Insaurralde gobernador, Máximo diputado: el combo que venden los intendentes PJ

La decisión de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal de no desdoblar ni adelantar la elección provincial envalentonó al peronismo de la provincia de Buenos Aires, que ahora tendrá más tiempo para definir quién será la persona que enfrente a la mandataria en las elecciones y, en esa discusión, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, cotiza en alza. 

A los ya pronunciamientos de intendentes como Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Pablo De Jesús (La Costa), Mariano Cascallares (Almirante Brown) o Mauro Poletti (Ramallo), entre otros, se le sumó este miércoles el de Gustavo Arrieta, de Cañuelas. Y son varios los que, además, proponen que Máximo Kirchner sea candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y encabece la lista. 

“Nos representa y sintetiza Martín Insaurralde como candidato a gobernador yMáximo Kirchner como primer diputado nacional. Sería la fórmula con mayor consenso y competitividad para derrotar a Cambiemos en 2019”, sostuvo Arrieta este miércoles. 

Hay otras figuras listas, aunque con recelo de los intendentes: como por ejemploAxel Kicillof. El economista y diputado nacional de Unidad Ciudadana estuvo buena parte de enero recorriendo la costa bonaerense y dando entrevistas en las que rozaba la idea de ser candidato a gobernador por el kirchnerismo. “Es un gran desafío”, respondió cada vez que le preguntaron. Mientras, en sus charlas al aire libre, cargaba contra la política de Vidal y la chance del desdoblamiento, metido de lleno en la agenda bonaerense.

Los intendentes respetan a Kicillof y asumen que tiene mejor llegada con la gente, pero no lo quieren de candidato. Entienden que esta vez les llegó su hora. De ahí se lee también la aceptación y proclama hacia Máximo. La inclusión del líder de La Cámpora -que de ser candidato tendrá cuatro años más seguro como diputado- descomprime, un poco, la discusión de nombres. 

MÁS NOMBRES. “Queremos que un intendente o intendenta sea el próximo gobernador”, dijo Gray. Esa distinción de género se traduce en la irrupción deVéronica Magario, la intendenta de La Matanza. Magario redobló la apuesta. "La Matanza tiene dos candidatos", sostuvo la jefa comunal del distrito más grande de la provincia de Buenos Aires. Incluyó también a su compañero territorial, Fernando Espinoza, que todavía carga con la espina de haber sido relegado en las candidaturas del 2015. 

El intendente de Areco, Francisco Paco Durañona, no se baja. El jefe comunal fue el primero en proclamarse dentro de la discusión. Podría ir en una fórmula como vicegobernador para darle representatividad al interior bonaerense. El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, lo ubicó en ese lugar acompañando a Magario.

Desde el momento en que Vidal -o el vidalismo- insinuó con desdoblar la elección, el PJ, en bloque, rechazó el posible movimiento electoral. En un ejercicio contrafáctico, veían devaluadas sus chances de pelear contra la imagen de la gobernadora. Ahora, que la mandataria irá en la boleta junto al presidente Mauricio Macri, el escenario tormentoso que proyectaban se les aclara un poco. O al menos eso creen.

En la cumbre de Santa Teresita, el mensaje fue claro: que los candidatos o candidatas caminen y se llegue en unidad al armado de listas. Un mensaje que también les trasladó la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre fines del año pasado a intendentes, tanto del conurbano como del interior, en una seguidilla que reuniones que mantuvo en el Instituto Patria. No repetir lo del 2015.

Coment� la nota