Juntos por el Cambio extendió el rechazo a toda la reforma judicial del Gobierno

Juntos por el Cambio extendió el rechazo a toda la reforma judicial del Gobierno

Ya habían cerrado filas ayer contra la ampliación de la Corte Suprema. Hoy, la mayoría de los referentes criticó el anuncio presidencial con dureza. Los más cautos dijeron que “no es momento” de dar este debate.

Algunos referentes opositores se tomaron unas horas. Otros salieron a cuestionar con dureza el anuncio de la reforma judicial un rato después de que Alberto Fernández terminara su discurso. De acuerdo con las reacciones, la presentación en la Casa Rosada no varió demasiado el escenario. Los legisladores de Juntos por el Cambio se mostraron críticos, aun con diferentes matices, y el oficialismo tendrá un margen acotado para buscar apoyos en el Congreso. Desde el bloque de Consenso Federal dieron una primera señal favorable a la iniciativa del Gobierno.

El Presidente incluyó críticas a la gestión de Mauricio Macri en el área de Justicia. También remitió a un proyecto firmado por senadores opositores, entre otros Luis Naidenoff (UCR) y Humberto Schiavoni (PRO).

Las primeras declaraciones partieron de los actores más intransigentes de la coalición opositora. Más tarde parte del PRO eligió enfocar el rechazo en el momento inoportuno para discutir una reforma.

“Buscan la impunidad de Cristina Kirchner, quieren reeditar la Corte adicta de los 90 e ir al modelo Santa Cruz”, salieron con dureza en un comunicado un grupo de diputados radicales. “Alberto Fernández es el testaferro político de su vicepresidenta. Con la reforma judicial busca garantizar su impunidad”, aseguró el mendocino Luis Petri. El chubutense Gustavo Menna cuestionó la creación del Consejo Consultivo: “No tiene sentido convocar a una comisión para analizar algo probadamente degradante para las instituciones de la República".

Luego, algo más cauto, se pronunció el jefe del bloque Mario Negri: “Analizaremos con máximo rigor la reforma judicial, tal como lo hicimos en 2013 con aquel intento burdo de politización de la Justicia. Ese antecedente nos exige ser sumamente firmes en la defensa de la independencia de la Justicia”.

Cristian Ritondo, titular de la bancada del PRO, consideró que no se trata de una prioridad en medio de la pandemia y el desplome de la actividad. “La reforma judicial puede tratarse en otro momento, pero la economía y la seguridad no pueden esperar”, aseguró, sin un rechazo tajante: “Vamos a dar los debates que sean necesarios para mejorar el servicio de Justicia y de cualquier otra institución, pero siempre respetando los tiempos de la sociedad”. El traspaso a la Ciudad de la competencia de los delitos no federales cometidos en el distrito incidió en los matices. Horacio Rodríguez Larreta avala la transferencia, siempre que se concrete con los fondos.

Juntos por el Cambio ya se había pronunciado en contra de la eventual ampliación de la Corte y los jefes de los bloques parlamentarios rechazaron la invitación a participar del anuncio.

“Las instituciones no se cambian en cada gobierno. Una de las bases de la democracia es la estabilidad y la certeza de las leyes sobre las que generamos nuestro contrato social, que es la Constitución, y su interpretación, que es la Corte Suprema”, ratificó Patricia Bullrich -titular del PRO-, y advirtió sobre el nombramiento de jueces subrogantes por parte de la Cámara de Casación Nacional: “No sé si el Presidente se equivocó o es una decisión política. Esto implica que un tribunal sin competencia federal elija jueces federales, algo que ya fue denegado por la Corte”.

La Coalición Cívica también reaccionó con un fuerte rechazo. “No hay posibilidad de reforma judicial seria en este difícil contexto social y económico. Mucho menos cuando se pretende un plan de impunidad y quebrar el accionar de la independencia de la Justicia”, dijo Maximiliano Ferraro, y advirtió: “La cantidad de juzgados que se van a crear en el fuero federal con un sistema de subrogancias es muy preocupante y peligroso”.

Eduardo Bucca (interbloque federal) y José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo) asistieron a la presentación en la Casa Rosada. “No dudamos en acudir a la convocatoria. Podemos discutir si es un tema prioritario en esta circunstancia. También es cierto que el reclamo de una mejor Justicia es permanente por parte de la sociedad”, dijo Bucca. “Si la reforma está planteada en los términos que la expresó, es decir Justicia Penal federal con jueces nombrados con el trámite completo y el traspaso a CABA, estoy de acuerdo. Otras cuestiones tendremos que ver y consultar”, consideró Graciela Camaño.

Comentá la nota