María Eugenia Vidal abrió negociación con el PJ: busca un acuerdo sobre el Presupuesto

María Eugenia Vidal abrió negociación con el PJ: busca un acuerdo sobre el Presupuesto

El jefe de Gabinete Salvai se reunió con Insaurralde, “delegado” de los intendentes del PJ. 19 mil millones en disputa.

 Ustedes nos piden que les demos lo que nos quitaron los gobernadores peronistas.

Federico Salvai, jefe de Gabinete bonaerense, saludó con esa frase al intendente Martín Insaurralde. No fue una chicana pero se le pareció mucho: comentarios que se permiten dirigentes opositores pero que hablan mucho y casi a diario.

NEWSLETTERS CLARÍNLo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutosDE LUNES A VIERNES POR LA MAÑANA.

Recibir

El funcionario de María Eugenia Vidal y el alcalde de Lomas de Zamora iniciaron este miércoles, con una cumbre mano a mano, la "paritaria" política sobre el presupuesto bonaerense para 2019 que asciende a $924 mil millones.

Vidal tiene amplia mayoría en el Senado pero necesita conseguir aliados en Diputados. Lo que aportan, por separado, el Frente Renovador de Sergio Massa y el bloque de José Ottavis está muy justo.

Por eso, la discusión más intensa es con el peronismo K que aparece dividido en dos bloques: el de los intendentes, que comanda Julio Pereyra, ex alcalde de Florencio Varela, y el FpV que preside Florencia Saintout.

Mirá tambiénDura negociación de Vidal con los intendentes para que los municipios paguen $13 mil millones de subsidios

La particularidad, a diferencia de lo que ocurre en el Congreso nacional, es que ambos clanes reportan a Cristina de Kirchner: tanto los intendentes como los K agrupados en Unidad Ciudadana (UC), vínculo que aceitan semanalmente Máximo Kirchner con Insaurralde y Fernando Espinoza.

Federico Salvai, jefe de Gabinete bonaerense

Los roles están bien marcados: los diputados que reportan a los intendentes operan como dadores de "gobernabilidad" mientras que los de UC son, en general, hiper críticos.

Insaurralde se vio con Salvai para acercarle un menú de reclamos de los alcaldes que se sintetiza en un número: 19 mil millones de pesos que la provincia le transfiere a los municipios al derivar a estos los gastos en subsidios al transporte, la energía y el CEAMSE.

De ahí el reproche de Salvai a Insaurralde: "A nosotros Nación nos pasó 25 mil millones por reclamo de los gobernadores del PJ y no nos podemos hacer cargo de esos gastos", apuntó el jefe de Gabinete.

Es el principal argumento de la provincia para derivar gastos a los municipios, gastos que los intendentes dicen que no están en condiciones de absorber.

"Si eso ocurre, los municipios no van a poder dar servicios. Y si los municipios no están, se va a notar la ausencia de la provincia", dijo un alcalde de la Primera Sección a Clarín.

Aunque el reclamo es del PJ, la "transferencia" afecta a todos. Un caso: afirman que en Bahía Blanca, gobernada por el cambiemita Héctor Gay, los subsidios al transporte alcanzan a 500 millones, monto que resulta imposible para atender desde el municipio.

Mirá tambiénSergio Massa: “Hay que hacer todo lo necesario para que el año que viene haya un nuevo gobierno”

Flota, detrás, la presunción de que Vidal hizo incluir en el presupuesto la transferencia de gastos pero que esos puntos están para negociar con el PJ. "Cuando termine la discusión del presupuesto nacional, Macri le va a garantizar fondos extra a la provincia", especulan, dicen que con información, en el peronismo.

El martes, horas antes del encuentro Salvai-Insaurralde, hubo dos juntadas de intendentes: una en Moreno, distrito que gobierna Walter Festa, y otra en Avellaneda, donde manda Jorge Ferraresi. Allí se fueron definiendo los ejes de la demanda que luego el lomense elevó a la provincia.

INtendentes del PJ en Moreno: Festa, Sujarchuk, Maggiotti, Nardini; Menéndez, Descalzo.

La particularidad de la juntada en Avellaneda fue que compartieron mesa, además de Ferraresi, Insaurralde y alcaldes K como Francisco "Paco" Durañona y Mario Secco, voceros muy críticos de la gestión bonaerense, que suelen además mostrarse distantes de los intendentes "moderados".

La grieta bonaerense tiene que ver con eso: el PJ territorial que negocia y da leyes a Vidal y los K que expresan una posición dura. Sin embargo, hay un acuerdo de palabra de no agresión entre ambas trincheras, acuerdo que tiene el visto bueno de Cristina Kirchner y que, cada tanto, alimenta Máximo Kirchner.

Así y todo, se da el matiz: el PJ de los intendentes, casi como un calco de los gobernadores, considera "muy malo" el presupuesto pero entienden que quieren que Vidal tenga su ley pero modifique cuestiones.

Mäximo Kirchner con intendentes del PJ bonaerense

"Ellos quieren que los municipios pierdan lo menos posible, nosotros también", dicen en La Plata donde, además, avisan que apuntan a un acuerdo sobre el presupuesto que incluya a los alcaldes del PJ. Ese mandato tiene, también, el jefe de Diputados Manuel Mosca, que está a cargo de la cámara donde la discusión requiere más entendimiento.

En rigor, lo que parecía el pedido central de Sergio Massa, para adelantar las elecciones municipales, parece descartado porque, según en el gobierno y en la Legislatura, la Constitución permite la convocatoria propia de todos los cargos, de gobernador hacia abajo.

Y eso no está, hasta ahora, en los planes de Vidal.

Coment� la nota