Vidal aseguró que en EE.UU. hay "vocación por invertir" en el país

Vidal aseguró que en EE.UU. hay

La gobernadora, que se reunió con inversores, buscó ampliar el financiamiento de organismos internacionales y conseguir fondos privados; calificó como "muy positiva" su gira

NUEVA YORK.- María Eugenia Vidal cerró ayer una gira "muy positiva" por Estados Unidos con varias reuniones con inversores en Nueva York, de las cuales se llevó una impresión concreta: existe ánimo para volcar dinero en el país.

"El balance es muy positivo. La mirada sobre la Argentina es muy positiva, y hay vocación por invertir", dijo la gobernadora de Buenos Aires a LA NACION y el canal de noticias TN al final de su jornada en la Gran Manzana.

Vidal, acompañada siempre por el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, y el secretario de Derechos Humanos, Santiago Cantón, desayunó con más 30 ejecutivos de fondos de inversión, bancos de Wall Street y empresas en el Consejo de las Américas. Luego, mantuvo reuniones en las oficinas del banco HSBC. Antenoche, horas después de llegar a la ciudad, ya había tenido su primera cena con inversores.

Los hombres de negocios preguntaron por la situación fiscal de la provincia y de la Nación, y buscaron una visión más pulida sobre la sustentabilidad política y social de las políticas que han desplegado en sus primeros seis meses.

En el equipo de Vidal percibieron que los inversores buscaban medir, en cierta medida, el compromiso oficial con el rumbo establecido, o si existía la posibilidad de que se revirtiera el programa, y pusieron énfasis en las medidas sociales que se tomaron para contrarrestar el impacto del ajuste.

La provincia espera inversiones privadas por casi US$ 1500 millones. Son desembolsos de tres empresas: Axion Energy, Pampa Energía, y Puente, que le anticipó al gobierno provincial un desembolso de 50 millones de dólares en el puerto de Campana.

Vidal se preocupó por mostrar una sintonía plena con la Casa Rosada, y un trabajo coordinado entre la Nación, la provincia y la ciudad, con el propósito explícito de explotar la confianza que despierta el hecho de que por primera vez las tres jurisdicciones están gobernadas por el mismo signo político.

"Por primera vez, el Presidente y la gobernadora hablamos un mismo idioma, enviamos el mismo mensaje, estamos comprometidos en los mismos objetivos, y saben de nuestro compromiso con generar trabajo", dijo Vidal.

La gobernadora sostuvo que encontró una "buena interlocución" en su gira. Dijo que ya vio muestras de confianza y de apuesta en la Argentina, dos actitudes que "se van a profundizar en los próximos meses", algo que se traducirá en inversiones y más trabajo. Es la apuesta principal del oficialismo.

En Washington, Vidal buscó ampliar el financiamiento de los organismos internacionales para la provincia. Buenos Aires ya tiene planes en marcha con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) por US$ 1300 millones. Ahora, el gobierno provincial aspira a que se sume el Banco Mundial en 2017, con proyectos en educación y salud, donde el banco enfoca sus esfuerzos.

"El Banco Mundial va a mandar una misión, todavía no tenemos un monto definido", señaló Vidal.

Hubo también espacio para encuentros políticos. Vidal se reunió con Mark Feierstein, director para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, y la alcadesa de Washington, Muriel Bowser, además de mantener un encuentro con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA), que atraviesa una crisis financiera extrema.

Hacía tiempo que se esperaba a Vidal en Estados Unidos. Ya habían pasado por aquí el presidente Mauricio Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti, todo el equipo económico -el secretario de Finanzas, Luis Caputo, varias veces por la negociación con los holdouts-, y mandatarios locales, como el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el de Tucumán, Juan Manzur, entre otros.

Vidal, líder de la principal provincia del país, era la funcionaria de mayor jerarquía que todavía no había viajado a Estados Unidos.

"Somos un mismo equipo representando a la Argentina", dijo, al hablar de las numerosas visitas.

Coment� la nota