Duro pase de factura entre Solá y el intendente Eseverri

Duro pase de factura entre Solá y el intendente Eseverri

En el marco de la crisis que produjo la fuga de dirigentes del massismo, el ex gobernador bonaerense acusó a los que dejaron el FR de "mamarrachos morales".

La fuga masiva de dirigentes desde el massismo hacia el Frente para la Victoria y el PRO dejó heridas que todavía no cicatrizaron. Felipe Solá, dirigente del Frente Renovador, embistió contra sus ex compañeros que partieron en busca de mejores horizontes y los tildó de "mamarrachos morales". José Eseverri, uno de los últimos en dejar la fuerza que triunfó en las legislativas bonaerenses de 2013 dijo no entender las críticas del otrora gobernador, quien señaló que el intendente de Olavarría tiene "actitudes tiránicas en su distrito".

El Frente Renovador no tiene paz. Según consignó Tiempo Argentino, después de semanas de especulaciones y de fugas masivas de dirigentes, Sergio Massa confirmó su postulación para las elecciones presidenciales, pero aún quedan cuentas pendientes con los que abandonaron el espacio. Solá, una de las patrullas perdidas del massismo, atacó a los fugitivos que recalaron en el macrismo y el kirchnerismo y criticó al oficialismo. "En el FPV hay pureza cero, electoralmente se transforma y agarra todo. Para gobernar se vuelven dogmáticos", aseveró el legislador nacional.

Los dirigentes se comprometieron a trabajar en conjunto para llevar al triunfo a la lista de unidad que se está conformando y aseguraron que no existe ninguna división interna.

"Sólo (Gabriel) Katopodis es respetable, el resto son traidores, mamarrachos morales", se despachó el diputado. "Siempre dijo lo que pensaba y ha sido muy respetado en la campaña, es una persona muy callada, noble y trabajador. No se lo puede culpar", aseguró sobre el intendente de San Martín. Quien se llevó la peor parte fue el alcalde de Olavarría: en una entrevista con la emisión El fin de la metáfora de Nacional Rock, Solá aseguró que "Eseverri planteaba castigos muy duros para (Jesús) Cariglino", al tiempo que le recomendó al kirchnerismo tener "mucho cuidado" con el mandatario comunal de Olavarría. "Era el jefe de la pureza y tiene actitudes tiránicas en su distrito, lo que hizo me parece espantoso", caracterizó el ex Secretario de Agricultura y Pesca menemista.

Eseverri recogió el guante. "Yo estoy grande para elegir quién me conduce, y que me conduzca Mauricio Macri no lo voy a aceptar", respondió el intendente que a principios de mes, poco antes de dejar el Frente Renovador, se fotografió junto al referente camporista Eduardo de Pedro en una visita a la Casa Rosada. "Uno puede buscar acuerdo con hombres de otros orígenes pero quién te conduce es clave. En la conducción del FPV hay dirigentes que han sido parte central del proceso de transformación de la Argentina y sé dónde tengo que estar", completó. 

Eseverri decidió su partida del massismo cuando los esfuerzos del Frente Renovador por confluir en una gran interna con el PRO y la UCR se hicieron cada vez más significativos. El mandatario comunal expresó su rechazo a los dichos de Solá. "Esto de caerle tan brutalmente a los compañeros que transitamos en el Frente Renovador no lo entiendo", comentó.

El intendente de Olavarría también analizó el escenario presidencial. "Más allá de que adopte un discurso crítico a Mauricio Macri, la candidatura de Massa favorece claramente a Macri y perjudica al FPV, restando algunos votos de origen peronista", explicó.

MÁXIMO KIRCHNER

Eseverri también analizó la posible postulación del líder de La Cámpora. "Lo que ha hecho Máximo fue responderle a todo el arco político que intentó menospreciarlo como dirigente político durante los últimos años. Se instaló como conductor, como el único espacio joven que hay en la política argentina", opinó. "No descartaría que fuera candidato en Santa Cruz o en la provincia de Buenos Aires. Es bueno para la política que haya dirigentes de la generación de él que ocupen lugares relevantes", aseguró el jefe comunal.

Unidad K para disputar con Giustozzi

A una semana del cierre de las listas, los dirigentes del Frente para la Victoria (FPV) de Almirante Brown sellaron la unidad avalada por la Casa Rosada para enfrentar al giustozzismo en las PASO del 9 de agosto. 

Las estructuras de los cinco precandidatos a intendente del FPV, José Lepere (La Cámpora), Mariano San Pedro (randazzismo), María Rosa Martínez (Kolina); Daniela Bambill (La Corriente Nacional de la Militancia) y Mariano Cascallares (sciolismo-kirchnerismo), convergerán en una sola lista.

Todos los referentes kirchneristas se mostraron juntos en el Punto de Aliento que se montó en el Club Social y Deportivo Villa Calzada antes del debut de la Selección Argentina en la Copa América. Allí entre los gritos de apoyo al equipo nacional y las banderas argentinas flameando, una imagen arriba del escenario y frente a cientos de vecinos y militantes selló la unidad.

De la foto también participaron el presidente del PJ local, Juan Fabiani, el funcionario randazzista Martín Arias Duval, el concejal Ignacio Villaronga del Proyecto Nacional (Mariotto), el Grupo San Martín, el Movimiento Evita, el Frente Transversal, Peronismo Militante, La Juan Domingo, Unidos y Organizados, la CTA y la CGT.

Los dirigentes se comprometieron a trabajar en conjunto para llevar al triunfo a la lista de unidad que se está conformando y aseguraron que no existe ninguna división interna.

Un afiche para marcar pertenencia

El precandidato a presidente por el FPV, Daniel Scioli, lanzará desde hoy en las calles de las principales ciudades del país un nuevo modelo de afiche que, con el escudo del Partido Justicialista (PJ) y el sello del FPV, lo muestra junto a la presidenta Cristina Fernández con el texto "Para la Victoria" sobre fondo azul, con letras blancas y una línea naranja."Ni la presidenta ni Daniel necesitan presentación, de ahí que no aparezcan nombres propios", explicaron cerca de Scioli.

Comentá la nota