Cristina Kirchner suma más poder en la Justicia y ocupa lugares clave

Cristina Kirchner suma más poder en la Justicia y ocupa lugares clave

La vicepresidenta logró poner como número dos del ministerio al ex AFI Juan Martín Mena. Y suma un hombre propio en la Magistratura.

La vicepresidenta Cristina Kirchner suma más poder en la Justicia, un área clave del Gobierno de Alberto Fernández. En el ministerio que comanda Marcela Losardo logró ubicar como número dos de la cartera de Justicia y Derechos Humanos a Juan Martín Mena, un abogado de su confianza que ya trabajó al lado de Cristina cuando era presidenta. Fue el subsecretario de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) cuando el titular era Oscar Parrilli. 

Mena es un hombre cercano a la vicepresidenta. La semana pasada, incluso, fue uno de los que la acompañó a los tribunales de Comodoro Py cuando declaró en el juicio por supuesta corrupción en la obra pública donde desplegó un largo discurso y apeló a la figura del lawfare.

Pero no es el único lugar donde Cristina logró hacer sentir su peso a la hora de las designaciones. En el Consejo de la Magistratura, clave en la selección, control y castigo de los jueces, asumirá como representante del Poder Ejecutivo Gerónimo Ustarroz, hermano de crianza de Eduardo "Wado" De Pedro, el ahora ministro del Interior.

Ustarroz conoce de cerca el Consejo de la Magistratura. Trabajaba como asesor de De Pedro, un lugar que el flamante ministro ahora debe dejar porque cuando asumió lo ocupaba en representación de la Cámara de Diputados. Concejal de Mercedes, antes de que estalle la crisis en Bolivia, Ustarroz fue uno de los enviados de Alberto Fernández al país para que participe de la auditoría que realizaba la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los comicios. El titular de la OEA lo acusó de ser un "espía", algo que el propio Ustarroz se encargó de negar.

Mena ya conoce el área de Justicia y a la ministra Losardo. Trabajaron juntos cuando ella era secretaria de Justicia y él un funcionario del ministerio. Mena, además, fue uno de los que ayudó a confeccionar el código procesal penal que pone en funcionamiento el sistema acusatorio que le da más poder a los fiscales. Es una medida clave para sacarle poder a los jueces federales de Comodoro Py que buscará agilizar el gobierno de Fernández.

El ex dos de la AFI está procesado, junto a Cristina, en la causa que investiga el Memorándum con Irán. Y además, es socio de otra flamante funcionaria, la ministra de la Mujer, Género y Diversidad y abogada de Milagro Sala, Elizabeth Gómez Alcorta.

El área de Justicia es clave para la ex presidenta. Acumula 10 procesamientos y tiene varios pedidos de prisión preventiva además de un juicio oral en curso. Sus hijos, Máximo y Florencia también tiene problemas judiciales. Esperan, junto a ella, la fecha de inicio de los juicios orales de Hotesur y Los Sauces.

La ex presidenta ya había festejado con otra designación clave, la de Carlos Zannini al frente de la Procuración del Tesoro. Desde ese lugar será el jefe de todos los abogados del Estado. Zannini es amigo y confidente de la vicepresidenta y uno de los hombres de mayor confianza. Está procesado en la causa del Pacto con Irán donde estuvo detenido con una preventiva por más de 100 días.

En el caso de Julio Alak, que será el ministro de Justicia bonaerense, la ex presidenta también suma un hombre propio. Alak ocupó ese cargo cuando Cristina era presidenta y tiene gran llega al mundo judicial K. Además lo conoce a Mena. Compartieron el ministerio cuando Alak lo comandó entre 2009 y 2015.

Coment� la nota