Interna en Cambiemos: cuáles son los intendentes a los que le quieren "serruchar el piso"

Interna en Cambiemos: cuáles son los intendentes a los que le quieren

De cara a los próximos comicios provinciales, el oficialismo afrontaría internas en algunos distritos donde, por distintos motivos, sectores disidentes de la intendencia buscan arrebatarles el sillón municipal.

Interna en Cambiemos: cuáles son los intendentes a los que le quieren

A pesar de que todavía falta para recurrir a las urnas, el clima electoral ya se siente en el aire y, por supuesto, la alianza Cambiemos no es ajena a este contexto. Más allá de que casi todas las miradas están puestas sobre el peronismo y su más que probable interna, lo cierto es que en el oficialismo, también existen ciertos roces. Por el momento son meras especulaciones, pero nadie descarta que finalmente puedan materializarse en el cuarto oscuro; esto, siempre y cuando no avance la idea de Jorge Macri de eliminar las PASO, programadas para el 11 de agosto.

La semana pasada, el mandamás de Vicente López organizó un Foro de Intendentes Pro donde, además de tratar cuestiones meramente partidarias (como tema afiliaciones y avales), se instaló la necesidad de modificar el cronograma electoral y que las internas se diriman dentro del esquema de la alianza y no con fondos del Estado. "Acá no está en discusión el ejercicio libre de la democracia interna de los partidos, sino quién lo paga", sintetizó Macri.

Desde el entorno del jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, negaron a La Tecla que haya una intención oficial de avanzar en este sentido, y descartaron cualquier posibilidad de eliminar las primarias. En la misma línea, Nación también echó por tierra cualquier tipo de modificación, por dos simples razones: falta de tiempo y, lo más importante, falta de consenso en el Congreso.

Lo cierto es que, por ahora, las PASO se llevarán a cabo y hay, al menos, siete distritos de la Provincia en los que su intendente tiene a un candidato interno con ganas de serrucharle el piso.

Según aseguró una alta fuente del Gobierno bonaerense, la idea es que en los municipios propios no haya internas. "El Pro no va a ir a poner un candidato, excepto en Mar del Plata. Ahora, si en un distrito nuestro, un radical quiere ir a una interna, no le daremos la boleta provincial ni nacional", señalaron, tajantes, desde calle 6.

En sintonía, un intendente del partido amarillo comentó a este medio: "Si nosotros no vamos a ponerles un candidato a los radicales en los distritos donde gobiernan, esperamos lo mismo de ellos. Un gesto de reciprocidad. Ahora, si vemos que lo van a hacer, entonces iremos también con nuestros candidatos".

La pelea Pro versus UCR llega a la fórmula provincial. En su propio foro, los intendentes radicales pidieron por la reelección de Daniel Salvador, mientras que los amarillos, por su parte, se encolumnan detrás de Jorge Macri, uno de los fundadores del partido y con mayor experiencia en gestiones municipales.

En el Ejecutivo confían en que, finalmente, no habrá internas (excepto Mar del Plata, obviamente) y que las diferencias podrán saldarse antes del cierre de listas, en junio. Caso contrario, los candidatos deberán jugar con boleta corta. Por las dudas, ya tienen el serrucho en la mano.

AZUL

En la tierra del ex Frente para la Victoria Hernán Bertellys, muchos de los partidos que integran Cambiemos se unieron para frenar un nuevo mandato del intendente. Se trata de la Coalición Cívica, el GEN, la UCR y el vecinalismo, que lanzaron el "Centro de Participación y Propuestas" (CPyP), bajo el espacio Azuleños para el cambio.

Todos van por Bertellys, quien fue elegido en los comicios de 2015 por el kirchnerismo pero poco tiempo después se pasó a las filas de Cambiemos, bajo el ala de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

En el nuevo nucleamiento político quedó fuera la pata del Pro denominado "puro", aunque desde el armado del CPyP aseguraron que hay contactos con ese sector y que podría sumarse en los próximos meses.

La imagen más reconocida del espacio es la del exintendente Omar Duclós, quien casi ya tiene definido que competirá este año por el municipio y contra Hernán Bertellys, si se postula.

MAR DEL PLATA

El factor común entre todos los dirigentes de Cambiemos con aspiraciones es que no siga en

la intendencia Carlos Fernando Arroyo. La tensa relación con Provincia y, en especial, con la Gobernadora propician su salida de la Municipalidad. En ese lote de candidatos, quien saca una ventaja es la concejala radical Vilma Baragiola, que, además, tiene buena relación con Vidal.

Más atrás asoman nombres como el de Guillermo Montenegro, quien, a pesar del impulso de la mandataria, en las encuestas no logra alcanzar números que lo legitimen. Otra opción era la joven promesa del Pro, Maximiliano Abad, pero corre de atrás y sería guardado para la contienda de 2023.

Por su parte, Arroyo sigue insistiendo en ir por la reelección, lo que genera un problema a las aspiraciones de Provincia de tener un candidato más afín a su gestión. La interna es un riesgo, ya que si bien la gestión de Arroyo no es buena, todavía conserva una intención de voto necesaria para ganar.

La opción que analizan es tentarlo con una negociación que incluya un lugar en la nómina de legisladores provinciales para su hijo, Guillermo Arroyo, y dos concejales en la lista municipal. Esta oferta posibilitaría un paso al costado del jefe comunal, sin confrontaciones. Cambiemos no puede darse el lujo de perder votos.

TANDIL

Si bien no está confirmado que vaya por la reelección, todo parece indicar que el intendente Miguel Lunghi buscará renovar su mandato por última vez. En caso de que así sea, la pelea no le resultará fácil, puesto que un correligionario tiene decidido competir por el sillón máximo de la Municipalidad. Se trata de Marcos Nicolini, actual concejal del distrito y exjefe de Gabinete del propio mandamás tandilense.

Según una reciente encuesta local, el apoyo a la figura de Nicolini aumenta mes a mes, y en diciembre marcó una diferencia de apenas 10 puntos con Lunghi. "Esto puede deberse al lanzamiento de su precandidatura a intendente y a consolidarse como una imagen alternativa a la actual gestión", señalaron desde la consultora DateAr.

Aunque las raíces de Nicolini son radicales, el edil tiene buena sintonía con el Pro, y hasta contaría con el apoyo del partido para competir en las elecciones. Desde el espacio, en tanto, negaron que vayan a poner un candidato propio. Si quiere competir deberá hacerlo bajo el sello de la UCR.

SAN NICOLAS

La salida de Ismael Passaglia del Frente para la Victoria y su desembarco en Cambiemos despertó ciertos resquemores internos. Por ello, algunos dirigentes ya se perfilan para medirse con uno de los descendientes del exintendente del distrito o con el propio Ismael.

Uno de ellos es Adolfo Suárez Erdaire, hombre del Pro que responde al diputado Matías Ranzini, quien en más de una ocasión manifestó serias diferencias con la actual conducción del Municipio. Otro es el senador provincial Marcelo Dileo, que en las elecciones internas del radicalismo logró convertirse en el presidente del partido a nivel local. La tercera alternativa es la senadora Elisa Carca, alineada a la Coalición Cívica.

Si bien los tres son posibles aspirantes, lo cierto es que ninguno tendría el aval de Provincia para presentarse a una interna y se daría vía libre a la familia gobernante.

"Van a ensayar una lista alternativa; el primero no tiene retorno con Passaglia, y los otros dos están más para acordar y mantenerse expectantes en la lista de senadores", especulan desde el distrito. En Provincia, en tanto, estiman que Passaglia repetirá la fórmula con él para la reelección, y su hijo como primer concejal.

9 DE JULIO

Todo parece indicar que el escenario electoral de este año reeditará la contienda de 2015, cuando en las PASO, Mariano Barroso se quedó con la interna radical y desplazó a Walter Battistella, quien por entonces era el intendente de Nueve de Julio. Ahora, la cuestión sería al revés, aunque con los mismos protagonistas. En esta ocasión es Battistella quien buscará derrocar a su verdugo, para lo cual ya se anotó para las primarias.

El año pasado, el exintendente logró quedarse con el comité partidario, desde donde impulsará su candidatura. "La UCR, con este nuevo comité que se formó, tendrá que presentarse a las PASO de agosto con el mejor candidato. En mayo de 2019 tendremos que definir candidato y exigir las PASO en Nueve de Julio, porque va a haber opciones para presentar, hay proyectos y mucha gente está pidiendo una alternativa radical a este gobierno", aseguró el propio Battistella, quien sigue firme en su convicción de volver a ser

candidato a jefe comunal.

La cruzada no resultará sencilla, más aún teniendo en cuenta que el Pro no habilitaría internas en los distritos donde comanda uno de los suyos. En caso de que el exalcalde insista, deberá hacerlo por afuera y sin el apoyo de la boleta de Cambiemos, que le permitiría arrastrar mayor cantidad de votos.

BRAGADO

El intendente Vicente Gatica todavía no tiene claro si competirá por un nuevo mandato. De todas formas, la Unión Cívica Radical ya tiene un candidato listo en gateras, independientemente de lo que decida el jefe comunal macrista. Se trata de Orlando Costa, intendente del distrito entre 1995 y 2007, quien tendría todas las intenciones de volver al poder.

Su postulación es impulsada además por el vecinalismo, que se amparó en las propias palabras de Gatica. "En diciembre de 2015, el intendente nos había manifestado su idea de gobernar cuatro años sin buscar la reelección", apuntó Marcelo Elías, de Acción para el Desarrollo.

El dirigente añadió: "Proyectando el futuro coincidimos en la utilidad que podría tener para el Municipio un posible cambio de roles del jefe comunal a un cargo legislativo, provincial o nacional, y el recambio generacional en la intendencia". En la Provincia estiman que no habrá interna. Por ello, si el alcalde Gatica manifiesta finalmente sus intenciones de competir por la reelección, los radicales deberán dar un paso al costado, teniendo en cuenta la bajada de línea del Ejecutivo.

BAHIA BLANCA

El caso de Bahía Blanca no dista mucho de un malestar general a nivel nacional. El reclamo de la Unión Cívica Radical es por más espacios, mayor injerencia en las decisiones, tanto de gobierno como en el armado político, más aún en el marco de un año electoral.

En el distrito que comanda Héctor Gay se da la particularidad de que la predominancia es del Pro, por sobre el radicalismo; incluso los amarillos ganaron con claridad la interna en 2015 y la lista fue pura del macrismo.

En el recinto deliberativo, solo la concejala radical Gabriela Schieda pegó el portazo, aunque no fue un golpe menor, ya que les quitó la posibilidad de tener la mayoría automática. En este sentido, la UCR la tiene cuesta arriba para competir en una eventual interna. A fin de mes definirán quién será el candidato que los represente en tal caso, entre dos o tres nombres en danza.

En tanto, por el lado de la CC-ARI se rumoreó en algún momento que el senador provincial Andrés de Leo podría presentarse, pero en el Concejo trabajan codo a codo. Además, Gay -si decide ir por la reelección- será el candidato de Vidal. Difícil escenario para el radicalismo.

Coment� la nota