Los “facilitadores” y las disputas en Cambiemos por la lapicera

Los “facilitadores” y las disputas en Cambiemos por la lapicera

Intendentes oficialistas, después del almuerzo en la República de los Niños. Hacían la digestión y rosqueabanIntendentes oficialistas, después del almuerzo en la República de los Niños. Hacían la digestión y rosqueabanIntendentes oficialistas, después del almuerzo en la República de los Niños. Hacían la digestión y rosqueaban.

En 2015, cuando se armaron las listas, prácticamente todas las candidaturas del frente Cambiemos se definieron en Capital Federal. En muchos casos, poco importó el poderío territorial que decían tener algunos dirigentes.

Pasados dos años, muchos intendentes y legisladores que accedieron al poder no están dispuestos a ser convidados de piedra. Y más porque son ellos, especialmente los jefes comunales, los que ponen la cara ante la gente que sufre las consecuencias de los desbarajustes de la economía. Por eso, el viernes pasado, distintos alcaldes alzaron la voz. Lo hicieron durante el desarrollo del Foro de Intendentes de Cambiemos que se realizó en la República de los Niños de La Plata. Allí estuvieron varias horas intercambiando opiniones y preocupaciones. 

La jornada fue amenizada con algo de comida, pero no mucha: fueron recibidos con una entrada de arrollados de palmitos, jamón crudo y canapés, y como plato principal degustaron pollo con ensaladas. El anfitrión, Julio Garro, fue precavido y demostró austeridad. Eso sí, para evitar filtraciones, hubo control en el acceso. Solo los jefes comunales pudieron almorzar en el predio principal: asesores y demás colaboradores tuvieron que conformarse con alimentarse en una carpa instalada a varios metros. 

En ese contexto, el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, no tuvo pelos en la lengua en reprocharle en la cara al titular del PAMI, Sergio Cassinotti, el descontrol que por estos días se vive en la obra social y que impacta de lleno en los jubilados. Acto seguido, varios jefes comunales hablaron sobre cómo evitar la “política del dedo” desde la Casa Rosada. Y para ello están contando con colaboración de la gobernación bonaerense.

Rencillas

Sabiendo las internas que se viven en distintos distritos, María Eugenia Vidal designó a varios de sus funcionarios para que actúen como “facilitadores” del armado de las listas en cada una de las secciones electorales, junto con los legisladores. El encargado principal es el jefe de Gabinete, Federico Salvai.

En tanto, según pudo saber este medio, la Primera Sección Electoral tiene en José C. Paz y General San Martín al ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, ejerciendo como nexo con los jefes comunales de Cambiemos.

En Ituzaingó, ese rol lo cumple el intendente de Morón y exesposo de Vidal, Ramiro Tagliaferro, y en Merlo, Néstor “Turco” Abbas, que viene de hacer política en el sur de Capital Federal. Para los distritos de Moreno y Malvinas Argentinas, la gobernadora designó al ministro de Gobierno, Joaquín de la Torre, mientras que en Hurlingham y Escobar actúa como facilitador el presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet. El secretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell, es el nexo en San Fernando y el jefe de asesores de la Presidencia, José Torello, en Tigre.

En cuanto a la Tercera Sección, una de las más calientes del mapa electoral bonaerense, el director general de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro, fue designado facilitador del armado de listas en La Matanza. En tanto, en Florencio Varela y Lomas de Zamora, el rol es ejercido por el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. Por su parte, el titular del área de Infraestructura bonaerense, Roberto Gigante, trabaja en Esteban Echeverría.

Con respecto a la Octava Sección, Julio Garro dijo a este medio que los “facilitadores todavía no fueron designados”. “En nuestro caso, la mecánica es más sencilla”, aclaró. En La Plata, la mesa local de Cambiemos ya se encuentra constituida, y en ella participan los dirigentes de todos los partidos que conforman el frente electoral.

Rosca en el interior

Para la Segunda Sección Electoral, los facilitadores son el intendente de Rojas, Claudio Rossi, y el titular de la Dirección Nacional de Vialidad, Javier Iguacel. En la Cuarta actúan el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, y el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola. Para la Quinta fueron designados el senador Carlos Fernández y los diputados Guillermo Castello y Maximiliano Abad. El ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, junto a los senadores Andrés de Leo y Horacio López, ejercen ese rol en la sección Sexta. Para la Séptima, los elegidos fueron el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, el de Producción, Leonardo Sarquís, el director provincial de Subsidios, Juan Carrara, y la diputada Alejandra Lordén.

Peleas en la Segunda Sección

Una de las internas más calientes de Cambiemos se sitúa en la Segunda Sección Electoral, donde se viven a flor de piel las diferencias entre la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, el presidente de Boca y operador del macrismo, Daniel Angelici, y el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo. 

La chaqueña busca vetar algunos nombres de Angelici en la Provincia. Uno de ellos es el titular del Instituto de Previsión Social (IPS), Christian Gribaudo, que fue propuesto por el presidente de Boca para encabezar la nómina oficial de candidatos a legisladores por la Segunda Sección Electoral. Pero la diatriba de Carrió contra los hombres de Angelici no queda allí, sino que también abarca al diputado provincial Orlando Yans, que busca renovar por tercera vez su banca en la Cámara baja. A su vez, la dirigente de la CC-ARI también reprobó una probable candidatura del zarateño Matías Ranzini, dirigente cercano a Ritondo y que actualmente ocupa la Subsecretaría de Seguridad a nivel provincial.

A ello se agregan también las disputas existentes entre el exintendente de San Nicolás y actual director del Instituto de la Vivienda, Ismael Passaglia, con el propio Angelici. Según pudo averiguar este medio, Passaglia busca que su hijo Santiago y otro hombre de confianza de él estén en los primeros tres lugares de la lista oficial de la Segunda Sección, algo a lo que el presidente de Boca no parece dispuesto a renunciar.

Coment� la nota