El plan de Vidal para ganar las elecciones: menos recortes de fondos, boleta única y desdoblar elecciones

El plan de Vidal para ganar las elecciones: menos recortes de fondos, boleta única y desdoblar elecciones

La gobernadora de Buenos Aires se aseguró $53.000 millones para este año, pero todavía no decide si desdoblará o no las elecciones.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, tuvo un cierre de año y un principio de 2019 frenético. Por un lado, consiguió  fondos frescos que la diferenciaron del resto de sus pares y en paralelo comienza a evaluar ciertas posibilidades electorales.

La economía provincial es uno de los temas que más la preocupan desde el inicio de su gestión. Luego de que el ex gobernador y actual diputado nacional, Daniel Scioli, dejó sólo $180 millones en las cuentas provinciales el 10 de diciembre de 2015,  Vidal tomó como bandera recuperar el Fondo del Conurbano, que su antecesor nunca se había atrevido a pedir que se actualizara. Esa empresa, que consiguió sobre el final de 2017, ya tuvo, en parte, su compensación.

El pase de mando entre Vidal y Scioli.

Cuando los gobernadores y la Nación se sentaron a discutir las cifras del ajuste de cara al Presupuesto 2019 el objetivo del peronismo era claro: que se terminaran los privilegios para la provincia de Buenos Aires y para la Ciudad de Buenos Aires. Tanto Vidal como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entendieron ese punto y no pusieron resistencia en pos del juego de equipo. Sin embargo, la carga de hacerse cargo de algunos de los servicios públicos no era igual para ambos.

Presupuesto 2019: el ajuste de las provincias será igual a lo que se tiene pensado destinar para obras

En la Ciudad, tal y como publicó BigBang, las cuentas públicas se encuentran más ordenadas y el impacto económico es menor mientras que en el conurbano bonaerense la cifra se multiplica, de mínima, seis veces más. Tan sólo en el subsidio al transporte se calcula de las arcas provinciales tendrán que salir $25.000 millones. A eso se le suma la tarifa social de luz.

Vidal, Larreta y Frigerio en una de las discusiones por el Presupuesto 2019.

Todo en el contexto en donde la actualización del Fondo del Conurbano se quedó corta debido a que se cálculo sobre las pautas inflacionarias que planteó el Banco Central en 2017. Es por eso que desde el gobierno bonaerense se planteó una actualización sobre los $65.000 millones que le corresponden para este año. En concreto, desde que se cerró el debate con los gobernadores por el Presupuesto 2019, se especuló con que habría una compensación económica para Vidal, pero el anunció se demoraría para "evitar ruidos".

El decreto secreto de Macri para asistir a Vidal después de que se apruebe el presupuesto

En los últimos días hábiles del año pasado la provincia de Buenos Aires se aseguró que la Nación pagará la mitad del subsidio al transporte, lo que representa cerca de $25.000 millones, y consiguió un acuerdo para la compra de tres bonos en dólares por parte de la ANSES por $28.000 millones.

A fines del año pasado la gobernadora planteó la necesidad de un resarcimiento por el Fondo del Conurbano.

La rebaja en los subsidios que tendrá el año que viene la provincia la convertirá en la única de todas las que se encuentran dentro del Pacto Fiscal que tendrán asistencia del Estado Nacional en. Ni la Ciudad goza de ese beneficio. Aún no hubo quejas por parte de otros gobernadores pero se debe, según explicaron, a una cuestión de fecha. “Los principales referentes están con problemas de diferente tipo en cada una de sus provincias. Es algo a lo que por ahora no le prestamos atención, pero sí va a ser tema en breve”, adelantó uno de los mandatarios peronistas.

Ahora resta ver la respuesta que tendrán los gobernadores peronistas (en la foto, Urtubey y Schiaretti, reunidos con Sergio Massa y Miguel Pichetto) por la asistencia a Vidal.

La resolución con la que hicieron efectiva esta asistencia lleva las firmas del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y de titular de la cartera de Infraestructura de la provincia, Roberto Gigante. En el acuerdo la Nación se comprometió a aportar $20 por cada litro de combustible que tengan que utilizar los colectivos que circulan en el área metropolitana desde territorio bonaerense. Ese número representa la mitad de lo que vale el litro de combustible.

En cuanto a la ANSES, tanto desde el organismo como desde el Ministerio de Economía, a cargo de Hernán Lacunza, se encargaron de remarcar que no se trató de una compensación por el Fondo del Conurbano sino de una negociación entre ambos actores, mediante la cual la provincia consigue financiamiento y la ANSES recibe tres series de bonos con una tasa de interés que no conseguiría en otro lado.

Radiografía de la Anses, la "otra caja" del poder: cuentas en rojo y el cambio en la "reparación histórica"

Los tres bonos, de 13,16 y 18 meses respectivamente, fueron adquiridos con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES; el primero de ellos con un interés (siempre en dólares) de 9,5%, el segundo de 9,75% y el último de 9,875%. “Se trata de un interés muy bueno para rechazarlo”, expresaron fuentes al tanto de la operación. “Con eso se completó el plan de financiamiento que se había establecido con el Presupuesto 2018”, remarcaron desde la Provincia.

Vidal recurrió a la ANSES para poder financiarse.

La suma de estas dos fuentes de financiamiento le proveerá, en un año electoral, cerca de $53.000 millones a Vidal. Pero esa no es la única variable en discusión. Desde septiembre del año pasado, en el entorno de la gobernadora comienzan a agitar la idea de que se desdoblen los comicios bonaerenses de los nacionales, algo que no ocurrió nunca desde la reforma de la Constitución en 1994.

El jefe de Gabinete de Vidal es el principal impulsor del desdoblamiento de las elecciones,

La tesis que sostiene principalmente el jefe de Gabinete y mano derecha de Vidal, Federico Salvai, es que debido a la imagen negativa que tiene la gestión de Macri en el conurbano, es posible que arrastre para abajo la cantidad de votos que podría sacar Vidal. Por eso afirma que lo mejor sería desdoblar los comicios con el objetivo de que una victoria de la ex vicejefa de Gobierno genere un “efecto ganador” que apuntale las posibilidades de ser reelecto del presidente.

“Hay que ver si la tribuna se junta con la política”, consideró uno de los principales asesores de la gobernadora en esta empresa que ya comenzó con el debate legislativo luego de que se conformó la bicameral para la Reforma Política que tiene como presidente al diputado provincial de Cambiemos y presidente de la Cámara, Baja, Manuel Mosca.

La primera reunión de la bicameral que tiene como foco la reforma política.

Desde principio de año a fines de febrero esta bicameral tendrá reuniones cada 15 días en diferentes partes de la provincia para ponerse de acuerdo en una serie de temas. El que toca en el próximo encuentro es si se separan o no los comicios para intendentes. En principio, el proyecto no se aprobaría. “Lo que si se va a plantear con fuerza, más que las cuestiones de desdoblar las elecciones y el financiamiento de la campaña, es el sistema de votación”, agregó otra fuente al tanto de las negociaciones.

De Vidal a Cristina, pasando por Macri y Scioli: las irregularidades con los aportes de las campañas

Ahí es donde Vidal quiere que se introduzca el mismo sistema que se utilizó en 2015 en la Ciudad de Buenos Aires para las elecciones de jefe de Gobierno: la Boleta Única Electrónica (BUE). En la oposición, y en algunos sectores del oficialismo, seduce más la idea de que se realice con una Boleta Única de Papel.

El sistema de BUE que busca implementar Vidal en la provincia.

En cuanto al financiamiento, ya que se necesitaría poner en marcha 50.000 mesas electorales que desde 1983, y salvo 1987, financió el Estado Nacional, se prevé eliminar las PASO para abaratar los costos de los comicios. “Lo que se está haciendo es analizar la situación y dar la discusión. Si está la voluntad política de hacerlo se va a avanzar por más que el calendario apriete”, agregó la misma fuente.

Ahí es donde Vidal se enfrenta principalmente al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, que desde principios del año pasado bajaron línea sobre que “cada voto cuenta” y por eso le pidieron a Rodríguez Larreta que avance en la unificación de los comicios porteños con los nacionales, por ejemplo. Ellos dos tendrán la última palabra aunque otros actores troncales también comenzarán a opinar.

Duran Barba y Peña serán los que tengan la última palabra en cuanto al desdoblamiento.

Entre ellos se destaca el ministro de Interior, Obra Pública y Vivienda, Rogelio Frigerio, quien mañana mantendrá un encuentro con el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, Peña, Salvai y el senador nacional Humberto Schiavoni para empezar a definir la estrategia electoral. Salvai buscará plantear que al separar los comicios se deja sin fuerza a la principal figura opositora de la provincia de Buenos Aires, la ex presidenta y actual senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner, y que para dar por cerrado el combo se necesita llegar a un nuevo acuerdo con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, con quien Rodríguez Larreta mantiene una buena relación.

En el kirchnerismo apuntan a que no se desdoblarán las elecciones en Buenos Aires.

“Si se separan los comicios el kirchnerismo se va a ver en la necesidad de jugar la carta de Cristina en las dos elecciones porque es la única candidata que tienen, por lo que va a tener un desgaste permanente a lo que se suma su situación en Comodoro Py”, analizó uno de los arquitectos del desdoblamiento. Si la ex presidenta es candidata a gobernadora, la división del peronismo se pronunciará por lo que el esquema de tercios que imperó en 2015 se mantendría y ahí se vería el denominado “factor de familiaridad”, que explicó Big Bang.

Pero todo por ahora es especialización y análisis aunque la maquinaria ya empezó a moverse.

Coment� la nota