El FMI quiere saber por dónde y cuándo ahorrará el Gobierno para pagarle

El FMI quiere saber por dónde y cuándo ahorrará el Gobierno para pagarle

La misión, que originalmente trabajará hasta el viernes extenderá su tarea hasta el miércoles próximo. En la cúpula del FMI se plantea incluso una revisión de lo actuado en la gestión de Lagarde.

Solamente el informe que Martín Guzmán brinde esta tarde en el Congreso sacará momentáneamente de los focos a la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que formalmente iniciará su tarea mañana para recopilar información dura del estado de la economía, tomar contacto con analistas y fuerzas políticas y económicas y continuar con los primeros pasos de la renegociación de vencimientos pendientes.

Luego del aval político de países clave recogido en la gira por Europa y del propio Donald Trump para no ser "un obstáculo", el Gobierno se propone revisar el acuerdo vigente con el organismo. En la cúpula del FMI se plantea incluso una revisión de lo actuado en la gestión de la antecesora de Georgieva, la francesa Christine Lagarde en la concesión con severas cláusulas de ajuste fiscal del stand-by de 2018.

La delegación del FMI estará presidida por el encargado del caso argentino, Luis Cubeddu, quien ya desempeñó ese cargo en 2002, cuando el gobierno nacional renegoció la deuda bajo la presidencia de Néstor Kirchner, con el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna.

También participará la directora adjunta del departamento Hemisferio Occidental, Julie Kozack. Con ambos funcionarios, el gobierno argentino viene manteniendo negociaciones desde enero. La última ronda cara a cara la protagonizaron ambos y la titular del organismo, la búlgara Kristalina Georgieva, y por el lado argentino el ministro de Economía, Martín Guzmán, en Roma, en paralelo a un seminario en el Vaticano.

Mirá tambiénResuelven que las mujeres presas tienen derecho las asignaciones

Tras reiterar la disposición del FMI a seguir acompañando a la Argentina, Georgieva dijo entonces que también se discutieron "las políticas en curso para resolver la crisis de la deuda soberana de forma sostenible". Luego de esas reuniones surgieron las opiniones desde La Habana de Cristina Kirchner acerca de que debería aplicarse una quita a la deuda contraída con el Fondo, hasta el momento, de u$s 44.000 millones bajo el actual programa de stand-by. Su argumento, al igual que el de gran parte del oficialismo, es que el préstamo pactado por la administración de Mauricio Macri sólo financió la fuga de capitales.

La misión, que originalmente trabajará hasta el viernes extenderá su tarea hasta el miércoles próximo. Y según comunicó oficialmente el lunes, se entrevistará con funcionarios de Economía, el BCRA y otras instituciones económicas oficiales.

El stand-by acordado en 2018 por u$s 57.100 millones, de los cuales fueron desembolsados u$s 44.000 millones recién debería comenzar a ser pagado en 2021. El Gobierno ya anunció que no estará en condiciones financieras para hacerlo sin sacar a la economía de la recesión.

En ese sentido, las discusiones con el organismo serán acerca de la continuación del programa. Se plantea si será una reformulación del actual stand-by o el planteo de un programa de facilidades extendidas (EEF por sus siglas en inglés), que consiste en préstamos voluminosos, a mayores plazos, sujetos al cumplimiento de metas de reformas estructurales.

El titular de Hemisferio Occidental del FMI, el mexicano Alejandro Werner, explicó a fines de enero que "la misión se enfocará en cooperar con las autoridades argentinas en términos de entender el marco de política económica y poder hacer nuestras proyecciones sobre el país, al entender mejor las medidas que se están tomando para mejorar la situación de la pobreza y reactivar la economía".

Comentá la nota