Los 60 días de Schiaretti

Los 60 días de Schiaretti

Una reunión en El Panal del gobernador Juan Schiaretti con los legisladores provinciales, encabezados por riocuartense Carlos Gutiérrez, dejó como síntesis el pedido del mandamás cordobés en el sentido que había que esperar.

 “sesenta días” para pasar el temporal económico que se cierne sobre el país por el aumento de la pobreza, los tarifazos del gas, la luz y el transporte, la caída del consumo, los despidos y toda la parafernalia del brutal ajuste que está aplicando Mauricio Macri, criticado ahora ya hasta por algunos aliados.

a reunión en El Panal del gobernador Juan Schiaretti con los legisladores provinciales, encabezados por riocuartense Carlos Gutiérrez, dejó como síntesis el pedido del mandamás cordobés en el sentido que había que esperar “sesenta días” para pasar el temporal económico que se cierne sobre el país por el aumento de la pobreza, los tarifazos del gas, la luz y el transporte, la caída del consumo, los despidos y toda la parafernalia del brutal ajuste que está aplicando Mauricio Macri, criticado ahora ya hasta por algunos aliados.

“Se supone que en sesenta días entrarían fondos de los créditos que sacará la Provincia una vez que la Nación pague a los fondos buitre”, apuntó un observador eterno de lo que se comenta en los pasillos del Centro Cívico, y de allí el “pedido” del gobernador. En la provincia la política comenzó a agitarse este fin de semana con la detención del exfuncionario nacional, Ricardo Jaime, quien durante sus años de esplendor fue referente de todo el sistema político peronista, aunque principalmente se lo relaciona con el Frente para la Victoria.

El nuevo cariz que tomó el caso del asesinato de Nora Dalmasso tampoco sirvió para calmar las aguas en El Panal, porque amenaza con jaquear a algunos pesos pesados de la política mediterránea. Pero las advertencias en El Panal pasaron por la ola de suspensiones que se vienen en Fiat, los despidos que vendrán con el aumento del gas, la luz y los combustibles, y la preocupación de una situación social que a poco más de cien días del gobierno de Macri puede volverse inflamable.

La diputación de De la Sota

La interna para cargos partidarios del PJ cordobés quedó adormecida debajo de tantos tarifazos, despidos y suspensiones. No obstante, el letargo marcha con los objetivos puestos en la interna nacional prevista para el 8 de mayo. En Córdoba, Juan Schiaretti dijo el pasado jueves que José Manuel de la Sota sería el candidato de su agrado para ser diputado nacional el año próximo. “En realidad todo el armado del partido apunta a esta estrategia, De la Sota será congresal nacional, y de allí a la banca hay un solo paso”, reflexionó un militante de larga trayectoria en lides pejotísticas. Suponen que De la Sota haría una elección “arrasadora”, ya que el radicalismo no tiene postulantes, con Mario Negri, Oscar Aguad o Rodrigo De Loredo en el Gobierno nacional. Cambiemos tampoco tiene estructura ni mucho para mostrar, con lo que la oposición a su candidatura a una banca en la Cámara baja, sólo podría ser disputada por el sector de Olga Riutort (que quedó afuera de la distribución de cargos partidarios) de la mano de algún candidato extra provincial que podría ser Sergio Massa o Juan Manuel Urtubey.

Flojitos de papeles

Los vehículos del Departamento de Obras y Señalización de la Municipalidad de Córdoba, hace una semana que no salen a la calle, y el director de dicha repartición, Raúl Dentesano, presiona a los empleados para que lo hagan, con amenazas de suspensiones. Sin embargo, el problema surge porque los vehículos de dicha repartición fueron rechazados en los controles de la ITV, que los declaró no aptos para circular en la vía pública. El problema que surge de dicha situación, es que si los empleados municipales salieran a trabajar en dichos vehículos, los responsables ante cualquier accidente serían los propios conductores, por lo que reclamaron a Dentesano, algún tipo de documento que los libere de las posibles responsabilidades civiles. 

Asimismo, los delegados de “Señalización” denuncian que no cuentan con agujereadoras, ni tornillos para realizar tareas. “Tenemos más de 3.000 metros de reductores de velocidad para poner en las calles de la ciudad y no los podemos colocar por falta de insumos”.

Las condiciones de Felippa en Fadea

Mañana martes el presidente Mauricio Macri visitará Córdoba para asistir al acto de asunción formal del nuevo presidente de Fadea, Ércole Felippa. Por lo que surge de las últimas informaciones, también será el momento oportuno para anunciar una orden de compra por 18 aviones Pampa en su versión III para la Fuerza Aérea. Según trascendió, el tema de la fabricación en serie fue una de las condiciones que exigió Felippa al Ministerio de Defensa para tomar la posta a Salzwedel, ya que el empresario lácteo y expresidente de la UIC, no quería quedar asociado a una fábrica que no fabrica.

Lo llamativo es que la Fuerza Aérea “no” quería el Pampa III y por lo visto ahora parece que si. Asimismo, el propio ministro del área, Julio Martínez, ofreció muchos reparos al intento de fabricar 40 aviones propuesto por el gobierno anterior, y ahora impulsa dicha producción, que se completaría con un nuevo pedido en 2018 de 22 aparatos. La tendencia mundial es que las fuerzas de seguridad cuenten con aviones de bajo coste operativo para control de fronteras, entrenamiento, lucha contra el narcotráfico y objetivos militares menores.

Volantes para hacerse conocer

Un volante rectangular a cuatro colores da cuenta de la intención del gobernador de Salta, Juan Urtubey, de desembarcar en Córdoba como aspirante a conducir el PJ nacional y a convertirse en el candidato presidencial del peronismo en 2019. Hasta ahora, el novio de Isabel Macedo se había movido por la política “institucional” de Córdoba y por los pasillos de las charlas de dirigentes. Sin embargo, la semana pasada, Urtubey comenzó el capítulo más difícil de su misión Córdoba, que es lograr ser conocido y reconocido por la gente. En varios puntos de la peatonal, chicas vistosas (tal vez militantes, pero no lo parecían) entregaron mano a mano volantes con una gran foto en primera plano de salteño, ubicada bajo la leyenda “Juan Manuel Urtubey Conducción”. Y debajo: “Por un Peronismo Moderno” con la firma de la agrupación que encabeza el dirigente, Innovación Peronista.

Temores

En el núcleo duro del kirchnerismo nacional, que hoy se circunscribe prácticamente a la organización La Cámpora, consideran muy posible que el gobierno de Mauricio Macri logre, jueces amigos mediante, su objetivo político de hacer detener, aunque sea por poco tiempo, a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “A Cristina la van a meter presa”, susurran cerca de la exmandataria, según comentan allegados. Los mismos aseguran que CFK teme fundamentalmente que su detención provoque movilizaciones y enfrentamientos que den lugar, aseguran los que hablan del tema, a una fuerte represión ordenada por el oficialismo. “Tenemos miedo a que haya sangre”, redondeó sin eufemismos un dirigente K que habla con la expresidenta, quien consideró que al actual Gobierno “le sobran las ganas de reprimir”.

Abogados peleados por Juri

La reciente elección en la UNC, que determinó el triunfo de Hugo Juri, también marcó el punto final en la relación política entre el actual titular del Colegio de Abogados de Córdoba, Héctor “Fito” Echegaray, y el anterior presidente de la entidad, Alejandro Tejerina.  Sucede que Echegaray, cercano a la Unión Cívica Radical, convenció a Pablo Genaro, representante de los abogados en la Asamblea de la UNC, para que votara positivamente a Juri. Pero esa no era la idea de Tejerina, que apostaba en la elección universitaria por Tamarit, y pretendía que su socio político facultara a Genaro para votar por el anterior rector. Finalmente, el representante de los abogados optó por Juri, lo que produjo un cimbronazo en la relación entre Etchegaray y Tejerina.       

Denuncian ingresos de “ñoquis” en Vialidad

Empleados de Vialidad Nacional Córdoba denunciaron el fin de semana el despido de Raúl Da-ruich, un ingeniero que hace años está al frente de la dependencia y que obviamente fue designado por la gestión kirchnerista. Los “fieles” que quedaron en la repartición (que hoy depende del Ministerio de Infraestructura de la Nación) aseguran que el nuevo titular designado recientemente, Eduardo Santiago Congin, “viene desde hace más de un año con carpeta psiquiátrica”.

De hecho, entre la información brindada a los medios, se incluyó el facsímil del informe de Recursos Humanos de Vialidad donde Congin figura con nada menos que 360 días de licencia por tratamiento prolongado.

Quien sería su hija, una joven de 33 años que también se desempeñaría en esta área, tiene un acumulado de 655 días de licencia por idénticos motivos, siempre según la documentación vertida por las fuentes del tema. “Echaron a los jefes de divisiones sin motivos y nos están persiguiendo políticamente”, dijo un informante que prefirió el anonimato por temor a ser despedido, como tantos otros de la administración nacional desde que asumió este gobierno.

Coment� la nota