Panorama Política Platense: Largada a octubre con un escenario de absoluta polarización entre Garro y el “neokirchnerismo”

Panorama Política Platense: Largada a octubre con un escenario de absoluta polarización entre Garro y el “neokirchnerismo”

El cierre de listas en la ciudad de La Plata tuvo pocas sorpresas. El intendente Julio Garro prefirió conformar una nómina “light” y el Frente Todos dejó jugar a cinco opciones, aunque no está todo dicho. Consenso Federal quedó reducido a poca representación en una confrontación de tres listas. Se anticipa un escenario claramente polarizado entre el oficialismo y el “neokirchnerismo”.

Por: Fabricio Moschettoni. 

Del editor, en primera persona

En la madrugada del domingo, mientras muchos analizan en mesas sectoriales la jornada de cierre de listas, lo que en primer escaneo a mi criterio se puede demostrar es que una vez más queda claro el imperio del sistema político corrompido que nos rige. Ese sentido de degradación de las reglas de juego hace que se esmerile la auténtica base de representación.

Por ejemplo, una clara muestra sigue siendo la obligatoriedad del voto, cuya derivación es que la clase política considera tener de rehén a la población por lo tanto como todos tienen la obligación de votar la calidad de los candidatos es cada vez menor, por lo que el sistema termina premiando la rosca y los vicios por sobre la dedicación, el estudio y la generación de propuestas.

Otro ejemplo más de un sistema perverso sigue siendo la famosa “lista sábana”, que es una verdadera zona oscura en donde se puede ocultar cualquier cosa en una tira de candidatos. Una prueba que no falla en La Plata es preguntarle a un ciudadano de a pie a qué político conoce, y la respuesta es cantada: al intendente de turno y posiblemente a su antecesor. El resto está pintado.

Es evidente que el tren fantasma de la política actual sigue recorriendo paradas como si nada, y no se aprendió demasiado del ´que se vayan todos´ del 2001, por lo menos en la metodología con la que se actúa. No hubo nuevos políticos generados por esa fractura, sino que terminaron pasando casi dos décadas por lo que la única renovación que se dio fue forjada por una cuestión biológica, o sea por una historia vinculada a la vida misma como expresión consumible.

La política no se quiere reformar, porque sus mañanas y degradación del sistema que la protege beneficia a los “profesionales” que la practican, entonces nadie se anima a imponer una transformación contundente como por ejemplo hacer que los municipios tengan elección de concejales por circunscripción, o evitar que existan eternas reelecciones, y esto último es algo muy parecido a concurrir a la escuela y repetir siempre tercer grado. Un político que necesita ser reelecto tres, cuatro o cinco veces de concejal se merece sin dudas el primer premio a la mediocridad.

La jornada del sábado fue intensa pero poco sorpresiva. Prácticamente terminaron inscriptas todas las formaciones que se venían anunciando, pero en ellas hay que colocar uno o dos asteriscos, porque en algunos casos podrán ser modificadas y en otros directamente sacadas de la contienda electoral.

En Juntos por el Cambio el intendente Julio Garro usó su lapicera no solo en la tira de concejales y consejeros escolares, sino también en la de senadores provinciales e hizo un equipo casi perfecto en cuestión de colores propios, a excepción de la alianza que sostiene con la UCR, fuerza que después de una fractura importante que se traducirá en un desgaste profundo, logró colar un par de concejales.

La elección de Darío Ganduglia como primer concejal terminó definiendo a Garro con la intención de la búsqueda de equilibrio y optó por una figura de perfil bajo, pero posiblemente emitiendo una señal de renovación y gestión, ya que una de las áreas que tiene la administración para poder exhibir es la reconversión en política de seguridad a partir del sistema de policiamiento, la inversión en tecnología que se demoró aunque finalmente llegó, y cuestiones parecidas.

La tira de senadores fue una verdadera sorpresa que con el tiempo se verá si constituyó un acierto, porque allí premio al actual senador Juan Pablo Allan que fue un buen articulador de Garro en temas provinciales sobre todo en cuestiones complejas de la educación pública; pero el detalle fue la incorporación de la Defensora Ciudadana María Florencia Barcia como número dos.

En la elección de Barcia, Garro posiblemente encontró un punto fuerte porque puede terminar de articular un proyecto de Ciudad incorporando a sectores independientes o que prefieren hacer su contribución a la sociedad desde instituciones intermedias que hoy por hoy tienen muchísimo más peso y representatividad que las caducas expresiones políticas tradicionales.

Barcia posiblemente sea uno de los pocos casos de renovación en política que se pudo ver en este cierre de listas, porque en cuestiones de vida pública apareció en 2015 ocupando una lista de concejales del actual oficialismo, luego fue Directora de Instituciones de la Municipalidad, y después Defensora Ciudadana en donde logró cambiar el paradigma de esa institución y empezó un trabajoso camino de vinculación con los vecinos.

La lista del oficialismo también dejó heridos, como por ejemplo una mitad del radicalismo terminó desplazando a la otra en la ocupación de lugares, y eso significó una crisis en donde hubo acusaciones de“proceso fraudulento” y cuestiones de esa naturaleza que difícilmente sanen por largos meses y que inevitablemente provocarán ausencias en la campaña. Otro tanto ocurrió en las filas del Pro, en donde inmerecidamente una interna provincial del espacio terminó castigando a valiosas piezas locales que finalizaron sin posibilidades en la lista de ediles.

Ahora será el turno del propio intendente para que con su liderazgo y carisma empiece a trazar puentes para que los desplazados en nóminas obtengan un lugar desde donde hacer aportes para una campaña que los va a necesitar.

Pero más allá de eso se puede decir que Garro consiguió lo que buscaba: mantener algo de misterio hasta el último día y tener la lista casi ideal para su imaginario.

El “neokirchnerismo” en varias opciones

Dentro del Frente Todos tampoco hubo demasiadas sorpresas ya que se presentaron casi todas las listas que se iban preanunciando.

En ese marco, el diputado Guillermo Escudero encabeza la opción más asociada al Partido Justicialista tradicional y consiguió una interesante articulación, por ejemplo, con el líder provincial de ATE, Oscar “Colo” de Isasi, que aparece como primer senador; mientras que el líder del Movimiento Octubres, Gastón Harispe, lidera la lista de concejales.

También se inscribió la diputada Florencia Saintout, quien prefirió optar por un armado netamente kirchnerista y lleva en primer lugar de la lista de concejales a Ariel Archanco, mientras que adhiere a la nómina de senadores provinciales que encabeza el sindicalista Omar Plaini y secunda la concejal Lorena Riesgo.

Otro de los inscriptos es el “albertista” Federico Martelli, que lleva a Marisel Aranguren como primer concejal y para el Senado también adhiere a la boleta Plaini – Riesgo.

La concejal Victoria Tolosa Paz anotó su nómina para disputar la intendencia, y el primer concejal es el ex edil Guillermo “Nano” Cara. En este caso se plegaron a la lista de senadores de Plaini – Riesgo.

Por último, el juez Luis Arias, -otra de las incorporaciones en la vida política que se puede destacar-, llegó a inscribirse presentando al economista Leandro Amoretti como cabeza de la lista de concejales, y a Estela Díaz para el Senado.

Los “lavagnistas” con poco para pelear, aunque con demasiadas listas

En Consenso Federal 2030 se anotó Sergio Panella como postulante a intendente, llevando al sindicalista Mauro Coronel como primer concejal, y a la dirigente del GEN, Betina Rolfi, como candidata a senadora.

A su vez, una nómina vinculada al ex senador Juan Amondarain, terminó inscribiendo al titular del Colegio de Ingenieros, Gabriel Crespi, para la disputa por la intendencia y al concejal Luciano Sanguinetti para intentar su reelección. La tira de senadores es liderada por Lorena Pagano.

Y por último llegó a inscribirse la duhaldista María José Scottini, -ex funcionaria de la administración de los intendentes Pablo Bruera y Julio Garro-, quien es acompañada por Facundo Yessi como concejal yNicolás Palatino como senador.

En el “lavagnismo” los días previos estuvieron cargados de fuertes cruces de acusaciones, y un hecho significativo lo constituyó una expresión pura y clara de la vieja política, en donde el Partido Socialista en el término de 12 horas salió de anunciar acuerdo con Panella incorporando el primer concejal en su lista para luego terminar con Amondarain. 

Esa operación, según se cuenta, tendría que ver con un oficio del “Vasco” Amondarain en donde hizo jugar sus influencias en el armado de la lista de diputados nacionales, que casualmente el socialismo ocupa en el cuarto lugar, y a cambio de eso se reposicionó el alineamiento en la Ciudad.

Otras nóminas

El Frente de Izquierda propuso para la intendencia a Luana Simioni, anotando para el Concejo Deliberante a la docente Amalia García, y promoviendo para el Senado a Daniel Rapanelli.

En tanto, el Nuevo MAS lleva a Erik Simonetti como precandidato a alcalde, y a Laura Granillo para concejal. Al Senado postula a Griselda Schaposnik.

Por su parte el frente NOS, incorporó al abogado Marcelo Peña como postulante a intendente y el nacionalista Alejandro Biondini tendrá su derivado en la ciudad de La Plata con la candidatura a intendente de Oscar Loyola.

Había también un pedido de reserva de lista del frente Despertar, que a nivel nacional postula al economista José Luis Espert pero no trascendió el nombre del candidato a intendente, y se inscribió la Alianza Vecinal Platense, con el ex concejal Gerardo Jazmín como aspirante a la intendencia.

La polarización es lo que se va a profundizar

Una encuesta que publicó ImpulsoBaires.com.ar el viernes y que corresponde al consultor Gustavo Córdoba, mostraba entre sus datos tomados de un muestreo de 600 casos entre el 19 y 20 de junio, que el 38.5 % de los platenses consultados tiene una marcada posición antikirchnerista, mientras que el 27.4% se pronuncia como adherente a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, hoy candidata a la vicepresidencia.

Esa información se complementa con otras expresiones, como por ejemplo que casi el 37 % se define como peronista y alrededor del 32 % como de Cambiemos.

Evidentemente ese dato fresco de la opinión pública está mostrando lo que en esta columna venimos sosteniendo desde hace tiempo y es que en el plano local se marcha a una absoluta polarización entre Julio Garro y el candidato o candidata que surja de las PASO del Frente de Todos.

Tal vez por eso, el miércoles pasado, al encabezar un acto en Villa Elvira organizada por la “pata peronista” del oficialismo, el intendente disparó: “los argentinos no quieren volver atrás, la oposición es una imagen del tren fantasma”.

Por eso, de ninguna manera habrá lugar para terceras vías por lo que se puede adelantar que la representación en el Concejo Deliberante es prácticamente seguro que resulte dividida entre esas dos fuerzas. Es decir, todo parece indicar que entre Garro y el “neokirchnerismo” se van a disputar los 12 concejales ya que el piso repartidor es del 8.33%, o sea casi utópico para cualquier tercera expresión.

Por otra parte, para la tira de senadores no hay tanta claridad en la división de bancas, ya que el piso es del 33.33 % al ser tres las que se disputan, aunque en la medida que la polarización se profundice la lógica indica que terminará siendo 2 para el ganador y la restante para el segundo.

Esa polarización que se prevé se observa de algún modo también en el trabajo de Córdoba, en donde aparece la fórmula Alberto Fernández – Cristina Kirchner con 35 % seguida por Mauricio Macri – Miguel Pichetto con 26 %, y muy lejos llegan Roberto Lavagna – Juan Manuel Urtubey, con algo más del 7 %, al igual que José Luis Espert o Nicolás del Caño, ambos con alrededor de 5 %.

Y mucho más acentuada está la pelea por la Gobernación, con la fórmula María Eugenia Vidal – Daniel Salvador superando el 35% seguida por Axel Kicillof – Verónica Magario con 30 %.

Otros trabajos de mediciones periódicas a los que accede habitualmente esta columna muestran que en el último mes hubo una recuperación de 7 puntos en la imagen del presidente Mauricio Macri, y parece marcar una tendencia que de proseguir hasta el momento de votación en PASO podría terminar con la boleta del oficialismo en alrededor de 40 por ciento.

Con ese escenario, todo indica que el capítulo entre las PASO y las generales de octubre, tanto Garro como la expresión local del “neokirchnerismo” que pase el filtro de agosto, terminen absorbiendo al resto de las lejanas terceras fuerzas.

Los desafíos

Para ´Juntos por el Cambio´ con la lista no se termina el armado, ya que de continuar en el gobierno local otro capítulo interesante será ver cómo funciona el próximo gabinete de Julio Garro, el que se puede anticipar que podría llegar con aires de una renovación casi total, sobre todo en algunas áreas que han tenido un rendimiento muy pobre.

Para el ´Frente Todos´ habrá que observar cómo pautan la contienda en PASO de modo que en la campaña no queden demasiados heridos y eso le quite competitividad al ganador. Además, hay que estar atentos a las próximas 48 horas para saber si quedan todas las listas, o alguna se termina bajando.

Para Consenso Federal el desafío está en ver cómo proyectan el tramo desde agosto a octubre ya que entre las listas en disputa no tienen prácticamente nada en común. Lo más probable es que quien gane intente llevar como pueda una campaña bastante que será bastante adversa, y los perdedores terminen retirándose.

Hasta el próximo domingo

Coment� la nota