Definiciones que comienzan a moldear el tablero preelectoral

Definiciones que comienzan a moldear el tablero preelectoral

La UCR ratificó su pertenencia a Cambiemos y Baragiola volvió con expectativas de Parque Norte. El Frente Renovador empezó a rumbear hacia el kirchnerismo. Vacilaciones de Ciano. Raverta celebró la fórmula bonaerense.

Mex Weber distinguía entre la “ética de las convicciones” y la “ética de la responsabilidad”. La primera aludía a la acción política que respetaba las convicciones personales. La segunda refería a la defensa de los intereses y valores fundamentales de la comunidad, incluso sacrificando las convicciones.

El expresidente Raúl Alfonsín citó más de una vez al filósofo alemán. A través de esa distinción argumentó, por ejemplo, las leyes de obediencia debida y punto final: dijo que al impulsarlas estaba “condicionado por los militares” y que obró para salvar la democracia. Su convicción personal le decía que no había que hacerlo; su responsabilidad lo empujó a tomar la decisión.

El exintendente Daniel Katz, convencional marplatense de la UCR, explicó con esa lógica lo que sucedió en la Convención Radical de Parque Norte. Gran parte de los discursos fueron duros con el Gobierno, sus recetas económicas y el rol secundario al que fue destinado el centenario partido en la coalición gobernante. Con esos argumentos, las convicciones personales sugerían abandonar Cambiemos. Pero los radicales sacrificaron esas convicciones por un objetivo que consideran mayor: frenar el regreso del kirchnerismo.Lo peor que, según evalúan, le podría pasar al país. Y concluyeron que el único camino para lograrlo es mantenerse dentro de la alianza Cambiemos.

Vilma Baragiola, otra de las convencionales, se mostró entusiasmada tras el evento partidario. Exhibió una foto junto a Martín Lousteau,uno de los dirigentes que integra el nutrido listado de nombres con posibilidades de acompañar en la fórmula a Mauricio Macri. La concejal subrayó su apoyo a la candidatura del Presidente. Y respaldó las postulaciones de la gobernadora María Eugenia Vidal y el vicegobernador Daniel Salvador en la provincia. 

Más allá de los grandes trazos de la coalición, los marplatenses se trajeron un pedido concreto de la dirigencia nacional de la UCR:“Hagan esfuerzos para ordenar Mar del Plata”. Es un llamado a la conformación de una lista en la que confluyan las ambiciones de Baragiola y Maximiliano Abad, el otro de los aspirantes a la intendencia. “Si lo hacemos, ganamos”, se convencieron los destinatarios.

No será tan sencillo. En los últimos días comenzó a insinuarse una campaña sucia para diezmar las posibilidades de Baragiola, la candidata con mayor intención de voto. Convencida de que puede cumplir su viejo sueño de gobernar Mar del Plata, la radical empezó por su parte a deslizar la amplitud de mirada que tendría a la hora de conformar el gabinete.

De Parque Norte emergió otra de las grandes novedades de la semana: la habilitación del Frente Renovador a su líder, Sergio Massa, para que negocie con el kirchnerismo. Es una decisión que trastocará el tablero local. Ariel Ciano, el aspirante a intendente del massismo, ya se había sacado una foto con Fernanda Raverta, la candidata K.Detrás de esa imagen hubo una nueva conversación en la que se analizaron eventualidades. El concejal evalúa con cautela la opción de ser candidato a diputado provincial. Una parte de su discurso va sugiriendo esa opción: repite, en sintonía con la decisión del congreso renovador, que está de acuerdo con el armado de un gran frente opositor al gobierno de Macri.

Su vacilación es comprensible. Este año termina el mandato de Javier Faroni, diputado provincial marplatense del Frente Renovador. También culminan sus períodos legislativos los marplatenses Alejandra Martínez y Juan Manuel Cheppi. Los dos dijeron presente en Parque Norte. No es todo. Manino Iriart también finaliza. Y la ex Leona Inés Arrondo, de buen vínculo con Alberto Fernández, ya se sacó una foto con Axel Kicillof en Dolores.

Pero esa lista no se hace solo con nombres marplatenses. Contempla además los anhelos de los intendentes y dirigentes del resto de la quinta sección. Por eso no es extraño que en este fárrago Ciano deje abierta otra puerta. “Hay que tener en cuenta las realidades locales”, deslizó por lo bajo tras el congreso partidario, al que no asistió con dos justificativos: diligencias en el juicio a un sargento del Ejército que abusó sexualmente de una joven subordinada en el GADA 601 (es el asesor letrado de la víctima) y el tratamiento de las rendiciones de cuentas en el Concejo Deliberante.

Cuando pide tomar en cuenta las realidades locales, el concejal piensa en la posibilidad de ser candidato a intendente de Roberto Lavagna. Sabe que en Mar del Plata a ese espacio le sobran concejales con ánimo de renovación pero le falta un aspirante a la intendencia. Menos entusiasmo le generaría ser contendiente de Raverta en una PASO, un futuro que podría perfilarse si finalmente Massa compite en una interna con Alberto Fernández.

Para Raverta, el sobresalto que significó la novedad de la fórmula presidencial con Alberto Fernández delante de CFK parece haber pasado. Celebró el anuncio del dueto bonaerense. La diputada marplatense ya había sido anfitriona de Axel Kicillof en enero,cuando dieron una charla abierta en la Peatonal. Ahora aguardará las negociaciones con el massismo para avizorar cómo se podrían traducir en la conformación de las listas.

Coment� la nota