La inseguridad y la política carroñera que quiere sacar ventajas

Por: Gerardo Gómez Muñoz.

No tienen la categorización ni la renta de los buitres financieros, pero los módicos caranchos autóctonos son tan repugnantes como aquellos, de la misma matriz despreciable, se trepan a la desgracia humana y a sus despojos, simulando dolor, cuando lo que más les interesa es el rédito político.

Demasiada atención debe prestar el ciudadano común a los recaudos para no ser víctima de la delincuencia que acecha cotidianamente como para detenerse en discernir cuidadosamente quiénes buscan protegerlos de los que, meramente, tratan de captarlos por intereses políticos e ideológicos. Esto se vio de nuevo en ocasión del reciente asesinato de un taxista que motivó exaltadas declaraciones de quienes buscaban figuración mediática, pidiendo reuniones de emergencia, dictar medidas especiales, disminuir la edad de imputabilidad de los menores, en medio de una catarata de críticas como si las autoridades nada hiciesen al respecto. Es obvio que no se debe escatimar esfuerzos y medidas que protejan la vida y los bienes de los vecinos, pero no es razonable que no se valore lo que se ha venido haciendo, sobre todo por parte del gobierno municipal y del provincial, para controlar la situación. Sobre todo porque no se debe esperar, como predican pretendidos "progres" que parecen creer que se deben esperar los resultados de la educación y de la inclusión laboral, social y económica para que el flagelo de la delincuencia vaya desapareciendo, criterio que inclusive ponen en riesgo que los avances que en la comprensión del valor supremo de los derechos humanos se habían logrado en la población, sean puestos en tela de juicio. No pueden bajo ningún concepto ponerse en planos contrapuestos. De la misma manera que desde aquellas concepciones de avanzada se entiende que no se puede esperar que el hambre desaparezca cuando cambien las estructuras y no se atienda en el constante día a día la comida del que no puede lograrla, la seguridad debe lograrse con la contención diaria del Estado obligado a preservar ese derecho intrínseco.

La garrulería envenenada

Lejos está Mar del Plata y sus medios informativos del sensacionalismo perverso y malintencionado de un Ivo Cutzarida y sus patrocinadores amarillos, pero con archivos a mano e información oportuna, se puede parar a los que intentan, con vergonzante desparpajo, cosechar para sus intereses, escarbando en la desgracia ajena. Hace muy poco tiempo esta ciudad era el paraíso de los desarmaderos de autos. Cualquiera tenía un tallercito o un galpón donde ejercía ese delito y toneladas de repuestos salían para proveer a otras plazas. El tema era cuchicheado en muchos lugares públicos, ni la policía ni los fiscales ni los jueces ni los foros de seguridad ni la oposición vocinglera se hacían eco. Gustavo Pulti, harto de que a cada acto delictivo se lo proclamaba responsable de la seguridad no atendida se jugó el todo por el todo: la creación de la policía municipal. Los radicales, los derechosos "atlánticos" con Carlos Arroyo a la cabeza, presuntuosos campeones de la lucha por la defensa de los marplatense se unieron a los "progres cheppistas", se unieron para oponerse. Como Pulti había traído especialistas del tema como un diputado provincial de "Nuevo Encuentro", no pudieron alegar improvisación ni desviación ideológica. Entonces acudieron al mentido pretexto de la carga del mantenimiento del nuevo cuerpo policial. No bastaba y la aspiración de voltear el proyecto que le podía reportar prestigio a la gestión municipal mereció que, los radicales con Vilma Baragiola y su asesor "ad hoc" Suso Porrúa, encontraran el juez de sangre radical a mano y la consulta popular fue impedida por el fallo solicitado. Pulti con dos funcionarios a la cabeza, que ponían en riesgo sus vidas -Adrián Alveolite y Eduardo Bruzetta y algunos municipales que hasta se movían en sus autos particulares en los operativos- comenzaron a intervenir talleres desarmaderos. Con el pretexto cierto y legal de que "carecían de la habilitación correspondiente", labraban las actas constatando el delito. Quedaban hombres honestos -en la Justicia- como en Sodoma que fueron providenciales, porque al recurrir a la policía se comprobó que miembros de ésta avisaban a los delincuentes que sus refugios serían inspeccionados. El "Diario de la Ciudad", casi en soledad lideró estas informaciones para que quede en la memoria de los marplatenses. Ahora, los progresos obtenidos en la prevención de los delitos con diversas medidas adoptados tanto por el gobierno de Daniel Scioli y de Pulti, cualquier vecino puede conocerlos con entra a la página: MardelPLata.gob.ar/seguridad... Y queda para otra oportunidad la larga reseña de medidas que nuestra ciudad han venido aplicando a más jurisdicciones y en franca colaboración, atendiendo a la necesidad de controlar la inseguridad. El arte de mentir buenas intenciones puede alzarse con otro galardón si en estas horas el proyecto de la policía municipal consensuada ya en más de medio centenar de comunas bajo gobiernos de distintas banderías políticas, es trabado, con un "pase a comisión".

Aquelarre en la UCR

Cumplidas tres semanas de las elecciones internas de la UCR, pese a que en casi todos los distritos, se consensuaron listas, aún no hay resultados definitivos, ni siquiera los provisorios del comicio para elegir las autoridades del comité provincial. Lo hecho mal y de apuro ahora puede ser judicializado y hasta anulado por la Justicia Electoral poniendo en riesgo la personería partidaria. Es que ni siquiera había padrón, todo lo existente fue de buena fe y falto de rigor. Por eso hubo candidatos, presuntamente elegidos pero que ni siquiera figuraban como afiliados, por tanto no podían votar ni ser elegidos. Ricardo Alfonsín no podía ser candidato porque el estatuto de la UCR prohíbe que un afiliado elegido para cargo legislativo sea autoridad partidaria. Además se admite una sola reelección y Juan Manuel Casella, fue por una segunda. Todo hecho mal a sabiendas pero en un marco de "buenas ondas", para evitar conflictos, que ahora debido a algunas trampas va a ser cobrado por Daniel Salvador y sus seguidores. Por ejemplo se habló desde el oficialismo radical que el triunfo había sido por el 60 por ciento de los sufragios, dice que sólo fue del 52 al 48 por ciento y que para justificar esa diferencia se anulan arbitrariamente los comicios de Lanús, La Matanza y José C.Paz donde Ricardito fue derrotado ampliamente. Se viene la Justicia Electoral y a lo mejor, después la apelación a la Cámara respectiva.

Maxi moviliza para Sanz

Entusiasmados por el triunfo local frente al Morena de Mario Rodríguez, los seguidores de Ernesto Sanz, encabezados por el concejal Maximiliano Abad y el presidente del comité Daniel Núñez, están organizando la movilización para el acto de presentación de la precandidatura del senador mendocino. Será este viernes en el Luna Park que, aseguran, será desbordado. Muchos conocidos dirigentes locales sumados a esta línea se aprestan a viajar por simpatía y otros han sido invitados a sumarse y prometieron ir "a ver qué pasa", para decidirse luego. Tres colectivos saldrán desde desde la sede de la calle San Martín a las 10 de la mañana y descuenta que muchos correligionarios lo harán en autos particulares.

Batea política

Dos que vuelven. Impensadamente el ingeniero José María Conte que revista en los talleres ferroviarios de estación Camet, ha dicho ante algunos correligionarios que vuelve al escenario político para ser precandidato a intendente. Todos descuentan que será en las filas radicales..., ¿en el alfonsinismo? Baragiola decía hace poco que le había mencionado que en diciembre se alistaba junto a ella. Otro que dice que vuelve es uno al que nadie creyó que se retiraba. Pero, evidentemente molesto con la actuación de cierta dirigencia local del Morena, había puesto distancia y decía que se iba a descansar. Ahora que en noviembre va estar otra vez, en la cancha y tal vez para disputar su lugar en dentro del "ricardismo", vencido en esta plaza.

El PJ a Tandil. También los distintos sectores del peronismo marplatense alistan para viajar, también el viernes a Tandil, que será sede de la tercera convocatoria de la conducción a la militancia y a la dirigencia bonaerense. Presidirán la reunión el gobernador Scioli y el presidente del PJ Fernando Espinosa, intendente de La Matanza. Obviamente "los naranjas" se aprestan a poner muchas camisetas bajo el mando del diputado Manino Iriart que quiere poner en el tapete las pruebas de su crecimiento político. Ayer, a pedido de Scioli y de Alberto Pérez acompañó a una entrevista con ambos a la hija, a la esposa y a la madre del taxista bárbaramente asesinado y hace dos semanas cumplió una misión secreta en el exterior como enviado personal del mandatario de la provincia.

Murales ingratos. Los paredones que hace una semana volvieron a aparecer en operación relámpago asegurando que "Cheppi = Cristina", para desmentir a esta columna, rápidamente cambiaron de titular. Vaya a sabe por qué no se cumplió la promesa de las "pymes" de "pintada y custodia por tres días". Tal vez no llegó el arroz con cáscara, pero el caso es que ahora el romance es nuevamente como el futuro para "Scioli-2015".

Coment� la nota