El Evita abandonó los trapos rojos y Gioja lanzaría el bloque Partido Justicialista

 El Evita abandonó los trapos rojos y Gioja lanzaría el bloque Partido Justicialista

El Partido Ciudadano que sueña Cristina con Nuevo Encuentro y La Cámpora va perdiendo apoyos. El FPV ya perdió 28 diputados. José López apuró las huidas de la “década ganada”. El PJ se reacomoda y se rearma al nuevo escenario. Gioja patearía el tablero. El Evita se peleó con CFK en Santa Cruz y pactó planes y trabajo con el PRO. Política del Sur habló con varias fuentes y reconstruyó el entramado peronista de la última semana.

Por Ricardo Carossino

Hubo dos José López malos en el peronismo que sirvieron para hacer explotar el espacio: el actual (de un gobierno de centro izquierda) y el de la derecha, con doble apellido (José López Rega) que según dicen también se fue con varias valijas de dólares. Pero el primero dejó en evidencia que el Justicialismo tiene ese ADN que lo convierte en un sobreviviente a todo. Así se los enseñó el general Juan Domingo Perón, cuando explicó que “la construcción de poder debe ser cuantitativa y la gestión debe ser cualitativa”. En esa lógica, y la otra que define mariscales de la derrota y redefinición de nuevos líderes, el Partido Justicialista empezó a acomodarse a la coyuntura explosiva que dejó la puesta en escena de José López tirando bolsas de dólares (algo que nadie vio porque ninguna cámara lo captó).

La teatralidad del López actual tiene mucho de bizarro, como pretender que el 911 respondió a las tres de la mañana en el conurbano profundo al llamado de una persona que estaba tirando bolsas y que en tres minutos arribaron varios patrulleros de una policía que se metió en los despachos de la gobernadora Vidal y su secretario Federico Salvay para darles un mensaje mafioso por la interna que los enfrenta, y que “inesperadamente”, no quiso aceptar una coima de miles de dólares. Y la principal contradicción es que el supuesto testigo lo vio “tirando bolsas”, cuando después el Jefe de Gabinete de Macri, Marcos Peña, dijo que la “policía encontró el dinero en el auto”, mientras mostraban imágenes “de una valija”. El mismo Peña, ante un caso de tamaña gravedad dio una brevísima conferencia de prensa que duró apenasun minuto y medio, en la que, al informar esta escena, la calificó como “de película” a falta de una explicación más detallada e informativa, y que nunca se terminó de aclarar, para terminar diluyéndose en medio de las críticas políticas y sociales, el show de la abogada hot que canta cumbia y la posible aprobación por parte del Congreso de la Ley del Arrepentido que le permitiría a López quedar en libertad.

Aunque Política del Sur informó la semana pasada cómo era la ruta del dinero de las obras para que se convirtiera en “coima” en la que participaban empresas del llamado “Club de la Obra” o Celular por el 15%, fuentes bien informadas de la Justicia revelaron a este medio que no se sabe a ciencia cierta si el dinero de López es de coimas (o sea, hasta el momento es una presunción social y mediática que deberá probar la Justicia) y que “no sería descabellado pensar” que podría haber sido un teatro armado entre el PJ más ortodoxo, el mismo López “apretado” por la Side y el PRO, para desarticular la embestida política del Partido Ciudadano de CFK. La nota discordante en todo esto, es claro, la abstención de los tres diputados del Parlasur del PRO, Mariana Zuvic, Claudio Romero y Fabián Rodríguez Simón, que se abstuvieron de condenar a López y evitaron así la expulsión del ex secretario de Obras del Parlasur (expulsión que impulsaba el mismo peronismo) por falta de quórum, algo sobre lo que ni Peña ni Macri emitieron algún juicio de valor. No se volvió a dar una conferencia de prensa, y desde el gobierno nadie volvió a mencionar el tema, salvo, usando la consabida frase: “Ahora está en manos de la Justicia”.

Pero esa Justicia espera la Ley de extinción de dominio en la que se debate unamodificación sustancial. Mientras la oposición pedía el decomiso de los bienes sólo después de condena firme para no violar el principio de inocencia, el PRO se mantuvo en su postura intransigente y propuso que se incauten los bienes si el sospechoso es llamado a declarar por un juez penal. Lo cierto es que si es incautan los bienes, y el afectado resulta inocente caerían demandas millonarias al Estado nacional por daños y perjuicios.

Este Justicialismo, que ya pactó con el gobierno de turno para reacomodarse al nuevo escenario que podría marcar el fin del kirchnerismo y tener tiempo de rearmarse como sólo el peronismo sabe hacerlo, tendría su gran noticia este jueves. De acuerdo a lo manifestado por fuentes muy confiables del nuevo entramado, el diputado nacional y presidente del PJ nacional, José Luís Gioja, estaría anunciando el lanzamiento del Bloque del Partido Justicialista -así, con su nombre clásico y con la liturgia del bombo, el escucho y la marcha-, pero con el aggiornamiento de la dirigencia para encajar en los votantes de la clase media que comienzan a perder la esperanza en Macri. La fecha sería el próximo jueves, día en el que se realizará en la sede de Matheu 130 (CABA) en una reunión del Consejo Nacional Justicialista, aunque no se espera que el bloque aglutine a los 28 diputados que ya perdió el FPV. Eso se irá dando por decantación de los acontecimientos.

Esa dirigencia está hoy representada por dirigentes con buena imagen según algunas consultoras comoRouvier y Asociados. Ellos son Martín Insaurralde, Florencio Randazzo y Sergio Massa. Si todo este combo termina junto, es prematuro decirlo. Falta mucho, sobre todo hay esperar a ver si Macri puede tener su famoso segundo semestre aunque sea en 2017. Precisamente una encuesta a que este medio tuvo acceso reveló que los tres primeros lugares para senador nacional son para Massa, Randazzo y Scioli. Claramente el peronismo sigue estando presente y más lo estará en la medida en que Macri no redirija sus políticas económicas.

El Movimiento (pendular) del Evita

En los `70 era común que Montoneros cantara “Perón, Evita, la patria socialista”, mientras que de la derecha peronista usaba la misma palabra pero como verbo y no como nombre personal: “Perón evita la patria socialista”. Esto decididamente cuenta como paralelo para la decisión que acaba de tomar el Movimiento Evita de despegarse de Cristina Fernández y no defenderla ante José López y sus 9 millones de dólares, Baez y sus hijos, Aníbal Fernández  y la efedrina y ahora Julio De Vido.

Muchos se preguntan cómo es posible que un espacio que durante mucho tiempo predicó un cristinismo de izquierda como si bajaran de Sierra Maestra con la bandera roja, ahora dejen “en banda a la jefa”, o al menos así los expresaron a este semanario quienes aún se quedan con Cristina. Política del Sur apeló a varias fuentes que fueron certificando la “operación huida” de Pérsico. Estas fuentes del Nuevo Encuentro, el PJ y La Cámpora, explicaron el entramado del divorcio del Evita con CFK.

Hoy la ex Presidenta ve mermar su poder a expresiones como La Cámpora, el PC y el Nuevo Encuentro, pero aún en el mismo sabbatellismo empieza a haber desprendimientos. En la tierra donde nació este espacio, la concejal del Evita Cristina Rodríguez abandona el acuerdo con Nuevo Encuentro, y el ex intendente Lucas Ghi pidió una licencia en su banca para irse a una ONG y asumirá el ex secretario de Seguridad Juan Carlos Martínez.

En el juego de la política, pasan cosas que no llegan a los foros vecinales de la verdulería de Cacho, el bar de la esquina, la carnicería de Pepe o el vivero de la vuelta de casa. Quienes caminan por la senda del trabajo, del viaje en tren y colectivo, o los que suponen que el debate es “corrupción vs felicidad”, no se enteraron que hace 15 días, los principales referentes del Evita no atendían los teléfonos porque habían viajado al sur a ver a CFK.

Según una fuente que estuvo presente en el encuentro, la reunión no habría sido tranquila. El espacio que conducen Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, le habrían pedido a Cristina ser los adalides del proyecto que venía de un partido ciudadano a cambio de “bancarla en las malas”, pero “la jefa” les habría dicho que “en 12 años ya cobraron bastante” y que “Néstor les había dado mucho”. Esto enfureció a los militantes ex piqueteros porque se volvieron sin nada. La conclusión: dejar el FPV.

Este espacio guevarista maoísta, que según fuentes inobjetables del peronismo bonaerense, habrían acordado con la ministra de Desarrollo Social del PRO, Carolina Stanley, para quedar en lo que será el reempadronamiento de los planes sociales (por si alguno pensaba que el PRO iba a terminar con los despectivamente llamados “planeros” por la clase media burguesa)”.

Con la excusa de que “hay que crear unidad para frenar a Macri”, como explicó el Chino Navarro, el otro líder, Emilio Pérsico, pareció no escucharlo y el 12 de mayo pasado el Evita participó de un acto en Almirante Brown con el presidente Mauricio Macri, María Eugenia Vidal, Carolina Stanley, el titular del PAMI, Carlos Regazzoni y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio (la plana mayor amarilla), donde Macri anunció la entrega de viviendas a construir en las que participará la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CETEP), perteneciente al Evita, que recibió hasta ahora la Personería Social, cuando pedía la gremial. Por supuesto, dijo que seguía siendo opositor al PRO.

Ahora el Evita se ha acercado, significativamente, al grupo dialoguista de intendentes lideraros por el mandamás del Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y que además conversa con el Papa Francisco que parece estar “operando” la política interna como lo hacía el general Perón desde Madrid. No faltó quien condenó esta conducta desde el kirchnerismo más puro: “López enterró plata y estos muchachos enterraron las ideologías para salir a buscarla”.

El mismo Jefe de Gabinete de Lomas, Guillermo Viñuales decía el pasado viernes a Política del Sur radio, que entendía la decisión del Evita “por lo casos de corrupción que aparecieron” y que la relación de Insaurralde con Navarro “es excelente”.

Tal vez quien más duro estuvo contra Navarro, fue Luís D´Elía que dijo: “Es un puntero clásico de los ´90, que supo aparecer en el famoso affaire de las fotocopias truchas (famoso escándalo lomense en el uno a uno en el que el HCD gastó la friolera de 3 millones de pesos-dólares en sacar fotocopias y arreglar varios autos (entre ellos un Fiat 600, que según algunos dicen podría haber sido “de un hijo de Navarro)”.

De todos modos, el Evita ya habló con el presidente del bloque del FPV, Héctor Recalde, y acordaron trabajar juntos en proyectos que tengan que ver con garantías, beneficios y derechos que merecen los trabajadores que comienzan a transitar una etapa de incertidumbre.

José López fue sin duda la explosión del Frente para la Victoria, la destrucción del espacio que construyó Néstor Kirchner, en medio de un sostén operativo-periodístico con el más grande poder de fuego mediático, más la complicidad en forma de condena de quienes ya habían abandonado y ahora abandonan “la década ganada”.

Coment� la nota