Economia

 

Unas fiestas magras pero tranquilas

Unas fiestas magras pero tranquilas

Tras una semana en dónde la sensación es que todo lo demás quedó suspendido en el marco de la dolorosa pérdida de Diego y los avatares de su despedida, todavía compungidos por una pena indecible que nos acompañará por largo tiempo, nos adentramos en el último mes de lo que ha sido un auténtico annus horribilis. Sin embargo, y aunque este 2020 invita a no confiarse en lo más mínimo, desde lo teórico hay elementos para suponer que este sprint final puede ser atravesado con relativa calma, al menos en lo que respecta al plano económico.