Fernández arma equipo con nuevos y viejos nombres de su entorno

Fernández arma equipo con nuevos y viejos nombres de su entorno

Se apoya en su Grupo Callao y en jóvenes dirigentes del kirchnerismo; también regresan con él hombres de la anterior gestión, cómo Eduardo Valdés; Guillermo Oliveri y Jorge Argüello.

Diez días después de enterarse de que encabezará la fórmula presidencial del kirchnerismo, Alberto Fernández le da forma a un equipo propio de colaboradores para encarar una campaña en la que, poco a poco, deberá abandonar la sombra de Cristina Kirchner y ocupar el centro de la escena.

Ante el sacudón de la noticia, el exjefe de Gabinete acudió a sus "amigos" de la política, a cuadros técnicos del Grupo Callao y a dirigentes jóvenes del kirchnerismo para quienes imagina un papel protagónico en la etapa que se avecina.

Solo después de unos días de trabajo designó como vocero a Juan Pablo Biondi, exvocero de Alejandro Granados, en una campaña que hasta el momento se organiza en conjunto con los equipos de comunicación del Instituto Patria, algo que no pasó en 2015 con la candidatura de Daniel Scioli.

Todavía sin un publicista contratado, el precandidato podría recurrir a los consejos de su amigo Enrique "Pepe" Albistur, quien fue secretario de Medios durante el kirchnerismo.

"Alberto tiene un estilo de relacionamiento radial, como Néstor [Kirchner], pero a diferencia de Néstor, él no se encargó nunca de armar una 'orga'. El grupo que lo acompaña es chico. Lo más valioso que tiene son sus relaciones, las personas a las que tiene llegada, ya sea de la política, del mundo empresario o de los medios", explica un dirigente del peronismo de la Capital, cuna política de Alberto Fernández.

Tres de los integrantes de su círculo de confianza lo acompañaron el lunes pasado durante su primera actividad de campaña, en Río Gallegos. Ahí estuvieron Santiago Cafiero, hijo de Juan Pablo Cafiero, nieto del fallecido Antonio Cafiero y referente del Grupo Callao; el exlegislador porteño y funcionario de la Jefatura de Gabinete Claudio Ferreño, y Juan Fernández, otro dirigente del peronismo de la ciudad de Buenos Aires, que se ocupó de organizar Parte, el partido político que el exjefe de Gabinete fundó en 2012.

"Ferreño es amigo de Alberto de toda la vida. Fueron compañeros de colegio. Es su operador de máxima confianza", explicó un dirigente que los conoce a los dos hace más de 20 años.

Junto con Ferreño y Juan Fernández, otros cinco dirigentes del PJ porteño transitarán la campaña presidencial de la mano del compañero de fórmula de Cristina Kirchner: el actual presidente del partido en la Capital, Víctor Santa María; el exsecretario de Culto Guillermo Oliveri; el exembajador en los Estados Unidos Jorge Argüello; el extitular de la Oficina Anticorrupción (OA) Julio Vitobello, y el exembajador en el Vaticano Eduardo Valdés.

Con excepción de este último, el de relación más estrecha con Cristina, los cuatro restantes compartieron con Alberto Fernández, en 2000, la lista de candidatos a la Legislatura porteña de Encuentro por la Ciudad, que encabezó, como candidato a jefe de gobierno, Domingo Cavallo.

Las referencias económicas del precandidato a presidente hoy pasan por otro lado: si bien no designó un vocero económico, en las reuniones que tuvo hasta el momento mencionó como cuadros técnicos de su confianza a Matías Kulfas y Cecilia Todesca, integrantes del Grupo Callao, un centro de estudios que formó Alberto Fernández a principios de 2018, cuando ya se había reconciliado con Cristina Kirchner.

Una de las caras nuevas del entorno del precandidato fue clave en aquel reencuentro. Se trata del diputado Juan Cabandié, alejado de la conducción de La Cámpora hace un tiempo.

Uno de los nietos recuperados por las Abuelas de Plaza de Mayo, el dirigente conoció a Alberto Fernández durante la presidencia de Néstor Kirchner, poco después de recuperar su identidad.

En 2016 ofició de anfitrión para un reencuentro entre Máximo Kirchner y el exjefe de Gabinete. Lo siguió frecuentando durante todo 2017 y en diciembre de ese año facilitó la reconciliación entre Alberto Fernández y la expresidenta.

En su primera semana como candidato, el exjefe de Gabinete se vio tres veces con Santa María. Fue uno de los que visitó en su casa, de Puerto Madero, en las horas posteriores al anuncio de la fórmula, el sábado 18.

Ese día también lo fue a ver el legislador porteño Leandro Santoro, del radicalismo kirchnerista. El precandidato suele destacarlo como uno de los jóvenes más destacados.

El primer lugar en esa lista lo ocupa Santiago Cafiero, coordinador del Grupo Callao. Este espacio ya convocó un primer encuentro de intelectuales afines a la fórmula Fernández-Fernández, para el 15 de junio, en el marco de Agenda Argentina, un conjunto de organizaciones que coordina el sociólogo Nahuel Sosa.

"Hablemos de ideas" es la consigna de la reunión, que se desarrollará en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), fundada por Santa María.

Coment� la nota