Bronca en la UCR porque Vidal los marginó de las listas

Bronca en la UCR porque Vidal los marginó de las listas

No figuran en el Senado, están quintos en Diputados y con muy pocos en las secciones. Los filtros en los distritos.

María Eugenia Vidal relegó a los radicales de las listas de la provincia de Buenos Aires, donde Ernesto Sanz no incidió entre los senadores, ubicó recién al 5 de la lista de diputados y Daniel Salvador sólo coló algunos nombres perdidos en las secciones.

Tal como había adelantado LPO, en los distritos del conurbano, sobre todo en los gobernados por el PRO, los radicales en las listas fueron escasos y cuidadosamente filtrados. No se aceptaron viejas caras.

Los primeros datos parecen ratificar que Ernesto Sanz digitó los 3 radicales de la lista de diputados nacionales y Daniel Salvador mechó los pocos que habrá en la Legislatura.

El mendocino dejó caer a Facundo Manes y lo reemplazó por Fabio Quetglas, experto en desarrollo social y columnista de radio Mitre, donde también trabaja el economista Martin Tetaz, que estaba interesado en llegar al Congreso.

Quetglas ocupará el quinto lugar y antes habrá dos diputados de Elisa Carrió: Héctor "Toty" Flores en el 2 lugar y Marcela Campagnoli en el 4. La encabezará Graciela Ocaña y el tercero será Guillermo Montenegro, el primer PRO puro que aparece.

"Si las listas las están armando Vidal y Salvai a gusto, difícilmente que nos den 2 más antes del 11, como habían prometido", interpretaban los bunker de la UCR.

Los otros dos nombres que aparecían esta tarde eran el actual senador Carlos Fernández, leal a Ricardo Alfonsín. Sanz lo promueve para liberar la lista de senadores para la quinta sección electoral, donde Vidal quiere a Franco Bagnato, actual director de Radio Provincia. 

La tercera radical es Josefina Mendoza, referente de la Federación Universitaria Argentina (FUA). Se la adjudicaban a Salvador, pero pocos la vieron con él alguna vez y hasta dicen que suele ser muy crítica de Mauricio Macri.

Será clave en qué lugar de la lista la ubican, para saber si es un premio o un castigo. Salvador intentó sin éxito filtrar a Horacio Barreiro ("Hace quince años que no es radical", lo acusaban), pero sólo tuvo lugar para algunos legisladores.

No pudo filtrar al periodista Luis Otero en la tercera sección, que elige 18 diputados; pero lo enviará de concejal por Avellaneda.

Ubicó a Sandra País en la segunda sección, a Lourdes Zaccardi como segunda senadora en la cuarta, a Emiliano Balbín en tercer lugar de la sexta y a Franco Cominotto en el tercer lugar de los senadores de la 7, que elige esa misma cantidad de bancas. Diego Rovella y Carlos Franjul pugnan por el segundo lugar de la octava (La Plata).

Ese esquema no conforma a ningún radical, sobre todo porque el interior bonaerenses tiene muchos intendentes radicales, elige muchos legisladores y parece que habrá pocos referentes del partido centenario.

Tanta era la bronca esta tarde que algunos radicales telefoneaban al cordobés Jorge Sappia, presidente de la Convención Nacional y crítico de Cambiemos. En noviembre quieren hacer catarsis. 

Coment� la nota