Vidal ya piensa en Massa como el nuevo socio para garantizar la gobernabilidad en la Legislatura

Vidal ya piensa en Massa como el nuevo socio para garantizar la gobernabilidad en la Legislatura

Sorprendidos por el cierre de listas, no descartan ofrecer a Malena la vice de Diputados en caso de ganar la elección.

En el gobierno de María Eugenia Vidal ya piensan en Sergio Massa como el nuevo garante de la gobernabilidad en la compleja Legislatura bonaerense. Incluso afirman que podrían ofrecerle a Malena Galmarini la estratégica vicepresidencia de Diputados en caso de un segundo mandato.

El cierre de Massa dentro del Frente de Todos sorprendió en el oficialismo. El líder del Frente Renovador logró colar siete diputados en lugares con altas probabilidades de llegar a la Cámara Baja y mantendrá la base de poder con la que amasó caudal político.

En el frenético cierre del sábado quedaron bien ubicados Galmarini, Alexis Guerrera, Valeria Arata, Germán Di Césare, Luciana Padulo, Rubén Eslaiman y Coki Faroni. Ellos se sumarán a quienes todavía tienen dos años más de mandato: Lisandro Bonelli, Blanca Centeno, Jorge D'Onofrio, Pablo Garate y María Fernanda Bevilacqua.

Alex Campbell es el candidato de Vidal para presidir la Cámara de Diputados bonaerense

Con eso, Massa retiene su bloque de 12 diputados que podría ser clave en caso de que Vidal sea reelegida. En el Senado, su poder se reducirá toda vez que pasará a tener solo a José Luis Pallares.

Sin mayoría propia en el parlamento, Vidal siempre necesitó tejer alianzas con el peronismo para poder aprobar leyes en la Legislatura. Durante 2016 y 2017, el garante de la gobernabilidad fue Massa. En el primer año incluso llegó a ceder la poderosa presidencia de la Cámara Baja, una jugada riesgosa que generó fuertes roces internos con el monzonismo.

En tanto, en 2018 y 2019, el garante de la gobernabilidad fue el bloque de Martín Insaurralde, que consiguió ubicar a Marisol Merquel en la vicepresidencia.

La vice es clave en el equilibrio de poder legislativo toda vez que en la Cámara Baja rige un sistema de doble firma en el que ningún expediente circula sin la firma del presidente y el vice.

En 2017, Vidal y Manuel Mosca -entonces presidente de Diputados- amenazaron con modificar el reglamento interno y eliminar ese artículo. Sin embargo, luego de varias negociaciones decidieron mantener el esquema tal como estaba.

De cara a un nuevo mandato si es que logra imponerse en las elecciones de octubre, en el gobierno de Vidal ya piensan en el control de la Cámara de Diputados.

El cierre de listas del sábado dejó en claro que Vidal quiere que Alex Campbell, hoy subsecretario de Asuntos Municipales, presida Diputados y sea el encargado de negociar con los bloques para conseguir los votos.

Campbell es un funcionario de máxima confianza de Vidal, quien lo acompaña en cada recorrida por los municipios toda vez que su rol está enfocado en el vínculo entre el Ejecutivo y los alcaldes.

Por eso, el funcionario pidió lugares en las listas. Si Juntos por el Cambio hace una buena elección se llevará a Anastasia Peralta ocupa el quinto lugar en la lista por la cuarta sección; y a Juan Carrara que encabeza la lista en la séptima.

Coment� la nota