Máximo se hace bonaerense y complica más al peronismo

Máximo se hace bonaerense y complica más al peronismo

LANZÓ SU CAMPAÑA EN ENSENADA.

• MENSAJES A MASSA Y A PICHETTO.

Mientras Cristina de Kirchner vuelve a ocupar la centralidad política y mantiene la incógnita sobre una eventual candidatura presidencial, Máximo lanzó en Ensenada su campaña para la provincia de Buenos Aires con un plenario de la militancia de Unidad Ciudadana. Actual diputado nacional por Santa Cruz, el hijo de la ex presidente se muda de provincia con tropa propia y complica el proceso de renovación del peronismo en el principal distrito electoral del país. 

La marca Kirchner asoma como la más potente no sólo a nivel nacional sino también en provincia de Buenos Aires. Como candidata a senadora, Cristina viene de superar el 37% de los votos en las legislativas del año pasado, con el escándalo de los bolsos de José López ya detonado. Ahora con los cuadernos de Oscar Centeno en centro de la escena política, el jefe de la Cámpora lanzó su virtual candidatura a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. A pesar del caudal electoral del kirchnerismo, que ninguna otra vertiente del pan peronismo logró desafiar, el estigma del apellido "Kirchner" ahora anclado en Buenos Aires incomoda a gobernadores y a intendentes del PJ.

Máximo evitó mencionar a los cuadernos en Ensenada pero habló de persecución política. En el escenario lo acompañaba la militancia de La Cámpora pero ninguno de los 21 intendentes de la provincia de Buenos Aires que llegaron hasta el municipio del ultra kirchnerista Mario Secco.

Nacido en La Plata, el cambio de distrito de Máximo para postularse como diputado en 2019 obedece al pragmatismo político. En 2015, de dos diputados nacionales por Santa Cruz que se renovaban en la Cámara baja, el Frente para la Victoria colocó sólo uno, Máximo. En 2017 la tendencia santacruceña fue decreciente. Se renovaron tres bancas. Dos fueron para el PRO y la UCR. La tercera para Juan Benedicto Vázquez del FpV. Por eso en 2019, el hijo de la expresidente competirá por la provincia de Buenos Aires donde el margen de error es mínimo ya que se renuevan 35 bancas. 

Más allá del futuro de Cristina, el desembarco de Máximo en PBA complica el incipiente proceso de unidad del peronismo. Por lo pronto, excluye a figuras como Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey enfocados en reconstruir el PJ poskirchnerista. Estos dirigentes rechazan la idea de una mega PASO peronista y apuntan a una primaria sin kirchneristas. A su vez, si se confirma que Máximo será candidato y Cristina no -para facilitar el proceso de unidad-, quien sea candidato/a a presidente o gobernador de Buenos Aires por el peronismo debería digerir la incorporación de la marca Kirchner en la lista de diputados nacionales bonaerenses. Pero el avance de las causas judiciales vuelve urgente la necesidad de renovar banca y fueros en 2019.

Con una parada previa en el Frente Nacional Peronista de La Plata, llegaron el sábado hasta Ensenada intendentes como el vice del PJ bonaerense, Fernando Gray (Esteban Echeverría), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Juan Zabaleta (Hurlingham), y Martín Katopodis (San Martín), entre otros. Estuvo ausente el jefe del peronismo de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Menéndez (Merlo) quien optó por una cumbre del peronismo patagónico junto a Martín Soria en Río Negro. Sin embargo, el martes Menéndez se reunió con Cristina y Máximo en el Instituto Patria para confirmar su adhesión al acto y avisar que no estaría en Ensenada. Cercano al armado de Felipe Solá, el intendente de Merlo le envió un mensaje a Massa: "La ancha avenida del medio no funciona, ahora es un senderito de montaña. De un lado estamos los que nos preocupamos por las personas y del otro los que se preocupan por los números". 

En Ensenada también se comentó con fastidio el lanzamiento de la candidatura presidencial de Miguel Pichetto, rival histórico de los Soria en la interna de Río Negro. En el kirchnerismo sospechan que esa postulación está oxigenada por la Casa Rosada y que apunta a fracturar aún más el espectro peronista.

El próximo jueves, volverá a sesionar el Consejo Nacional del PJ después de la anulación de la intervención partidaria dictada por la Cámara Electoral. El sanjuanino José Luis Gioja reunirá a la mesa de acción política y se votará una moción para que el próximo encuentro se celebre en una provincia de la Patagonia.

Coment� la nota