Frente Marplatense: Cirio amarillo y vela negra

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

El Frente Marplatense va a tener en esta su semana de definiciones, que ya no pasan por otra cosa que no sea su manera formal de ser, su nombre definitivo, y quiénes lo compondrán.

"Queremos ampliar nuestra base de sustentación social, productiva y política", ha dicho Pulti hace poco más de dos meses, "porque en la realidad de la gestión ya somos una coalición, el gobierno de Acción Marpaltense demostró en la práctica que se puede trabajar por un proyecto de ciudad con gentes de diversos orígenes partidarios que coinciden en los valores de la inclusión, el trabajo y la seguridad democrática, así como con el gobierno nacional y el provincial ", señala cada vez que se reúne con militantes y dirigentes.

En estas horas hay gremios, sectores de la pequeña y mediana empresa y fomentistas que ya decidieron su participación activa en el proyecto. También hay diálogo con sectores políticos. Pero en este aspecto, el político, donde mayor fluidez hay es en los extremos, Es decir: en la militancia de los barrios y electoral (que no quieren en Mar del Plata un gobierno de Macri) y en el gobierno nacional. En el medio, dirigentes y cuadros de diferentes sectores organizan su participación con la prudencia de las palomas. Se acercan precavidos, con las incertidumbres y sigilos del que inaugurará una experiencia en la que antes no estuvo. Saben que hay una sola forma de ganar y también saben que construir un frente es expresar en la formalidad electoral la realidad política marplatense. Hay un gobierno vecinal ("que nunca fue neutral", dice Pulti) y hay un FpV con un enorme valor militante como lo hay en toda la Argentina. Indudablemente, de las habilidades e inteligencia que tengan los principales actores se podrán deducir algunos de los inciertos capítulos de la próxima elección.

Arroyo y Baragiola, comentaba con gracia un parroquiano en al café de la esquina de la Municipalidad, "prendieron un cirio amarillo para que les vaya bien con Macri y una vela negra para que este frente muera acá ".

No se sabe qué eficacia tendrán los efusiones de fe pirotécnica que se le atribuyen a los dos candidatos opositores recientemente unidos. Pero con toda seguridad algún tipo de ritual maléfico debieran estar tramando. Porque de consolidarse los últimos pasos de la ingeniería electoral lanzada por el intendente, tendrán que esmerarse mucho mas de lo bastante que ya tenían previsto los dos candidatos aliados por Macri en la ciudad.

Arroyo, la estrella

Carlos Arroyo no adolece de autoestima, por el contrario, pero llegó a la cima de los cielos en el reciente congreso del PRO, cuando Mauricio Macri confesó ante el colmado auditorio que "me conmovió el corazón" la incorporación "a nuestras filas". Es que así lo piensan ya en las filas del candidato presidencial, caso distinto a lo que sucede con Vilma Baragiola, la considera parte de un acuerdo con la UCR. No sólo eso, se entendió por 3 o 4 minutos, en alabanzas al docente, cuyas características en ese sentido ensalzó con entusiasmo. Luego en la conferencia de prensa lo ubicó cuidadosamente a su derecha. A partir de ahí el candidato ya salió a afirmar sin tapujos que su rival solamente es Pulti y de ahí, seguramente no se bajará en toda la campaña. Y, desde luego, el jefe comunal que desde hace tiempo sabe del favor de las buenas mediciones ya ni se fija en las próximas PASO sino en octubre. El acuerdo logrado por el alcalde porteño cambia sustancialmente el panorama preelectoral del distrito y el anuncio del Frente Marplatense parece una respuesta anticipada la perspectiva cierta del resultado del trajinado acuerdo perseguido por sus dos principales contendores. Pero a escasas horas del plazo paras las alianzas, parecería que el Frente del que se habló no implicaría contraprestaciones representativas por parte del convocante.

Baragiola que en la presentación debió haberse sentido evidentemente relegada, gozó en cambio de los favores de María Eugenia Vidal con la que efectuó todos los traslados y recorridos y hablando de todos los temas necesarios. También debe estar sabiendo que si se baja Massa, también en Mar del Plata la mayor parte de su gente, se volcará hacia su adversario interno. Otro dato que va a adicionar preocupación -en esta pelea un voto vale oro- para las filas de la concejal es que ya estalló la interna y si bien Mario Rodríguez ya conseguiría conchabo como gacetillero experimentado en el bloque de diputados nacionales si Miguel Angel Bazze es elegido, qué hacer con Nico Maiorano y sus sueños de banca provincial, por qué es difícil pensar que Macri será generoso. Por último, Tato Serebrinsky, seguidor como perro de sulky, decían los gauchos que no tenían 4X4, no ceja en su decisión de ir con la boleta radical. No será fácil, pero si no vienen con una propuesta interesante no va a entregar el esfuerzo de estos meses. Además está seguro de representar a muchos radicales disconformes por el acuerdo que los puede dejar en manos de Arroyo.

Vuelve Cheppi

En un escenario muy calmo del Frente para la Victoria, donde lo único saliente es la confirmación de que Fernando Ali sigue firme en su decisión de competir en las PASO, dentro del FpV. Pese a las versiones de que se retiraba de la escena, quien sí lo hizo fue su acompañante, Jorgelina Porta. El sector activa sin novedades a través de su media docena de unidades básicas en los barrios, algunos centros de jubilados y de la intensa gestión en el PAMI. Lo que sí puede traer cambios en el escenario es la vuelta de Carlos Cheppi, dicen que en las próximas horas estará en la ciudad para encabezar gestiones vinculadas con el fin del tiempo para cerrar alianzas. Algunos visionarios arriesgan que podría acordar con Pulti su ingreso al Frente Marplatense como integrado al FpV, con doble propósito: evitar costos superlativos y asegurar representaciones, sobre una banca provincial para el heredero.

El sciolismo a la cancha

Sorpresivamente salió a la cancha la Concertación Vecinal armaje diseñado en su momento por Manino Iriart con su gente del Cefil y por Gustavo Pulti, para acoger a los votantes de éste que eventualmente cortarían la boleta del FpV. Estaba a punto de perder su existencia legal, debido, a su ausencia en los últimos comicios. Precisamente esa fue la excusa y a la vez motivo esencial de su reclamo ante la justicia que entendió razones y volvió a autorizar su reaparición. Pero, es inevitable y muy preventivo, en política, dar lugar a las presunciones que nacen en otros indicios, como por ejemplo ciertas necesidades que acucian. Primero que el Frente Marplatense hasta ahora y cuando restan pocas horas para que se cierren los plazos, parece a ojos de ciertos conocedores, una buena idea para el uso de Acción Marplatense y el dispendio de cargos electivos a sus integrantes. De "frente ni de costado nada se sabe" cuando algunos partidos pequeños y grupos de diversa militancia que confluyen en el apoyo a la reelección de Pulti soñaban con integración concretada en papeles.

La Concertación pone en primer lugar el apoyo abierto a la nominación presidencial de Daniel Scioli, abriendo a la vez posibilidad de que desde su espacio se abra el apoyo de otras candidaturas a gobernador como Aníbal Fernández, reclamo de la Uocra, pero no olvidan en una especie de advertencia, la posibilidad de salir a la cancha con candidato propio a la intendencia, inclusive.

Esto último es de subrayar, porque en gran medida nace de una atrevida afirmación -la columna tiene testimonios directos- del jefe de AM, Santiago Bonifatti, quien en un intercambio de palabras le soltó a la cara a un reconocido dirigente político social, desde años en que aquél ni gateaba, "si vos tenés aspiraciones afiliate a Acción Marplatense porque te aviso que yo la tengo....", bueno, no dijo estatura, precisamente, y más difícil de comprobar. Finalmente Concertación Vecinal con su presidente Pablo Martínez del Bosque, el ex concejal Daniel Sosa y la dirigencia en general, aseguran que cuentan sobradamente con los casi 8 mil votos para quedar habilitados en las PASO y - a lo Bonifatti- alardean que hasta están seguros de llegar a los 30 mil requeridos para una concejalía.

La zozobra interminable

Ayer a la tarde dirigentes del Frente Renovador se dirigían hacia San Miguel, sede del intendente Joaquín de la Torre. Los viajeros nada sabían del motivo concreto de la convocatoria. Ni falta les hacía, porque saben que el hombre está constituido en el referente y negociador principal de Sergio Massa. Sabiendo eso un confidente acercó la presunción generalizada "faltando tan pocas horas para el cierre de los acuerdos, debe ser porque habrá novedades al respecto"... Dicen que tras el mazazo del arreglo de Carlos Arroyo con Macri, están rodando por el suelo y que hasta el infatuado prometedor de las raciones de pan para los 2.500 fiscales a cambio de un consejero escolar, llora por los rincones.

Candidato "progresista"

Hizo larga carrera en los pasillos del Concejo Deliberante como "asesor" vía Franja Morada de algún concejal radical, perdida la beca, pasó efímeramente por la Legislatura bonaerense cumpliendo otro tramo del doctorado político en la "asesoría" de un diputado provincial. Quiere culminar el "cursus honorum" nada menos que como intendente municipal, pero aclarando que "soy el único pogresista". Mientras tanto abreva en aguas de la pura derecha, en las páginas del Honorable Concejo Deliberante, se lo puede encontrar cobrando varios módulos en el bloque de la Agrupación Atlántica de Arroyo.

Coment� la nota