Entre giras y acuerdos, la pelea por la sucesión K se expande a todo el país

Entre giras y acuerdos, la pelea por la sucesión K se expande a todo el país
Scioli apuesta a una alianza con gobernadores peronistas, Massa intensifica su Frente en trece provincias, y Macri rastrea a deportistas y famosos. Las claves del armado electoral.
El paso ágil del tiempo hacia las elecciones presidenciales de 2015 genera en los partidos, agrupaciones y candidatos rápidos movimientos para asentar el armado electoral, sobre todo en el interior del país. Las provincias serán un factor clave en la suma de electores, y así lo entendieron el sciolismo, el massismo y el macrismo, que ya movieron sus fichas en las provincias.

En el primero de los casos, Daniel Scioli apuesta a una alianza con gobernadores e intendentes peronistas y otras fuerzas para llegar a ser el candidato del oficialismo en las elecciones presidenciales de 2015. Mientras sus contendientes en el FpV, Urribarri, Randazzo y Domínguez, buscan todo acto posible para mostrarse con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el bonaerense planea formar un gobierno de coalición en caso de llegar a la Casa Rosada, con sectores de la oposición que se hagan cargo de organismos de control y en directorios de empresas del Estado.

La idea del mandatario bonaerense es ofrecer a los 13 gobernadores del PJ que no podrán renovar sus cargos integrar un futuro gabinete o encabezar las listas de diputados o senadores nacionales en sus respectivas provincias. En ese contexto, Scioli dejaría en "independencia" a los líderes territoriales del PJ para la conformación de las listas de legisladores provinciales y municipales con la estrategia de mostrarse como "el candidato creador de consensos" y "continuidad" del kirchnerismo pero "con cambios" en el estilo de liderazgo.

Tras mostrarse el lunes junto al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, durante la presentación de una muestra del Papa Francisco, y visitar Corrientes el 6 y 7 de este mes, Scioli viajará a Catamarca para encabezar un encuentro con mandatarios peronistas de provincias mineras. Allí mantendrá una reunión con la anfitriona Lucía Corpacci, a la que luego se sumarán José Gioja (San Juan), Francisco Pérez (Mendoza) y Luis Beder Herrera (La Rioja), entre otros de los que aparecen cada vez más cerca de apoyar la candidatura presidencial del bonaerense.

Scioli continuará su gira por el interior que impulsa para consolidar su candidatura a presidente, el 12 y 13 de mayo en Córdoba, donde compartirá con su par del PJ antikirchnerista, José de la Sota, una disertación en la Fundación Mediterránea.

Por su parte y con similar estrategia, el Frente Renovador que encabeza el diputado Sergio Massa refuerza su armado con los partidos que disputarán la gobernación de 13 provincias, cuyos mandatarios no renovarán en el cargo en las próximas elecciones de 2015. La fuerza opositora inició gestiones con intendentes del interior porque confía que, más allá del partido con el que estén identificados, serán ellos los que definan la creación de alternativas para las provincias que quedarán abiertas para la sucesión del poder.

Quienes no renovarán son, precisamente, Daniel Scioli (Buenos Aires), Jorge Alperovich (Tucumán), Fabiana Ríos (Tierra del Fuego), Mauricio Macri (Capital Federal), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Jorge Capitanich (con licencia de su cargo en Chaco), Jorge Sapag (Neuquén), Oscar Jorge (La Pampa), Antonio Bonfatti (Santa Fe), Francisco Pérez (Mendoza), José Luis Gioja (San Juan), Luis Beder Herrera (La Rioja), y Maurice Closs (Misiones).

En Capital, el Frente Renovador busca seducir al ex ministro Economía y actual referente del flamante Frente Amplio UNEN, Martín Lousteau, para instalar un candidato propio que pueda disputarle al macrismo la jefatura de gobierno. Algunas de las dificultades para lograr ese objetivo son que en UNEN conocen esas intenciones y buscan retener al joven dirigente, y que las elecciones en ese distrito serán antes que las nacionales por lo que la tracción de votos de Massa no serviría para tentar a Lousteau.

Mientras tanto, en el caso del macrismo, la provincia de Buenos Aires, sobre todo el conurbano bonaerense, sigue siendo una de las mayores preocupaciones para el PRO. Ahora apela a sumar personalidades por afuera de la ámbito de la política. Macri intensificó sus visitas en solitario a distritos del Gran Buenos Aires, al tiempo que instó a la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, y al intendente de Vicente López, Jorge Macri, a que realicen lo mismo de forma separada para que "Mauricio pegue a tres bandas", reconoció a la agencia DyN un funcionario PRO.

La preocupación macrista radica en la intención de voto que tiene el Jefe Comunal en el conurbano, que oscila entre "el 8 y el 10 por ciento, mientras que en el resto del país promedia poco más de 20 puntos", según confió la misma fuente, y por ese motivo comenzó la búsqueda de figuras por afuera de la política, con la idea de lograr el "efecto Del Sel en Santa Fe".

"Esos candidatos van a ir apareciendo y estamos buscando a varios", afirmó un dirigente del PRO que trabaja en la campaña del partido en la Provincia. El ofrecimiento que le hicieron al exfutbolista Julio Cruz para que sea candidato a intendente de Lomas de Zamora forma parte de esta estrategia. No es nuevo que el PRO busque este tipo de personajes por afuera del ámbito de la política, pero el que mejor rédito le dio fue el actor cómico Miguel del Sel, que disputó la gobernación de Santa Fe en 2011 y fue electo diputado nacional en las elecciones legislativas de 2013, y ya anunció su intención de ser gobernador en 2015.

En las últimas semanas se lo vio a Macri en recorridas en solitario por Avellaneda o Quilmes, visitando casas de familia que lo invitan vía redes sociales. "El que saca los votos en la Provincia es Mauricio, María Eugenia no penetra, Mauricio penetra más o menos en los lugares", reconocen en el PRO. Por otro lado, el macrismo que trabaja en la provincia de Buenos Aires sigue de cerca el acercamiento y las buenas relaciones que mantiene Macri con dirigentes radicales a nivel nacional, aunque, institucionalmente, el PRO pateó para el 2015 los eventuales acuerdos electorales.

Coment� la nota