Exclusivo: Alberto corrige la reforma judicial para saldar las diferencias con el kirchnerismo

Exclusivo: Alberto corrige la reforma judicial para saldar las diferencias con el kirchnerismo

El proyecto de Beliz elevaba a 54 los juzgados federales de Comodoro Py y no convence al Instituto Patria. El Presidente lo tomó este sábado y lo corrige personalmente. Planea enviarlo al Senado el martes.

Alberto Fernández pidió este sábado que le giren el proyecto de reforma judicial que tiene por objetivo diluir el poder de los 12 juzgados federales de Comodoro Py, que actúan en las causas por corrupción de los Gobiernos. 

Ante el malestar del kirchnerismo con los ejes de la reformar que habían trascendido, el presidente decidió corregir personalmente la iniciativa y planea enviarla al Congreso este martes, para que ingrese por el Senado, que conduce con mano de hierro Cristina Kirchner. 

El proyecto había sido escrito por Gustavo Béliz, secretario de asuntos estratégicos y asesor full time del presidente, con el asesoramiento del fiscal José María Campagnolli, enfrentado a Cristina Kirchner en los últimos años de su Gobierno.

El trabajo no era otra cosa que un remix de la iniciativa que ambos desarrollaron durante el gobierno de Néstor Kirchner, cuando Béliz fue ministro de Justicia y Campagnoli lo acompañó en la gestión junto a un grupo de fiscales conocidos como "Los Centauros". Básicamente en su corazón contempla la "federalización" de los juzgados de instrucción penal de la Ciudad vacantes, que hoy rondan los treinta.

Se suma a eso el pase a Comodoro Py de los doce juzgados federales en lo penal económico, lo que elevaba en el nuevo diseño a 54 los juzgados con competencia para intervenir en las causas de corrupción.

El asesor presidencial Gustavo Beliz.

Pero la idea no es bien recibida por el kirchnerismo, cuyos referentes judiciales no creen conveniente multiplicar las oficinas del barrio de Retiro cuando sus principales magistrados se están yendo y nadie sabe bien cómo actuarán los que lleguen. En el kirchnerismo no entienden cómo es posible que el diseño de la estructura jurídica del país quede en manos de alguien que no pisa el país hace 15 años y hasta podría volver a Washington si es elegido presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

"¿Si la política quedó de rehén de 12 jueces de Comodoro Py, porqué vamos a estar mejor con 54? El escenario cambió: somos Gobierno, no entendemos por qué hay que nombrar tantos magistrados que pueden convertirse en estrellas", se preguntan en el kirchnerismo.

Sostienen que es preferible acelerar los demorados concursos del Consejo de la Magistratura para ir cubriendo con jueces afines los tribunales vacíos y esperar que la aplicación del sistema acusatorio, que se está implementando de forma gradual, le sume poder a los fiscales. 

En Comodoro Py a nivel de instrucción, sobre un total de doce juzgados hay tres vacantes actuales que podrían elevarse a cinco. Y a nivel de la Cámara Federal hay dos vacantes que podrían elevarse a cuatro si finalmente se desplaza a los camaristas Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, que arribaron a ese tribunal impulsados por Macri y por medio de un desplazamiento de juzgados que para el kirchnerismo es irregular y podría revertirse.

En primera instancia de Comodoro Py estan vacantes los juzgados Claudio Bonadío que falleció; Sergio Torres que pasó a ocupar un asiento en la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires y eventualmente de Daniel Rafecas quien podría encabezar la Procuración General de la Nación. Se esperan además las jubilaciones de Rodolfo Canicoba Corral y  María Servini de Cubría, quienes ya tienen cumplida la edad para retirarse. 

Además, la reciente reforma de las jubilaciones de los jueces generó una avalancha de pedidos de jubilaciones que ya empezaron a impactar en los distintos Tribunales Orales Federales (TOF) que tienen a su cargo las causas de corrupción del kirchnerismo. Por caso, la causa contra Julio de Vido y Ricardo Jaime por la compara de material ferroviarrio inutilizable quedó sin dos de los tres jueces del tribunal.

Son todas vacantes que el kirchnerismo cree que pueden favorecer una "depuración" de Comodoro Py en los hechos, sin arriesgarse al albur de elevar a 54 los juzgados que intervengan en causas de corrupción.

Es por eso que Alberto tomó la iniciativa y ahora plantea volver a la idea original, que en su momento anticipó en exclusiva LPO, de elevar a 36 los juzgados federales de Comodoro Py. Manteniendo los 12 actuales, sumando 12 del fuero penal económico y agregando sólo 12 de los vacantes en la Ciudad. Aunque la discusión sigue abierta y ahora se despliega en el despacho del Presidente. 

Comentá la nota