Los intendentes de Cambiemos ahora se aferran a Pichetto para sumar "voto peronista" en el Conurbano

Los intendentes de Cambiemos ahora se aferran a Pichetto para sumar

Funcionarios de Macri y Vidal lo agasajaron hoy en la Costanera. Notable ausencia de Marcos Peña.

Lejos de la bronca que generó en los trolls del macrismo duro, la elección de Miguel Pichetto como candidato a vice de Mauricio Macri se vive con euforia en la "pata peronista" del Gobierno y también entre los intendentes de Cambiemos en el Conurbano bonaerense, que creen que el segundo de la fórmula puede impulsar sus campañas.

Funcionarios, legisladores y dirigentes de los gobiernos de Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodíguez Larreta organizaron este viernes un almuerzo en Costanera Norte para darle la bienvenida a Pichetto a las filas macristas. El senador sorprendió en el restaurante "Los Platitos" con un look descontracturado, de camisa celeste sin corbata.

Entre los que lo recibieron se vio, mezclados, a Rogelio Frigerio, Diego Santilli, Cristian Ritondo, Martiniano Molina, Bruno Screnci, Joaquín de la Torre, Silvia Lospennato, Marcelo Daletto y Federico Salvai, en un asado donde Emilio Monzó apareció con un parlante móvil y puso la Marcha Peronista, generando sospechas de que podría quedarse en el Gobierno ante este aparente cambio en la estructura de poder. 

Después del postre se sumó Larreta y la ausencia más notable fue la de Marcos Peña, acaso el más perjudicado en términos de poder interno por la irrupción de Pichetto, un jugador de mucho volumen y experiencia política. 

Un Pichetto activo pide a los ministros que le den informes y ya pisa a Marcos

"El peronismo de la Provincia y el kirchnerismo llevan a un hombre del Partido Comunista como candidato. Hablo de Axel Kicillof. Estas son las grandes distorsiones que tiene Unidad Ciudadana", lanzó Pichetto y pidió a los dirigentes del peronismo bonaerense "reflexionar" sobre el tema. 

Lo cierto es que las palabras de Pichetto y la contundente participación de funcionarios del gobierno de Vidal en el almuerzo de hoy, revelan que el eje de la campaña está puesto en la Provincia, el epicentro de las preocupaciones del macrismo y donde saben que tienen que salir a disputar el voto peronista.   

"Pichetto suma mucho en municipios con identidad peronista", reflexionó en diálogo con LPO un dirigente macrista de la Tercera Sección electoral, que apuesta a que la figura del senador le habilite un canal de diálogo con algunos referentes barriales del peronismo antikirchnerista que hasta ahora rechazaban cerrar con Cambiemos. 

Después del postre se sumó al almuerzo Larreta, mientras en el chat de los "sin tierra" de Vidal festejaban la incorporación de Pichetto y ya analizaban como generar una foto en los próximos días. Fue notable la ausencia de Marcos Peña en toda esta renovada actividad política.

El chat de los "sin tierra" -los candidatos de María Eugenia Vidal en municipios gobernados por el peronismo- se reactivó en las últimas horas, después de semanas de inactividad y algunos mensajes aislados en los que sólo se leía preocupación. 

"¿Cómo generamos una foto con Pichetto?", se apuraba uno de los candidatos que mejor tomó la noticia. Entre las respuestas, le pedían esperar a las definiciones de Salvai después de compartir este viernes el asado con el senador. Es que hay algo de confusión entre los "sin tierra", que no tienen directivas claras pero asumen que se viene un "cambio de estética" -acaso una "peronización"- con la nueva marca de Juntos por el Cambio.  

"Ya empezamos a medir. Si la figura de Pichetto suma, vamos a empezar a mostrarlo más. Antes queríamos foto con Vidal, ahora vamos a pedirla con Pichetto", razonaba otro de los candidatos.

Pese al entusiasmo inicial, no todo era jolgorio en las filas de Cambiemos del Conurbano, donde varios candidatos reconocían que les apareció un "tren fantasma" de dirigentes del lavagnismo residual que ya tantean lugares en las listas, pegándose a Pichetto.

Los intendentes de Cambiemos también recibieron la noticia con entusiasmo. El más rápido fue Martiniano Molina, que salió a pintar las paredes de Quilmas con su nombre pegado a la nueva fórmula.    

Desde el entorno de su par de Lanús, Néstor Grindetti, también leyeron esta "muestra de apertura" de Macri como una forma de ratificar la tesis que hace tiempo puso en práctica el intendente, que desde hace mucho tiempo cerró con un sector del peronismo local. En rigor, Noelia Quinidimil encabezó la lista de concejales en 2017. 

Julio Garro también tomó de modo positivo el impacto de la fórmula en La Plata. En su gobierno remaracban que este sábado habrá una cena importante -calculan que irán unas 2.000 personas- organizada por Luis Barbier en Villa Elvira, en un sector donde las clases trabajadoras tienen un peso fundamental y a la que no descartaban sumar a Pichetto con sus armadores, en una muestra de que la intención será "potenciar" al ala peronista de cara a las elecciones.

Coment� la nota