Los radicales se despegan de Macri y se pone en duda la continuidad de Cambiemos

Los radicales se despegan de Macri y se pone en duda la continuidad de Cambiemos

Cornejo marcó distancia del Presidente y dijo que nunca los participó de las decisiones. En Diputados ya piden debatir el presupuesto después de las elecciones.

Ni lentos ni perezosos, los radicales empezaron a despegarse de Mauricio Macri tras su derrota en las PASO y ya se pone en duda la continuidad de la alianza con el PRO, sobre todo si se confirma en octubre el triunfo del peronismo.

El paso más evidente lo dio nada menos que el presidente del partido a nivel nacional y gobernador más poderoso de la UCR, Alfredo Cornejo, que salió a dejar muy en claro con sus declaraciones que "nunca función la coalición" que llevó a Macri al gobierno.

En una de las entrevistas que dio en las últimas horas, Cornejo dijo que no es parte del Gobierno y pidió que no lo hagan responsables de las decisiones de Macri, además de pedir que se acuerde "una gobernabilidad económica" con Alberto Fernández para los últimos cuatro meses del gobierno.

"Yo no soy miembro del gobierno, yo soy gobernador de Mendoza. No tengo ninguna influencia sobre el gobierno", dijo el radical en una muy tensa entrevista con Antonio Laje en América. "Yo doy mi opinión, no emito los decretos, no me hagan cargo a mí", agregó.

El mendocino remarcó que junto con Gerardo Morales siempre le marcaron las diferencias al gobierno, pero sugirió que no fueron escuchados en temas clave como el desdoblamiento de las elecciones en la provincia de Buenos Aires. "La historia de estos tres años y pico es que la mayoría de las decisiones las tomó en soledad el Presidente", dejó claro.

Catarsis de Cambiemos en el Congreso por la derrota en las primarias

Los dichos de Cornejo no fueron los únicos de un radical para marcar distancia. En la reunión del gabinete del miércoles Mario Negri, uno de los más cercanos a Marcos Peña, sugirió que la coalición debe poner la mira en otras cosas que se dirimen en la elección de octubre, más allá del futuro de Macri. "Hay muchas cosas en juego, además de la presidencia: organismos de control y el equilibrio parlamentario", señaló.

Otro hecho que no pasó desapercibido fue el pedido de un diputado de la UCR para que el Presupuesto 2020 se trate después de las elecciones de octubre, cuando todo indica que ya estará en marcha la transición que reclama Cornejo y con mayor influencia de Alberto Fernández.

"Es prudente que lo podamos tratar y aprobar a posteriori de las elecciones generales", afirmó el misionero Luis Pastori, que es secretario de la Comisión de Presupuesto y Hacienda y pieza importante en la discusión. "El presupuesto es una discusión que debe estar al margen de las disputas electorales porque es una herramienta fundamental para administrar el país. Se da en el contexto de un cambio de Gobierno en donde las urnas van a ratificar la continuidad del presidente Macri o eventualmente el cambio", le dijo a Ámbito. 

Coment� la nota