Los intendentes que miran la batalla desde afuera, tranquilos: entre la eliminación y el abandono

Los intendentes que miran la batalla desde afuera, tranquilos: entre la eliminación y el abandono

De los doce jefes comunales que tuvieron rivales en las Primarias, sólo dos se quedaron afuera: Walter Festa, de Moreno y Aníbal Regueiro, de Presidente Perón. Otros nueves decidieron no presentarse en busca de un nuevo mandato, y tampoco lo hicieron para otro cargo electivo.

A pesar de las promesas previas de "cuidado" a los propios, cuatro intendentes de Juntos por el Cambio y siete del Frente de Todos tuvieron que superar las PASO para llegar como candidatos a las generales del domingo. Algunos la tuvieron sencilla. Pero dos peronistas mordieron el polvo de la derrota y tendrán que gobernar hasta diciembre sabiendo que no continuarán. Y por supuesto, vivirán los comicios sin nervio alguno. 

El caso más llamativo es el de Walter Festa, de Moreno. La victoria fue para la dirigente del Movimiento Evita, Mariel Fernández, que ahora va confiada a la caza de la intendencia. Por supuesto, el actual jefe comunal pasará un domingo entre la nostalgia y la bronca, es que cada vez falta menos para entregar el mando. 

Lo propio sucedió con el mandamás de Presidente Perón, Aníbal Regueiro, quien cayó ante la diputada provincial massista Blanca Cantero. De agosto a esta parte no lograron recomponer la relación y quien se alegra por eso, aunque no lo dice en público, es el macrista Guido Giana. De todos modos, teniendo en cuenta el porcentaje de votos que consiguió el Justicialismo en las PASO, lo más probable es que Cantero gobierne hasta 2023. 

Hasta acá, los dos jefes comunales que no estarán en la boleta el próximo domingo porque no lograron superar las Primarias. Pero hay otros que simplemente decidieron dar un paso al costado. Y estos no sólo no estarán en los cuartos oscuros en las generales, tampoco estuvieron en las PASO. Ni como candidatos a legisladores provinciales o nacionales, ni como candidatos a concejales. Nada. Abandonaron.

Uno de los primeros en anunciar su decisión fue el lujanense Oscar Luciani, que si bien se especuló con que podría aparecer como candidato a diputado por la Primera, no fue así. Simplemente se trató de una determinación personal, la cual fue anunciada por el propio alcalde un tiempo antes de que venza el plazo para la presentación de las listas.

"Este va a ser mi último año que voy a estar como intendente y que los voy a recibir. Lo he hecho estos ocho años. Pero por qué no podemos seguir compartiendo de alguna manera alguna mesa", decía Luciani en el marco del brindis por el Día del Periodista, y agregaba: "como soy vecino de Luján voy a seguir caminando estas calles y nos vamos a seguir encontrando. Esto es lo importante, somos todos vecinos, somos todos una gran familia".

También de la Primera sección y por una cuestión personal dio un paso al costado el massista Luis Andreotti, jefe comunal de San Fernando. En su lugar quedó su hijo, el diputado Juan Andreotti. Y el lugar de este para la Cámara baja quedó para la esposa de Andreotti, Alicia Aparicio.

Por su parte, el intendente de Exaltación de la Cruz, Adrián Sánchez, declinó su candidatura en favor de su Secretario de Gobierno, Diego Nanni, que tendrá que bancar la parada con la boleta vecinal de Defensa Comunal. Sánchez, al igual que Luciani y Andreotti, adujo razones personales para no volver a presentarse.

El berazateguense Patricio Mussi tampoco va por un nuevo mandato. Dijo que quiere descansar. En su lugar se presenta su padre, el histórico peronista, actualmente concejal, Juan José Mussi. “Yo no voy por ningún cargo, papá es el candidato del peronismo en estas elecciones que vienen”, afirmaba tiempo atrás Mussi hijo en una entrevista concedida a este medio.

Por su parte, Aníbal Loubet, de General Guido, quien lleva 28 años al frente de la Comuna, decidió dejar sin pedir nada a cambio. Su puesto de candidato se lo quedó el edil radical Eduardo Cámara, que perdió en las Primarias ante el también boina blanca Walter Arias. Renovación, cuestiones personales, adujo.  Algo similar ocurre con Ramón Canosa, de Las Flores, que le dejó el lugar de candidato al actual edil Federico Alejandro.

Aníbal Loubet

En tanto, el radical Roberto "Pachi" Palacio, que en la previa dudaba, finalmente se inclinó por el "no", a pesar que se termina en diciembre es su primer mandato. El candidato a sucederlo por el lado del oficialismo (Juntos por el Cambio) es el Lilito Alberto Fernández, quien venció el 11 de agosto al radical Pedro Rodríguez. En la vereda de enfrente, por el Frente de Todos, el experimentado Ricardo Móccero.

Otro de los casos se da en Cañuelas. La actual Jefa de Gabinete Marisa Fassi es la candidata a intendente del oficialismo, luego que Gustavo Arrieta decidiera no ir por la reelección. Todo indica que el jefe comunal no se quedaría con las manos vacías, y ya hay quienes lo ubican en algún ministerio o secretaría provincial o nacional. También se menciona la posibilidad de un enroque con Fassi, por lo que podría pasar a ocupar la jefatura de gabinete. 

Los últimos dos casos son de dos intendentes que actualmente se encuentran en uso de licencia. El primero es Juan Carlos Veramendi, de General Paz, quien decidió no volver a presentarse y cederle la responsabilidad al hoy mandamás interino, Juan Manuel Álvarez. En tanto, el otro caso es el del diputado provincial Julio Pereyra (PJ Unidad y Renovación), que no interrumpirá su mandato como legislador y quien irá por la Comuna varelense será el interino, Andrés Watson.

Coment� la nota