Paso o no Paso, esa es la cuestión

Paso o no Paso, esa es la cuestión

Faltan pocas semanas para el 12 de junio, día en que las distintas fuerzas deberán resolver su esquema de alianzas para enfrentar el intenso cronograma electoral. Diez días después se presentarán las listas de precandidatos y a menos de un mes de ese primer timeline electoral hay una duda que sobrevuela: habrá alguna Paso para dirimir candidatos o todas las fuerzas definirán las listas por consenso.

Por Mariano Suárez.

Mar del Plata no es la excepción de la convulsión nacional. Por el contrario: buena parte de lo que ocurra en la ciudad estará atado a las definiciones nacionales, que por estas horas se hacen desear.

Cambiemos, por caso, sigue con mucha atención la puja entre el macrismo y el radicalismo. La convención de la UCR resolvió mantenerse dentro de Cambiemos, más allá de las críticas que se escucharon en el encuentro. La definición, sin embargo, no fue precisa. Algunos quieren que Martín Lousteau compita en una Paso con Mauricio Macri. Otros pretenden que el presidente elija a un radical como compañero de fórmula. Están aquellos que insisten con que la gobernadora María Eugenia Vidal sea la candidata a presidenta y quienes pretenden abrirle la puerta al Peronismo Federal a la coalición.

De todo ese abanico de opciones, hay algunas más probables que otras. Pero ninguna certeza. Todo indica que Macri resistirá el Plan V que le piden desde diversos sectores (y que la propia Vidal rechaza). La Paso con Lousteau parece improbable: en el laboratorio electoral del Pro entienden –con razón- que permitir eso sería una señal de debilidad del presidente. ¿Se puede romper la fórmula Pro-Pro para meter un radical? ¿Puede existir un acercamiento con Alternativa Federal, de la mano de Schiaretti, Pichetto y Urtubey? Todo es posible.

Las repercusiones que pueda tener cualquier novedad nacional en Mar del Plata generan incertidumbre. Hoy por hoy, todavía siguen en carrera todos los precandidatos que se lanzaron: el propio intendente Carlos Arroyo, Guillermo Montenegro, Maximiliano Abad y Vilma Baragiola.

Con esa amplia oferta parece difícil que se llegue a una lista de unidad. Algunos no lo descartan y se aventuran a hacer apuestas: “Si hay unidad, hay dos candidatos posibles: Guillermo Montenegro o Maximiliano Abad”. Agregan, en esa línea, que tanto Arroyo como Baragiola, fuertemente resistidos en el Pro, tendrán que competir en una Paso para poder ser candidatos en octubre. No obstante, en las altas esferas del Pro trabajarán hasta último momento para contenerlos dentro de Cambiemos, sin que sean precandidatos a intendente.

En Unidad Ciudadana, donde hay más certezas a nivel nacional y provincial (aunque algunos aseguran que no está dicha la última palabra respecto a las fórmulas) parece que todos los caminos conducen a una lista única con Fernanda Raverta a la cabeza.

El exintendente Gustavo Pulti deslizó en las últimas horas que “lo más probable” es que se presente a las elecciones con la boleta de Acción Marplatense a la cabeza. Sabe que no es lo ideal y que los buenos números que exhibe en las encuestas se podrían potenciar en un armado nacional potente. Pero hasta el momento, las gestiones que realizó para competir en Unidad Ciudadana no arrojaron los resultados que él esperaba. Por eso, insiste que más allá de que no le abran la puerta allí, competirá igual.

Si en estos espacios todavía hay incertidumbre, en el Peronismo Federal y el lavagnismo la cosa es más compleja aún. Por lo pronto, Ariel Ciano se mantiene activo y sin abandonar su voluntad de competir por la Intendencia de General Pueyrredon. Pero está a la espera de las definiciones del líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

Por lo pronto, en las últimas horas, todos los referentes de Alternativa Federal ratificaron la voluntad de que el espacio elija a su candidato en una Paso. Y esperan que Roberto Lavagna abandone su postura férrea y acepte competir para definir quién será el candidato, aunque admiten que es poco probable.

El Peronismo Federal hoy está en disputa por las dos principales fuerzas. Mientras que desde el Pro buscan un acercamiento con Urtubey, Pichetto y Schiaretti, desde Unidad Ciudadana siguen intentando sumar a Massa.

Eso causa mucha incertidumbre en Mar del Plata, donde solo asoma Ciano para encabezar una lista. El lavagnismo, que lanzó una mesa variopinta, aún no se pronunció respecto de quién puede encabezar.

A medida que se acerca la fecha de cierre de listas la ansiedad se multiplica y las especulaciones están a la orden del día. Es que el escenario, todavía, está abierto.

Coment� la nota