Vidal en Mar del Plata puede ganar más holgadamente que en 2015

Vidal en Mar del Plata puede ganar más holgadamente que en 2015

El sobre conteniendo todas las boletas, sólo minutos después de haber sido abierto por el diputado nacional Juan Aicega. Arroyo sin renegar de las diferencias y del destrato reparte con su boleta corta la de Macri presidente y Vidal gobernadora. 

Un fortuito encuentro con el legislador macrista, de línea directa con el primer mandatario, permitió conocer que ese era el verdadero deseo del presidente de la Nación, que sin embargo no fue correspondido porque “los entornos son complicados” dijo Aicega. También Pulti cerró oportunamente con Pichetto una operatoria similar. Lo que está excluyentemente en juego son las reelecciones del MM y MEV. Vidal en el contexto descripto ´puede tener más votos que en el 2015.

La híper polarización entre Juntos Por el Cambio y el Frente de Todos, impactaría de manera rotunda en aquellos candidatos con boleta corta, que aspiran a la intendencia, entre otros el intendente Carlos Fernando Arroyo, el ex intendente Gustavo Pulti y Julio Razona, envuelto en la red de José Luis Espert.

La foto de Gustavo Pulti con un 3/4 de perfil de una persona de espaldas muy similar fotográficamente a María Eugenia Vidal, tras un acuerdo acordado con Pichetto. Las picardías de campaña cumplieron su papel.

Ese activo de candidatos que no tiene postulantes a presidencia y gobernación, podrían aportar a las fórmulas de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. La participación de Buca Bali, fue la misma intrascendencia al esperpento armado por Roberto Lavagna, quien ni pisó Mar del Plata durante la campaña.

 El GEN, como producto del errático rumbo de Lavagna, quedó colgado de la brocha, dejando a Margarita Stolbizer su figura más convocante, en el orden local se pronunció por  el apoyo en la interna a Vilma Baragiola, dentro de Juntos Por el Cambio.

Las PASO del domingo son una virtual primera vuelta a gobernador, en las cuales habrá nuevos ingredientes. Vidal vino 42 veces a Mar del Plata y Kicillof ha brillado pero por su ausencia, salvo el acto que tuvo como escenario el Hotel NH Provincial que tutela Florencio Aldrey Iglesias.

Sergio Massa se mudó con Malena al calor de las sábanas legislativas del kirchnerismo provincial, que lo ponían a salvo de la intemperie la única promesa exacta de Roberto Lavagna, uno de los fiascos más grandes de la política argentina de todos los tiempos.

La opción presidencial queda a instancia de una probable segunda vuelta (o balotaje), lo que no ocurre en la elección a la gobernación. En octubre para no Vidal no sabrá de revancha, será a suerte o verdad tan sólo por un voto. El impulso de Vidal con una performance atildada el domingo, será la puerta abierta para el futuro próximo no sólo de la gobernadora sino de también de la presidencia.

Coment� la nota