Los heridos de la Quinta

Los heridos de la Quinta

Estrategias de contención en la sección para los lastimados tras las PASO. Sufragios que el oficialismo debe atesorar. Los objetivos de la UCR y el FpV.

Para la terapia

Scioli se disgustó por los resultados en General Pueyrredón. Aunque sacó mas que Gustavo Pulti, quien desde su Frente Marplatense tuvo la exclusividad de la boleta del FpV en las otras categorías, el candidato presidencial pretendía más de ese distrito y de toda la sección. Hay bronca también con los intendentes y con los De Jesús (padre e hijo) por la campaña. En rigor, los alcaldes siguen molestos por cómo se conformó la nómina legislativa. No defendieron, y difícilmente defiendan, esa boleta que los dejó afuera. Buscan contención el diputado con mandato a vencer Juan de Jesús y Alberto Gelené, intendente de Las Flores que quedó séptimo en la nómina.

Derrotados, pero con bonos

Los perdidosos en las Primarias Simón Barraza (Dolores); Alejandra Carli, Adrián Oliver y Carlos Molina (Gral. Alvarado); Rodolfo Córdoba (La Costa); Eduardo Gallastegui y Hebe Febles (Monte); Jorge Dhan (Las Flores) y Juan Ocampo (Pinamar) acumulan unos 16.000 votos, que el oficialismo debe atesorar. En Necochea, aunque el FpV junte más de 14.000 sufragios que obtuvo en las PASO con Mario Goicoechea (ganador), Horacio Tellechea y José Luis Vidal, igual pone en riesgo el municipio. La unidad entre los tres sectores aparece primordial.

Con pronóstico reservado

Cristian Popovich (Gral. Madariaga) no tuvo internas, pero su continuidad quedó en duda. Un caso similar es el de Juan Carlos Veramendi (Gral. Paz). Diana Argüello (Lobería) precisa que Pifano y Sarragaicochea encaminen hacia ella los 2.327 sufragios que sacaron en las PASO, y aun así está en problemas. Los tres jugaron a full con Julián Domínguez, y si se quedan sin Comuna deberán buscar refugio en Scioli. El caso de Pedro Elizalde (Pinamar) tiene la particularidad de que ganó ajustado la interna y ahora puede perder con Cambiemos, pero sería rescatado rápido por el sciolismo. En tanto, además de estar complicado para retener el distrito, el randazzista Jorge Eijo (General Belgrano) se queda sin padrino político con juego, al igual que el diputado hasta diciembre Germán Cestona.

Con el alta pero monitoreado

El ultra radical intendente de Tandil, Miguel Lunghi, dijo que va a ser orgánico al partido y acompañará la candidatura de Macri, más allá de haberse mostrado reticente al acuerdo con el PRO. De todos modos, en el macrismo lo miran con celo. Es que la interna local entre Lunghi y Claudio Ersinger (PRO) sumaron 10.000 votos más que los tres candidatos presidenciales de Cambiemos. Más aún: Lunghi cosechó casi 4.000 más que Macri, Sanz y Carrió juntos (34.420 a 30.526). En tanto Scioli, con quien el jefe comunal siempre tuvo buena relación, se llevó 6.319 sufragios más que Pablo Bossio, el candidato local del FpV.

Paños fríos para Vilma

En la sección donde el espacio tuvo uno de los mayores éxitos, ahora el principal desafío es enderezar hacia Carlos Arroyo

y, por ende, hacia toda la boleta de Cambiemos, los 66.000 votos que Vilma Baragiola (UCR) obtuvo en las Primarias de General Pueyrredón. La dirigente nunca estuvo del todo conforme con cómo se desarrolló el proceso, y tampoco pudo colar en la lista seccional, donde el radicalismo tiene ahora mucho por defender tras el resultado de las Primarias.

Un síntoma preocupante

La UCR está a punto de perder la emblemática Chascomús; y necesita retener los 6.000 votos de los tres candidatos (Gustavo López -ganador-, Jorge Brucetta y Adolfo Aldabe) e incluso conseguir más adhesiones para evitar el batacazo. En otro orden, Silvio Vitarella (Dolores); Javier Carballo, Luis Gurriere y Saúl Trejo (Gral. Alvarado); Leonardo Ruggiero, Gonzalo Diez y Roberto Glen (Necochea); Mauricio Esponda (Rauch) y Lucas Ventoso y Fernando Avila (Pinamar) quedaron marginados por las PASO, pero el 9 de agosto se llevaron unos 23.000 votos.

Coment� la nota