Con amplio quórum y sin los K, comenzó el primer encuentro del nuevo PJ Bonaerense

En los pagos de Costa del Este, La Costa, el flamante Partido Justicialista bonaerense que lidera el binomio Menéndez-Gray dio inicio a la primera reunión importante, la cual, entre otras cosas, sirve para empezar a definir quiénes están adentro y quienes afuera. Entre los presentes, el titular de SUTEBA, Roberto Baradel.

En principio, se supo ayer que dirigentes identificados con el kirchnerismo decidieron no asistir al encuentro, en disidencia con algunas posturas asumidas por la conducción del espacio. 

“Con absoluta seguridad no voy a ir y estaba dando vuelta la idea de muchos de no concurrir pero no me consta de que haya postura común al respecto”, le dijo ayer a La Tecla el mandamás de San Antonio de Areco, Francisco “Paco” Durañona.

En ese sentido, agregó “hay bastante bronca con las autoridades del PJ por varias cosas” y enumeró entre ellas algunos casos puntuales: “Desde el momento de la definición de autoridades partidarias se dejó al interior fuera de la discusión y  en el ámbito legislativo se armó un bloque que no respetó esa primera idea de hacer una bancada uniforme”.

Además, varios intendentes consultados creen que Menéndez, como presidente del partido, “no defendió los intereses” de los municipios en cuestiones como el Pacto Fiscal y el Fondo Educativo, iniciativas impulsadas por la administración que encabeza la gobernadora María Eugenia Vidal.

Así, la intendenta de la Matanza, Verónica Magario; el de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y el de San Antonio de Areco, el mencionado Francisco Durañona, entre otros jefes comunales, no están presentes en el cónclave partidario de San Bernardo.

Tampoco son de la partida los legisladores provinciales de Unidad Ciudadana y los diputados nacionales del Frente para la Victoria que representan a la provincia de Buenos Aires.

En tanto, días atrás, el randazzista Walter Torchio, intendente de Carlos Casares y consejero por la Cuarta sección electoral, adelantaba que "es necesario equilibrar las posiciones entre Conurbano y el interior"; también un tanto en desacuerdo.

"Con las modificaciones del CUD y la presión por adherir al Pacto Fiscal creo que el interior necesita ser escuchado porque tenemos necesidades diferentes como dejara atado la ampliación del personal con relación al crecimiento del municipio porque muchos intendentes hemos ido incoporando nuevos servicios y eso no puede estar supeditado a Provincia ya que no es lo mismo si tenes el servicio de salud a cargo del muncipio o no", aseveraba el casarense.

¿Más enojos? Sí, parece que hay algunos más. Fuentes cercanas al massismo, que ya no es parte de 1 País, sostienen que hubo "jugadas" del bloque de los intendentes que no cayeron para nada bien, aunque sin embargo, Massa mandaría a algunos de los suyos al cónclave costero.

Claro, la ausencia K, indefectiblemente le abre las puertas de manera automática al tigrense y su equipo. Tiempo atrás, si bien en el entorno de Massa manifiestaban que Gustavo Menéndez, Fernando Gray, Martín Insaurralde y Leonardo Nardini "son amigos", no había posibilidades de regreso al partido.

El principal problema no pasaba por los temas, pues las coincidencias con el PJ son muchísimas más que las disidencias. El freno lo ponían los nombres. "Los muchachos tienen que hacerse cargo de todos los integrantes, en el PJ hay figuras con las que Massa no compartiría ni un café", afirmaba un intendente renovador, que dicho sea de paso, es titular del PJ en su pago chico.

De esta manera, se echaba por tierra esa chance de unidad absoluta que tanto pregonaba el mandamás de Merlo. Massa no lo encontraba sentido a la unidad partidaria, al menos por ahora. El ex jefe comunal de Tigre se siente con fuerza, con pulso y exige contundentes condiciones: los k, afuera.

"Sí, hablé con él. Tiene la idea de que su vuelta al PJ se de de forma paulatina, dándole prioridad a las ideas, al campo de acción y a la mirada estratégica del país. Y a nosotros nos pareció muy bien", confesaba Menéndez ante este medio, hace un par de meses atrás, enseguida de convertirse en el 1.

Pasado el mediodía, después del almuerzo, recién se empezará a vislumbrar quiénes serán los líderes del Justicialismo provincial, el espacio que sueña en 2019 quedarse con el lugar que hoy ocupa María Eugenia Vidal.

Quienes sí dijeron presente en el encuentro de San Bernardo son Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Alfredo Fisher (Laprida), Sergio Berni, Marina Fassi, Mariano Cascallares (Almirante Brown), Santiago Maggiotti (Navarro), Ricardo Casi (Colón), Gonzalo Atanasof, Gabriel Bruera, Juan Manuel Cheppi, Juan Pablo De Jesús (La Costa), Walter Torchio (Carlos Casares), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Walter Festa (Moreno), Juan Zabaleta (Hurligham) y Gustavo Barrera (Villa Gesell), entre otros. 

Coment� la nota