Candidatos bonaerenses se meten en una nueva grieta: acuerdo sí vs. acuerdo no

Candidatos bonaerenses se meten en una nueva grieta: acuerdo sí vs. acuerdo no

El oficialismo inunda las redes con loas hacia el entendimiento entre el Mercosur y la Unión Europea para fomentar el intercambio de bienes. En tanto, la oposición alerta sobre los riesgos para la producción nacional. La política comercial divide opiniones y llegó hasta los municipios.

La provincia de Buenos Aires es caja de resonancia de las polémicas que surgen a nivel nacional, más aún cuando el principal distrito del país tiene una importancia vital para las aspiraciones de las dos grandes formaciones que disputarán la próximas elecciones.

En las últimas horas, la disputa incluyó un tema de política internacional, como el acuerdo (para algunos apenas una carta de intenciones, sin muchas precisiones) que firmaron el Mercosur y la Unión Europea para eliminar aranceles a importaciones y exportaciones.

En línea con el discurso que inundó los medios y las redes sociales, el oficialismo desparramó loas al entendimiento, que lleva más de dos décadas negociándose, en un intento de mejorar mediáticamente la alicaída imagen del presidente Mauricio Macri.

Así, la gobernadora María Eugenia Vidal, consideró que el acuerdo sellado en Bruselas es "histórico", y significa  "más mercados para los productos argentinos que generan un país y una Provincia cada vez más integrados al mundo".

"Felicitaciones a @mauriciomacri @JorgeFaurie y todo el equipo por lograr este histórico acuerdo que beneficia a todos los argentinos", escribió en su cuenta de Twitter, añadiendo que "para los productores bonaerenses es más empleo y más crecimiento: pesca, carnes, cueros, plásticos, y muchas áreas más".

Su principal rival en los comicios de este año, Axel Kicillof (Frente de Todos), hizo una evaluación diametralmente opuesta.  En su perfil de la red social del pajarito retuiteó declaraciones del ex secretario de Relaciones Económicas, Carlos Bianco, quien aseguró que "no hay ningún beneficio para la Argentina en este acuerdo. Ninguno. Cero. Es como el tratado Roca-Runciman de 1933 pero sin la carne", calificando el acuerdo como "una tragedia".

La polémica derramó hacia los municipios provinciales, donde varios intendentes oficialistas se alinearon con el discurso oficial, que celebra esperanzado el pacto Sudamérica-Europa.

Entre ellos, el jefe comunal de La Plata, Julio Garro, quien aseguró que "esta es una gran noticia para el desarrollo de la regió", explicando que contamos con uno de los cordones verdes más importantes del país e industrias del conocimiento y tecnología en plena expansión".

Por su parte, el jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti, compartió el audio difundido por el presidente Mauricio Macri, en el que el canciller Jorge Faurie le avisaba la confirmación del acuerdo entre los dos bloques, comentando que se encontraba "emocionado por éste logro que a los argentinos nos va a traer prosperidad".

También se sumó Gustavo Posse, alcalde de San Isidro, quien se refirió al hecho como una "excelente noticia", y analizó que "será el acuerdo más importante en la historia del Mercosur y uno de los más grandes que haya firmado la UE, al crear un mercado total de 770 millones de consumidores. Nos hará más competitivos e integrados al mundo".

Desde el peronismo se oyeron voces críticas como las de Máximo Kirchner, líder de La Cámpora y precandidato a diputado nacional, quien expresó que se trata de una "avivada de los europeos".

“La UE es un poderoso bloque que elige sus representantes en elecciones y aquí el gobierno de Macri ha suspendido las elecciones de los representantes en el Parlasur. Estamos yendo debilitados y a ciegas a un acuerdo que será muy difícil que modifique las condiciones del trabajo en la Argentina. Porque los trabajadores argentinos no solo quieren trabajar para poder pagar la luz, el gas y el agua, sino también para vivir más dignamente, cambiar el auto e irse de vacaciones”, añadió el legislador nacional.

En tanto, Juan Zabaleta, alcalde de Hurlingham, ironizó sobre la emoción del canciller Jorge Faurie al comunicar la rúbrica del tratado: "¿Lloró el Canciller? ¿Por un acuerdo que baja a 0 los aranceles en el 90% de los productos importados desde la UE? ¿Donde además vendemos productos primarios y ellos elaborados? Es el tiro de gracia a la Industria Argentina. ¡Los que lloran son los laburantes y las PyMES!", escribió en su cuenta tuitera

Por su parte, el jefe comunal de San Antonio de Areco, Francisco "Paco" Durañona, aseguró en las redes que "ya no solo entregamos la producción láctea a un monopolio para que nuestros niños y niñas cada vez accedan meno a un alimento fundamental como la leche y sus derivados. Ahora celebramos entregarle la producción y suministro a la Unión Europea".

Junto con el rechazo manifestado por el PJ Nacional, el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, adelantó que "si tenemos que revisar los acuerdos que Macri está firmando por el mundo lo vamos a hacer", evaluando que "no me asusta la firma de un acuerdo con la Unión Europea, lo que sí me asusta es que ese acuerdo nos castigue más de lo que nos han castigado".

Coment� la nota