Se unieron dos bloques peronistas y se quedaron con una nueva vicepresidencia

Se unieron dos bloques peronistas y se quedaron con una nueva vicepresidencia

Como adelantó La Tecla en su última edición impresa, las bancadas del FpV y el PJ en el Senado se reunificaron este jueves en la primera sesión ordinaria del año. Como suman 10 voluntades exigieron un cargo de Cámara, y se creó una nueva vice de Cámara.

Como se adelantó en la nota que se transcribe a continuación, los bloques del Frente para la Victoria y Partido Justicialista, que hasta ahora tenían 8 y 2 bancas respectivamente, se unificaron en el Senado bonaerense.

En el primer ensayo de unidad, después de la ruptura en tres bancadas el año pasado, el Frente para la Victoria-PJ ahora tiene 10 legisladores en la Cámara alta, mientras siguen separados los integrantes del Bloque Peronista, que conduce Patricio García.

Magdalena Sierra queda como la presidenta del bloque, mientras que Daniel Barrera (hasta ahora titular del Bloque Justicialista) ocupará una vicepresidencia de Cámara. Debido a que el bloque reclamó la vicepresidencia cuarta, que ocupa el massista Patricio Hogan, para no entrar en conflictos, se recurrió a una decisión salomónica: crear otra vicepresidencia, y de esta manera permitir que el bloque unificado no perdiera módulos.

De este modo, el Senado, que tiene 46 bancas, en la composición de autoridades tiene un presidente, el Vicegobernador Daniel Salvador, y cinco vicepresidentes: Carlos Fernández (Cambiemos), Sebastián Galmarini (FR), Fernando Moreira (Bloque Peronista), Patricio Hogan (FR) y daniel Barrera (FpV-PJ). Desde ahora, se sacaría el número de las vices, y después de la Vicepresidencia primera (que está en la línea sucesoria), las restantes serán vicepresidencias adjuntas.

Con la unificación, ahora la Cámara alta tiene 7 bancadas: Cambiemos (16 integrantes), Frente Renovador (11), FpV-PJ (10), Bloque Peronista (6), y los unibloques Justicialismo Bonaerense, PJ Néstor Kirchner y 8 de Enero.

El nuevo bloque quedó integrado, además de Sierra y Barrera, por Sergio Berni, Gervasio Bozzano, Santiago Carreras, Cecilia Comerio, Mónica Macha, Juan Manuel Pignocco, Federico Susbielles y Darío Díaz Pérez (quien estaba con Barrera en la bancada Justicialista, de la que el año pasado emigró hacia el FR Juan Curuchet).

LA NOTA DE LA EDICION IMPRESA

“Sería una incoherencia mantenernos divididos”. La frase corresponde al senador provincial Daniel Barrera, quien fue el primero en deslizar la posibilidad de una unificación de los bloques peronistas en la Cámara alta provincial. Según había adelantado, las conversaciones estaban avanzadas y la unidad de todas las bancadas era inminente.

No obstante, el “todas las bancadas” no era correcto. En este proceso de unidad, sólo entran por ahora los bloques Partido Justicialista y Frente para la Victoria - PJ, y queda afuera del armado el Bloque Peronista, que preside Patricio García. “Es imposible la unidad de todos los bloques, hay cosas que son difíciles”, confesó a La Tecla un influyente legislador. 

El acuerdo entre las bancadas del FpV y el PJ está cerrado. En principio, ambos espacios iban a pugnar por la cuarta vicepresidencia, que pelearían a partir de la cantidad de integrantes que pasaría a tener: 10. Actualmente, ese cargo es ocupado por Patricio Hogan, del Frente Renovador, por lo que se tantea la posibilidad de crear una vicepresidencia 5ta para el bloque.

Asimismo, los bloques del FpV y el PJ debieron resolver el tema de los módulos, una cuestión no menor, y por ello la vicepresidencia les vendría como anillo al dedo. Por cada bloque que se conforma le corresponde a cada bancada una serie de módulos que, en caso de unificarse, uno de los dos (el menor) perderá, al menos parcialmente.

En Diputados también se trabaja por unir voluntades y conversan desde el año pasado. Las charlas se dan más frecuentemente entre los bloques del FpV y FpV-PJ, pero antes de unificar esperarían definiciones sobre los acuerdos electorales. No obstante, algunos quieren comienzan a ensayar la unidad desde ahora. 

“A nosotros no nos han dicho nada sobre unificar bloques. No nos hemos juntado”, respondió, de manera tajante, uno de los senadores que integran el Bloque Peronista en la Cámara de Senadores de la Provincia. Es que, según había trascendido, el objetivo común era unificar todas las bancadas peronistas y retomar la conformación original ni bien se efectivizó el recambio de legisladores a fines de 2015. 

Por un error de interpretación se incluyó en este proceso a este espacio que, finalmente, no sería tenido en cuenta para la unificación. No obstante, desde la bancada reconocieron que avanzar en este sentido “sería bárbaro, estamos como estamos por un tema de organización. Todos queremos la unidad, pero, por ahora, no hay nada”. 

Tras la ruptura en el Senado a raíz de la derrota electoral, seis legisladores tomaron su propio camino. Comandados por Patricio García cuentan con una silla en las autoridades de la cámara. Se trata de la vicepresidencia tercera, ocupada por Fernando Moreira, quien responde al jefe comunal de General San Martín, Gabriel Katopodis, integrante del llamado Grupo Esmeralda. 

La principal diferencia entre este espacio y las dos restantes bancas peronistas es el apoyo a una posible candidatura de Cristina Fernández de Kirchner. El Bloque Peronista, por su parte, se alinea detrás de la figura de Florencio Randazzo.

“El peronismo bonaerense viene trabajando por la unidad desde mitad del año pasado, tanto en términos políticos como en lo estrictamente legislativo en el Senado. Es un proceso que requirió que algunas cosas vayan madurando, y la perspectiva es buena. El 2017 es un año muy importante, y nosotros no nos vamos a equivocar en hacer lo que tenemos que hacer para fortalecernos en la defensa del trabajo, el salario y la democracia”, aseguró a La Tecla Magdalena Sierra, senadora del bloque Frente para la Victoria - PJ. 

Tras el pase de Juan Curuchet al massismo, el bloque Partido Justicialista en el Senado bonaerense se quedó con dos integrantes: Daniel Barrera y Darío Díaz Pérez. Este jueves, ambos legisladores se sumarán al bloque Frente para la Victoria - PJ y así totalizar un gran espacio de diez voluntades. 

“El peronismo está haciendo un arduo trabajo en la búsqueda de la unidad; nosotros vemos orgánicamente que nuestras decisiones tienen que ser condescendientes con esto”, confirmó el senador Barrera en diálogo con La Tecla. 

Para el legislador, “todas las acciones que está llevando el peronismo, tiene que ver con la unidad”. En este sentido, uno de los principales referentes del peronismo matancero aclaró que no ve con agrado que la unidad del espacio se cuelgue a la suerte de un resultado electoral.

“Nosotros tenemos que lograr elaborar una propuesta de unidad, si es posible de consenso, para que los bonaerenses vuelvan a depositar un voto de confianza. Lo comprendo. Pero me parece que este tiempo que ha pasado, de las reuniones, de la autocrítica, no puede morir en una elección; necesitamos allanar el camino”. 

Por último, Barrera admitió que “sin faltar el respeto, sin fanatismo, me parece que la única fuerza política estructurada a lo largo y ancho de la Argentina es el peronismo, y tiene que traer consigo a la voz del pueblo”.

CÁMARA DE DIPUTADOS

El retorno a la unidad de los 36 en la Cá-mara baja no parece un horizonte posible, al menos en el futuro cercano. En esta lí-nea, el diputado provincial Juan José Mussi dijo a La Tecla: “Va a ser difícil que lleguemos a juntarnos los 36 en el tiempo próximo”; al tiempo que reconoció que buscarán sumar de a poco para ir engrosando el bloque. 

Cabe recordar que la metamorfosis por la que el bloque original del FpV fue perdiendo músculo se dio en dos partes: la primera de ellas, cuando 13 diputados dejaron 

la bancada a mediados de abril del 2016 y formaron el bloque FPV - PJ, y, la segunda, pocos días después, cuando, a principios de mayo, los legisladores referenciados con Fernando “Chino” Navarro conformaron el bloque Peronismo Para la Victoria - FpV.

Tras la cumbre del PJ, dos de las tres bancadas peronistas se reunieron para acercar posiciones. Si bien no se trató del primer encuentro entre el FpV y el FPV-PJ, fue la reanudación de las charlas previo al inicio de sesiones. Con este panorama se espera que la primera conjunción legislativa alcance un total de 30 representantes, ya que el FpV reúne 17 diputados y el FPV - PJ, 13.

No obstante, la ingeniería de los acuerdos también tiene un lado B. Es que hay versiones que indican que de no prosperar la unión de todas las bancadas peronistas, el bloque identificado con el kirchnerismo perdería un alfil: Eduardo Marcelo Torres. Fuentes cercanas al entorno del legislador dijeron a La Tecla que “está rediseñando su futuro porque perdió sentido de pertenencia con el bloque K”.

La bancada comandada por Fernando “Chino” Navarro perdió su lugar en la mesa donde se discute la unidad legislativa, al menos por el momento. 

A principio de mes, el legislador bonaerense disparó contra Cristina y salió a postular a Randazzo, al evaluar que “la candidatura de Cristina es funcional a Macri”, y que el exministro de Trans-porte “sería un gran candidato”. El referente del Movimiento Evita dio un paso más al frente y aseguró: “Cristina no me conduce porque ella decidió no conducir”. 

En tanto, el diputado Gustavo di Marzio afirmó a este medio: “Venimos planteando hace tiempo la necesidad de construir la unidad, pero tenemos que discutir qué tipo de propuestas tenemos que tener. Hay necesidad de diálogo, y estamos tratando de que eso se genere. Queremos iniciar el año legislativo con esa discusión, para construir una mayo-ría que exprese la agenda del pueblo bonaerense”.

El presidente del bloque, Walter Abarca, analizó la situación en conversaciones con La Tecla. “Hemos tenido reuniones, como venimos teniendo hace tiempo, desde la votación del Presupuesto. Nos seguimos juntando y trabajando en conjunto, pero no estamos en condiciones de juntar los bloques hasta que no se defina la cuestión electoral. Cuando se definan los candidatos, eso va a ordenar el partido, pero hasta que eso no pase, no va a haber movimiento en la Legisla-tura. No lo veo posible que nos juntemos antes de las candidaturas”, afirmó. 

El FPV - PJ, al igual que el partido en general, está a la espera del anunciado lanzamiento de Florencio Randazzo como precandidato a senador por la Provincia. Los rumores acerca de que el exministro competiría en unas PASO con la mismísima Cristina Fernández de Kirchner, cobraron cada vez más fuerza, hasta que hicieron mella hacia adentro del PJ el día que Julián Domínguez, eventual compañero de fórmula, salió a confirmarlo. Con la cancelación de la cumbre del PJ en Santa Teresita se corroboró que la tan mentada unidad no es una tarea sencilla. De cara a las elecciones, para cualquier jugada que quede arriba del tablero, ya está corriendo el tiempo. 

Al respecto, Abarca le restó importancia a la falta de definiciones de Randazzo al considerar que el extitular del Interior y Transporte de la Nación “tiene un nivel de conocimiento muy grande entre la gente, y una muy buena imagen. Tranquilamente puede anunciar su candidatura el día que se presenten las listas. Con la decisión de él y de Cristina se va a ordenar el resto del peronismo”.

Coment� la nota