clave “reconstruir el aparato productivo argentino para sustentar el aumento de la pobreza” que dejará la cuarentena.

Se espera así que el plan de la Tarjeta Alimentar alcance una cobertura de más de 2 millones de personas, asegurando su alimentación y nutrición. También se buscará en el presupuesto 2021 reforzar el plan Potenciar Trabajo, destinado al mejoramiento en la formación y la generación de nuevas propuestas productivas, a través del fomento de terminalidad educativa, la formación laboral y la certificación de competencias, contemplando la creación y el fortalecimiento de unidades productivas para promover la inclusión social plena y el incremento progresivo de ingresos.

El equipo para el diseño del presupuesto 2021 que encabeza Cafiero está integrado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; y el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, entre otros.

Comentá la nota