Clima caldeado, ¿veto en puerta? y decreto polémico

Clima caldeado, ¿veto en puerta? y decreto polémico

“Salgan a despegarse”. Vilma Baragiola quedó en el centro de la tormenta luego de que con su voto el Concejo Deliberante declarara la emergencia en infraestructura escolar en General Pueyrredon, un proyecto impulsado por Unidad Ciudadana en contra de la situación edilicia de las escuelas provinciales y municipales.

Cuando confirmó su acompañamiento a la declaración de emergencia fue casi como lanzar un misil teledirigido de la Gobernación. Los teléfonos ardían. “¿Cómo que se aprobó la emergencia? ¿Baragiola la votó? Salgan a despegarse”, fue una de las tantas órdenes que llegaban desde la calle 6 de la capital provincial donde no podían acreditar lo que leían.

“La verdad que ni la gente que está cerca de ella entiendo por qué lo hizo”, confió un hombre del radicalismo.

Cara de pocos amigos

Este jueves al mediodía la gobernadora María Eugenia Vidal llegó a Mar del Plata para encabezar el retiro espiritual en Chapadmalal junto a sus funcionarios. Además, como ya tenía previsto, lanzó el Laboratorio Audiovisual que se podrá estudiar en la ciudad. Todas las miradas estaban puestas en lo que podría llegar a decir en diálogo con la prensa, luego del revés que significó la emergencia el mismo día en que prácticamente quedó sellado un acuerdo con los docentes.

“No está previsto que tenga contacto con la prensa”, anticiparon los voceros de Vidal. Y así fue: la mandataria ingresó por la parte trasera del Museo MAR, dio un discurso de 7,18 minutos y se retiró por el mismo lugar que llegó. Evitó cruzarse con la prensa, más allá de que todos en su entorno reconocían que estaba furioso por lo que ocurrió en el HCD.

Durante la presentación en el Museo MAR estuvieron el intendente Carlos Arroyo, el diputado nacional Guillermo Montenegro, el legislador provincial Maxi Abad y también la concejal Vilma Baragiola. Ninguno formó parte de la presentación que dio Vidal junto al ganador del Oscar Juan José Campanella.

En medio de los cuestionamientos, Baragiola llegó cabizbaja y con cara de pocos amigos. 0223 intentó charlar con ella acerca de su visión de lo que había ocurrido el miércoles en la sesión especial en el Concejo Deliberante, en la que fue clave para aprobar la emergencia en infraestructura escolar. “No es el momento”, se excusó su secretario privado.

Fuera de la foto

Pero la cosa no terminó allí. Después del acto de Vidal, siguió la conferencia que brindó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich en la sede de la Policía Federal en la Escollera Norte, en el marco del operativo Poseidón.

Hasta allí llegaron Arroyo, Montenegro y Abad para acompañar a la titular de la cartera de seguridad. Baragiola, en cambio, se fue a la sesión del Concejo Deliberante (la cuarta en menos de una semana). Esta vez, a diferencia de lo que se vivió el miércoles, la jefa de la bancada radical prácticamente no dijo una palabra.

Su participación en la sesión ordinaria le sirvió de excusa. Expresamente, desde el gobierno provincial resolvieron que ella sea la única de los precandidatos de Cambiemos que no estuviera presente en la conferencia. Y la foto fue todo un mensaje del clima que se vive con la exsecretaria de Desarrollo Social.

¿Se viene el veto?

Por estas horas, en el entorno del jefe comunal analizan la posibilidad de vetar esa ordenanza. Tanto el secretario de Educación Luis Distéfanocomo la presidenta del Consejo Escolar Sofía Badie salieron a cuestionar duramente la decisión del Concejo Deliberante y advirtieron que se trata de una medida más vinculada a la campaña electoral que a la realidad educativa. Si bien nadie en Cambiemos desconoce las falencias que tienen los edificios educativos provinciales y municipales), pero también remarcan que el nivel de inversión “es inédito”.

De concretarse la decisión, para el jefe comunal tendría doble beneficio: por un lado se diferenciaría de Baragiola con quien viene enfrentado desde hace tiempo y por otro sería un gesto de acercamiento hacia la gobernadora Vidal.

Barrio por barrio

Con la meta de recorrer todos los barrios de Mar del Plata, el diputado provincial Maxi Abad inició una campaña a través de la cual busca conocer la vida y las particularidades de cada barrio de la ciudad. Uno de los primeros destinos fue el Puerto, un emblema de la ciudad. Allí charló con vecinos de la zona, estibadores y empresarios, entre otros.

Pero el jefe de la bancada de Cambiemos no se queda solo en la caminata y la charla. Por eso decidió llevar al club Talleres, en el corazón del Puerto, una clínica de Futsal con un jugador profesional y hoy cerró esta actividad con un show de Gladys Florimonte.

Mar, café e internas del HCD

El que aprovechó la llegada a Mar del Plata para adentrarse en la realidad política local, especialmente en las idas y venidas del Concejo Deliberante, fue el secretario general de la Gobernación, Joaquín De la Torre.

El funcionario de Vidal que supo ser uno de los enviados para coordinar la política de Mar del Plata estuvo en un café de la zona de La Perla junto a sus dos hombres de confianza en la ciudad: el senador Lucas Fiorini y el concejal Alejandro Carrancio.

La declaración de emergencia en infraestructura escolar puso en la mira el desempeño del Concejo Deliberante en Mar del Plata pero la falta de acuerdos y las decisiones rayanas con lo inexplicable vienen de antes. Por eso, el exintendente de San Miguel charló de manera distendida con los dos dirigentes para entender qué es lo que pasa en el cuerpo legislativo.

Repasaron la sesión en la que se le renovó el mandato a Guillermo Sáenz Saralegui como presidente del cuerpo que dejó relegado a Carrancio, el hombre propuesto por el arroyismo. “Ahí también el radicalismo jugó la suya”, se escuchó de una mesa cercana. El tráfico sobre la avenida Libertad hizo difícil oír cómo siguió la charla, pero estuvieron un rato largo, así que De la Torre tendrá un largo reporte para la mandataria provincial.

Las grietas se agrandan

Los ecos de la reunión que mantuvieron varios funcionarios del gabinete de Carlos Arroyo con Guillermo Montenegro todavía resuenan. Desde el entorno del diputado nacional lo tomaron como una muestra de acercamiento de los funcionarios del Pro que forman parte del gabinete. “Es un respaldo a nuestra postulación. Muchos vienen trabajando con nosotros”, deslizaron.

Además, analizaron que del lado del baragiolismo quedaron los dos secretarios radicales Alejandro Vicente y Guillermo De Paz. “Después hay un grupo reducido de funcionarios que se mantienen fieles a Arroyo”, analizaron.

En el arroyismo más duro a algunos no les cayó para nada bien que varios funcionarios se mostraran con el legislador nacional. “Se están apurando, todavía falta mucho”, dispararon. Arroyo, por ahora, no se pronunció al respecto pero las grietas en su gabinete cada vez se profundizan más.

Decreto polémico contra la construcción

0223 reveló un polémico decreto que firmó el intendente Carlos Arroyo para que se controle que los bolsones con materiales de construcción no puedan permanecer más de 24 horas en la vereda o la calle. A quienes incumplan la ordenanza se les podrán aplicar multas de hasta un millón de pesos.

“¿Cómo es esa norma? ¿Ya está vigente?”, consultó, preocupado, un empresario de la construcción de Mar del Plata que se enteró a través del diario de esta nueva normativa.

Ante la consulta de 0223, desde el municipio aseguraban que la decisión la había tomado exclusivamente el intendente Arroyo. “La verdad es difícil de llevarlo a la práctica”, reconocieron desde el entorno del jefe comunal.

Coment� la nota