"Peronismo republicano", la 'ambulancia' de Pichetto para atraer dirigentes al oficialismo

Lanzó el espacio desde Neuquén junto a Frigerio. Apuesta a que sea el espacio interno en Juntos para el Cambio para representar a peronistas disidentes.

Es una muletilla recurrente de peronistas para justificar que se alejan del núcleo central o del sector mayoritario del Partido Justicialista. Ahora es Miguel Pichetto el que busca apropiarse del mote de “peronismo republicano”. Este martes, en Neuquén y Río Negro, lo lanzó formalmente como un espacio interno dentro de Juntos por el Cambio, con el objetivo de contener a los dirigentes del peronismo no kirchnerista que se quedaron huérfanos cuando se disolvió Alternativa Federal y que decidieron no sumarse al espacio de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey.

Junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el candidato a vicepresidente presentó el espacio bajo la lógica de trabajar por “la unidad nacional”. “Hay una visión del peronismo de todo el país, un peronismo del centro nacional con una mirada democrática y republicana para aportar a la resolución de los grandes problemas de la Argentina”, expresó el senador al presentar el espacio. A su lado, también estaban los candidatos a senadores del oficialismo en Neuquén, el radical Horacio “Pechi” Quiroga, y la senadora ex Movimiento Popular Neuquino, Lucía Crexell, la primera dirigente que se fue con Pichetto cuando anunció su candidatura a vice.

La recorrida siguió después por Cipoletti, con los comprovincianos del senador. Pichetto sobre el kirchnerismo: "Argentina puede volver a su noche más oscura" No es la primera vez que se habla de “peronismo republicano”, por más que algunos dirigentes de Cambiemos suelen ironizar al tildar a ese concepto como algo imposible. Ya Juan Schiaretti, al ser reelecto gobernador de Córdoba, planteó la necesidad de construir un peronismo republicano. Y más atrás en el tiempo, cada vez que un sector del PJ se alejaba del kirchnerismo planteaba esa misma muletilla. En 2009, por ejemplo, Felipe Solá (hoy de nuevo aliado al kirchnerismo) se juntaba con Carlos Reutemann y Francisco De Narváez, con quienes hablaban de construir “un verdadero peronismo republicano”.

En esa lógica, Pichetto está intentado darle contención interna a diferentes espacios del peronismo que están jugando con el oficialismo. El intendente Germán Alfaro y el candidato a diputado Domingo Amaya en Tucumán, Marcelo Orrego y Roberto Basualdo en San Juan, Juan Carlos Romero en Salta, Pedro Puerta (hijo de Ramón) en Misiones, el intendente riojano Alberto Paredes Urquiza y el candidato a diputado Felipe Álvarez, son algunos nombres que hoy ya están bajo el ala pichettista y que competirán en las elecciones. En la mayoría de las provincias, además, hay dirigentes que no quedaron en la competencia por candidaturas pero están jugando en este nuevo paraguas “republicano”, como Carlos “Camau” Espínola en Corrientes, Adolfo Rodríguez Saá en San Luis o el propio Reutemann en Santa Fe. Los cruces más picantes entre Miguel Pichetto y Cristina Kirchner “Unidad nacional y políticas de Estado.

Creo que estos son los ejes que nos han convocado, que nos hacen estar juntos y por los cuales tenemos que trabajar por el futuro de la Argentina”, resaltó Pichetto en Neuquén, donde después junto a Frigerio también se reunieron con el gobernador, Omar Gutiérrez. El MPN irá con boleta corta a las elecciones y desde Juntos por el Cambio apuestan a sacar provecho del buen entendimiento (idéntica situación pasa en Río Negro con el partido del gobernador saliente y candidato a senador, Alberto Weretilneck).

“Hemos resuelto muchos de los problemas heredados pero quedan muchos desafíos en el futuro. Para eso necesitamos, y el Presidente lo tiene más claro que nadie, un verdadero gobierno de unidad nacional. A partir de esa premisa, el Presidente tomó esa decisión disruptiva y valiente de convocar al líder de la bancada opositora en el Senado para que lo acompañe en este enorme desafío de una vez resueltos los problemas de base pasar a una segunda etapa de gobierno con un verdadero desarrollo económico y social que es lo que nosotros estamos convencidos que vamos a transitar a partir del 10 de diciembre de este año”, concluyó Frigerio. 

Coment� la nota